Vitíligo o leucodemia ¿Qué es y cómo se desarrolla?

El vitíligo o leucodemia es un problema degenerativo de la piel. Es una enfermedad de carácter autoinmune, que se traduce en la perdida de pigmentación en varias zonas de la piel. Puede notarse más o menos dependiendo de la tonalidad natural del paciente. Las personas de piel oscura tienden a presentar manchas de color rosado, y las de piel clara manchas blancas. Esta afección no distingue entre sexo o color de piel.

¿Cómo se desarrolla el vitíligo o leucodemia?

Su desarrollo se caracteriza con la aparición de zonas de despigmentación progresiva en forma de maculas, con bordes blancos. En algunos casos estas zonas afectadas tienen a presentar signos de inflamación. Otros de los efectos del vitíligo ocurren en el cabello generando un encanecimiento. Los melanocitos son las células encargadas de la pigmentación de la piel. Esta afección ocurre cuando el sistema inmunológico ataca a los melanocitos. La destrucción de estas células desemboca en la baja producción de melanina, ocasionando una pérdida de pigmentacion en la piel. Los lugares en donde más se da a notar esta enfermedad son en las manos, pies, rodillas, codos y rostro. Afectando a hombres y mujeres por igual.

El vitíligo no es una enfermedad contagiosa, sin embargo, sus pacientes suelen desarrollar problemas psicológicos ligados a su padecimiento. Vergüenza, falta de autoestima, fobia social, timidez y depresión son algunos de los episodios vividos por pacientes con leucodemia. El vitíligo puede aparecer a cualquier edad, no es contagioso y sus consecuencias solo son de carácter estético y psicosocial.

En el 40% de los casos son hereditario, y su desarrollo concurre en un factor desencadenante. Dichos factores pueden tratarse de episodios de estrés, quemaduras, heridas o cambios hormonales, ansiedad y nerviosismo. Que junto a la predisposición genética crean una reacción donde el sistema inmune del paciente produce anticuerpos destruyendo los melanocitos. Evidencias preliminares relacionan el vitíligo con el consumo de gluten y trastornos autoinmunes como diabetes, tiroiditis espondilitis y anquilopoyetica.

leucodemia o vitíligo

leucodemia o vitíligo

Existen diversos tipos de leucodemia clasificados según la forma en la que se manifiesta la enfermedad:

Localizados en manos o caras siendo esta la forma más habitual de la enfermedad. Segmentaria, siguiendo el recorrido de un determinado nervio o dermatoma. Aparece como líneas a lo largo de la piel y casi nunca se extiende de la región inicial manteniéndose estable. Generalizada, acá se da a notar en varias zonas corporales cada una muy próxima a la otra. Dispersa, se visualiza en diversas zonas del cuerpo, presentando manchas alejadas unas de otras. Por último, está la de propagación universal, es la que abarca casi toda la superficie del cuerpo. Podría decirse que la generalizada y la universal son las que requieren mucho más cuidado médico por encima del resto.

Existen tratamientos médicos para este padecimiento sin embargo estos son muy costosos dolorosos e invasivos. Actualmente no existen muchos profesionales de la medicina cualificados para el tratamiento de esta enfermedad. En algunos casos se prescriben medicamentos para aumentar la producción de melalina como corticoides y psoralenos. La evolución del vitíligo es variable, actualmente no se ha dado una respuesta efectiva a los medicamentos actualmente utilizados. Sin embargo, esta situación solo se presenta en 3 de cada 10 personas que sufren de este padecimiento.

Cuidados durante el padecimiento del vitíligo o leucodemia

Evitar la exposición a la luz solar y usar protectores de sol en las zonas afectadas. Usar aceites de onagra y aloe vera debido a sus propiedades para la piel. Procurar reducir los niveles de estrés para evitar empeorar la situación. Usar ropas que protejan las zonas sensibles de la piel evitando quemaduras graves al salir.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad