Cretácico medio, una época singular

Hace 100 millones de años en el Cretácico medio, la Tierra pasa a través de un período determinado. Merece la pena mencionar el clima y la geografía de nuestro planeta en este momento de su historia.

En el “Cretácico medio“, la vida en el mar y en la tierra tiene una mezcla de formas extrañas, con rara apariencia, algunas extintas y otras con comportamientos propios de especias modernas.

A mediados del Cretácico, la actividad volcánica genera enormes placas basálticas oceánicas, en particular en el Océano Pacífico. En relación con estos hechos, la tasa de la atmósfera de dióxido de carbono se eleva y causa un efecto invernadero, las temperaturas promedio del aire y el océano han sido raramente igualada en la historia de la vida en la Tierra.

La situación climática en el “Cretácico medio”

Las estimaciones, calculadas a partir de mediciones de la composición isotópica del oxígeno atrapado en el esmalte de los dientes fósiles, muestran que la temperatura media del agua del mar puede superar los 30° C.

Los polos no están cubiertos por el hielo, el gradiente térmico entre el ecuador y los polos es mucho menos importante que en la actualidad y el nivel del mar, es particularmente elevado causando inundaciones extensas zonas del interior.

Mapa del mundo del “Cretácico”

La tectónica de placas y el alto nivel de los mares caracterizan al Cenomaniano, el período “Cretácico” (en realidad la base del Cretácico Superior), se extiende desde 100 hasta 94 millones de años dibujando un mapa del mundo muy diferente de lo que hoy conocemos: el Atlántico Central ya está abierto, mientras que el Atlántico Sur acaba de comenzar su apertura, la India sigue siendo una isla cerca de África y la Antártida, y Australia forma parte del continente.

Mapa paleogeográfico del Cenomaniano o Cretácico Medio- Turoniano, hace 94 millones de años. © DR

Los mares epicontinentales comienzan a invadir el norte de África y América del Norte. Un poco más tarde, los mares atravesarán de lado a lado los continentes.

Las especies marinas en el “Cretácico medio”

En los mares, la mayoría de especies de invertebrados que pertenecen a grupos persisten en la actualidad y sólo algunos detalles anatómicos pueden distinguir las especies del Cretácico de las especies modernas. Entre las excepciones están los ammonites, moluscos en general, conchas de caracol y rudistas, bivalvos en forma de conos que podían formar arrecifes. Estos dos grupos desaparecieron al final del Cretácico.

Entre los vertebrados marinos, se encuentran tiburones y peces óseos, una mezcla de las familias actuales y extintas, pero el aspecto general de estos animales está cerca de las formas actuales.

piccet, pez de los teleósteos descubierto en el actual Líbano

<em>Aipichthys minor</em> (Pictet, 1850) pez de los teleósteos Tethyan Cenomaniano. Ubicación: Hjoula Liban Tamaño: 45 x 42 mm. © Didier Descouens Creative Commons License

Las especies terrestres en el “Cretácico”

Dentro de los reptiles podemos encontrarnos con especies que ahora parecen extraña. Destacan los ictiosaurios, reptiles que se parece a un pez, plesiosaurios y pliosaurios, lagartos mosasaurios cuyas primeras extinciones ocurren a finales del Cretácico con las grandes serpientes marinas.

Al igual que en los invertebrados marinos, los animales terrestres del Cretácico medio no sorprenderían en su conjunto al ojo humano. Varios grupos de insectos se han diversificado de la mano de plantes y flores de las que son dependientes.

Entre los vertebrados, los mamíferos, ya diversificados aunque por lo general pequeños, continuan una tendencia iniciada hace más de 100 millones de años y aves – un grupo especializado de dinosaurios – que se mantendrán en el aire durante 50 millones de años. Una vez más, es uno de los reptiles el que constituye la especie más desconcertante, los pterosaurios voladores. Por otra parte se están desarrollando desde hace varias decenas de millones de años las tortugas y los cocodrilos, algunas especies está altamente especializados.

Los diagramas muestran las siluetas de los principales grupos de vertebrados terrestres en el Cenomaniano y de agua dulce (izquierda) y marinos (a la derecha)

Los diagramas muestran las siluetas de los principales grupos de vertebrados terrestres en el Cenomaniano y de agua dulce (izquierda) y marinos (a la derecha). © DR

Impacto de las condiciones ambientales sobre las especies

Las consecuencias de las extremas condiciones ambientales del “Cretácico” en la vida de este periodo son importantes y numerosos. En los océanos, estamos asistiendo a una diversificación de algunos grupos, entre ellos algunos peces óseos y reptiles marinos (escamosos, el grupo que reunió lagartos y serpientes). A cambio, los episodios de anoxia marina (un descenso de los niveles de oxígeno en el mar) causa la extinción en serie.

Los ammonites desaparecen al final del Cretácico

Los ammonites desaparecen al final del Cretácico. © DR

Las condiciones de vida en ambientes continentales ya sea en tierra o de agua dulce, son menos conocidas, ya que se tiene mucha menos información. Sin embargo, cada vez más los depósitos fósiles de la etapa Cenomaniano aportan nuevos datos sobre los organismos continentales. El cuadro muestra que estos resultados deben servir como base para elaborar un mundo fascinante.

Dinosaurios gigantes del Cretácico

Los dinosaurios son los animales más famosos del pasado por su gran tamaño. Esta característica no se aplica a todo el grupo, pero es cierto que algunos dinosaurios eran enormes y fueron los mayores animales terrestres que han adornado la superficie de la Tierra. Y los dinosaurios gigantes aparecieron en el Cretacico.

Entre estos gigantes, el premio va para los miembros de la familia rebbachisauridos.

Estos saurópodos, dinosaurios herbívoros con largos cuellos y colas largas, pueden alcanzar varias decenas de metros de largo.

En cuanto a los carnívoros, el registro de las especies más grandes se juega entre los miembros de la familia tiranosáurido, spinosaurus y carcarodontosáuridos.

Algunos ejemplos de dinosaurios gigantes

Es interesante observar que los representantes de estas dos familias de carnívoros, los carcarodontosáuridos y los spinosaurus, se encuentran en el mismo paleoecosistmea que los rebbachisauridos hace cientos de millones de años.

Sorprendentemente, estos restos de dinosaurios gigantes suelen ir acompañados de otros vertebrados – tiburones, peces óseos, cocodrilos – que también eran muy grandes. ¿Qué hacen estos conjuntos extraños? ¿Son reales o artificiales, sesgados por la recolección selectiva de los combustibles fósiles? Si es verdadero, corresponden a paleoambientes particulares cuando las condiciones fueron favorables para las especies más grandes? ¿Y cuáles eran esas condiciones ambientales?

Fósiles del Cretácico

En Marruecos, los fósiles del Cretácico están presentes a lo largo de un acantilado que se extiende a lo largo de más de 250 km cerca de la frontera con Argelia. Los restos fósiles se concentran en ciertas áreas bajo la acción de la erosión de la superficie, o se producen en los niveles de arenisca y los microconglomerados del acantilado.

Fósiles del Cretácico: Los efectos de la prospección arqueológica sobre el patrimonio paleontológico de Marruecos

En Marruecos, los fósiles se buscan mediante la excavación de túneles que horadan el interior de la roca, a veces varias decenas de metros, como se muestra en la imagen de arriba. Además del peligro inherente a este tipo de actividad – los accidentes mortales ocurren regularmente tras el colapso del túnel con ocupantes dentro – este tipo de explotación es perjudicial para el pueblo marroquí y el patrimonio paleontológico de los conocimientos científicos.

Esqueleto de un pterosaurio en el North American Museum of Ancient Life

Esqueleto de un pterosaurio en el North American Museum of Ancient Life © Zachary Tirrell

Los fósiles se recogen de manera fragmentaria y sin ningún tipo de información sobre su localización geográfica o en sus contextos sedimentológicos y estratigráficos. Sin los estudios sistemáticos y morfológicos, es muy difícil integrar los restos en un trabajo más amplio sobre paleoambientes y bioestratigrafía. Las colecciones hechas por los habitantes de la región tienen un papel en la economía local y sería importante encontrar maneras de poner de relieve estos fósiles en el sitio, mientras que se trabaja en políticas de promoción de la conservación. Uno de los beneficios de su importancia económica, así – mediante el desarrollo de un sistema cultural-turístico, por ejemplo – sin perder su valor científico. Esta actividad se llevará a cabo en colaboración con el trabajo de los equipos científicos.

Como se ha señalado, los vertebrados de la lámina continental pueden tener diferente antigüedad en función de dónde se encuentran en África del Norte (mapa de arriba). Los de interés aquí son los más modernos, que se encuentra justo por debajo de los estratos marinos del Cenomaniano. Se encuentran en Marruecos y Egipto y, en parte, en Túnez, Argelia, Libia y quizás en el Níger. En los últimos años, los descubrimientos realizados en la región noreste de Brasil e incluso Argentina, revelan que es muy comparable a la fauna del Cenomaniense del norte de África. En esencia, cabe preguntarse por las faunas fósiles de Marruecos que se incluyen bajo el epígrafe de “la vida salvaje en Kem Kem“.

Mas informacion sobre este tema

    1. Nicol 08/10/2011
    2. Octavio Ortega 09/10/2011

    Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad