Virus del Papiloma Humano

En una época donde la mayoría de las enfermedades tienen posibilidad de ser curadas es importante saber que hay un virus que afectará en algún momento de su vida tanto a mujeres como a hombres que tengan una vida sexual activa: el virus del papiloma humano.

El VPH, Virus del Papiloma humano genital es el virus que más se ha transmitido a través de relaciones sexuales por lo menos en Estados Unidos y en el resto del mundo, como se está dando a conocer actualmente.

Si bien los cambios leves de una mujer a nivel celular producidos en el cuello del útero no se consideran riesgosos para la salud de ésta, la detección por medio del examen llamado Papanicolau para detectar inicialmente el Virus del Papiloma Humano es sumamente importante para evitar llegar a la consecuencia más grave a la que conduce padecer éste virus, el cáncer cervical.

Para evitar falsos conceptos que solo pueden conducir a sentir miedo de éste virus es importante que las personas se informen sobre fuentes veraces. Sólo hablando del VPH, Virus del Papiloma Humano genital podemos cuidar la salud sexual y cuidar a los otros.

Virus del papiloma vistos con microscopio electrónico

Virus del papiloma vistos con microscopio electrónico

Para empezar es bueno saber que el Virus del Papiloma Humano se contagia a través de las relaciones sexuales tanto anal como vaginal. En las mujeres este virus afecta la vagina y el cuello del útero y en los hombres el pene y en ambos puede afectar también la zona del ano.

Este virus del papiloma humano no presenta síntomas, no provoca problemas en la salud, es por este motivo que hay mucha gente que nunca oyó hablar de él, aún cuando lo padece ó lo padeció en algún momento.

El VPH o virus del papiloma humano puede estar inactivo durante mucho tiempo sin importar cuántos años haya pasado desde el encuentro sexual que provocó la enfermedad. Toda persona sexualmente activa, sin importar el sexo, puede tener Virus del Papiloma Humano genital sin saberlo y también sin saberlo pudo contraerlo y puede contagiarlo.

Por estudios realizados sabemos que el VPH ó Virus del Papiloma Humano genital sólo puede transmitirse sexualmente mediante contacto vaginal ó anal, con una persona portadora de VPH.

También mediante estos estudios ha quedado demostrado que el Virus del Papiloma Humano no se contagia mediante demostraciones de cariño, como besos ó contacto físico que no sea sexual. Tampoco tiene que ver el tema de la higiene personal ó el hecho de compartir con otras personas comida u objetos, entre otras cosas.

Una vez que la persona contagiada por el virus del papiloma humano descubre mediante estudios médicos que padece de VPH, es imposible establecer quien de sus parejas sexuales ha sido el causante del contagio.

Se deben evitar conflictos de pareja cuando éste virus ha sido diagnosticado en uno de los integrantes de la pareja ya que el hecho de padecer el virus del papiloma humano no significa que uno de ellos haya sido infiel.

El VPH no es un virus que sea difícil encontrar en la población sexualmente activa, por ello y por que no presenta síntomas que afecten a la salud del que lo padece puede ser descubierto después de mucho tiempo de que la persona lo contrajo.

Es aconsejable que ambos integrantes de la pareja se informen al respecto para evitar malentendidos y para cuidarse mutuamente.
Sólo con una buen información la población podrá saber que el Virus del Papiloma Humano, si bien no produce síntomas visibles, puede ser de bajo riesgo, causando verrugas en la zona genital y de alto riesgo, llegando a provocar en las mujeres cáncer cervical.

En el VPH o virus del papiloma humano de bajo riesgo si bien puede causar cambios a nivel celular en el cuello del útero y a veces pude provocar la aparición de verrugas en el área de los genitales, no es grave y se cura con el tiempo.

Las verrugas pueden curarse por medio de diferentes métodos, si bien por el hecho de no tratarlas no se convierten en cáncer pero se desconoce si después de curadas las verrugas la persona deja de transmitir el virus del papiloma humano a otro compañero sexual.

El Virus del Papiloma Humano de alto riesgo se asocia con el cáncer cervical y aún con el cáncer de ano. Generalmente no provoca síntomas en la salud pero si se comienzan a ver cambios a nivel celular que duran muchos años y no son tratados esto puede degenerar en cáncer.

Vacuna contra el virus del papiloma humano

Vacuna contra el virus del papiloma humano

Por ello es bueno aclarar que el diagnostico de VPH de alto riesgo no quiere decir cáncer, este aparecerá si una vez diagnosticado el VPH de alto riesgo no se tratan durante mucho tiempo los cambios celulares que se vayan produciendo.

La realización del examen de Papanicolau en forma periódica ayuda a prevenir el cáncer cervical y en caso de ya padecerlo contribuye a curarlo mediante asistencia medica. Hay que tener presente que el cáncer cervical no provoca problemas en la salud hasta que ya es tarde, por ello someterse a pruebas de Papanicolau puede ayudar a salvarle la vida a una mujer.

No hay cura para el VPH o Virus del papiloma humano, pero las defensas del cuerpo de una persona que se encuentra en perfecto estado de salud puede hacer frente al virus y combatirlo. Cuando hay problemas de salud provocados por el VPH como las verrugas ó el cáncer cervical hay tratamientos para poder combatirlo. El VPH puede desaparecer después de un tiempo pero el cáncer cervical no.

La única forma de evitar contraer el Virus del papiloma humano cuando se está activo sexualmente es teniendo pareja estable que en lo posible no haya tenido aún pareja sexual ó que haya tenido muy pocas. Solamente eligiendo muy bien a la pareja y habiendo tenido pocas parejas sexuales es posible prevenir esta infección.

En cuanto al uso de preservativos se sabe que pueden prevenir el contagio de verrugas genitales y cáncer cervical provocados por el Virus del Papiloma Humano Genital.

El uso correcto del preservativo cada vez que se tiene relaciones sexuales ocasionales ayuda a prevenir infecciones de transmisión sexual, entre ellos el Virus del SIDA.

El virus del papiloma humano es cosa de hombres

¿Los niños deberían, como ahora se recomienda que las niñas se vacunen contra el virus del papiloma humano? Es la pregunta que surge cuando uno lee un estudio publicado el 26 de enero en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA). De acuerdo con sus autores estadounidenses, de hecho, la prevalencia de la infección oral por virus del papiloma humano, responsable de cánceres de la orofaringe es mayor en hombres que en mujeres.

Maura Gillison y su equipo de la Ohio State University Comprehensive Cancer Center, en Columbus (Estados Unidos) han estudiado la prevalencia de la infección oral por virus del papiloma humano entre sus conciudadanos. Un total de 5600 hombres y mujeres de 14 a 69 años participaron en este trabajo. Se analizaron muestras de células bucales obtenidas mediante el aislamiento de enjuagues y gargarismos.

Consecuencia, una infección oral por virus del papiloma humano se ha diagnosticado en el 7% de los participantes. Los hombres son más afectados: 10% contra el 3,1% de positividad en mujeres. La mayor prevalencia se observó en adultos de 30 a 35 y de 60 a 64.

La infección oral por virus del papiloma humano es una causa importante de cáncer de la orofaringe“, afirma María Gillison. “En general, el virus de tipo 16 participa en nueve de cada 10 casos de cáncer de cabeza y cuello de útero asociado con VPH positivo“. Un virus que se transmite por vía sexual, encuadrado en los encuentros orogenitales (sexo oral).

Vacunación a niños virus papiloma humano

En el futuro quizás también haya que vacunar a los niños contra el virus del papiloma humano y el cáncer orofaríngeo que pueden causar. Por ahora, las autoridades sanitarias de EE.UU. están en pleno debate sobre el tema. © Sanofi Pasteur, Flickr, licencia creative commons by nc nd 2.0

¿Vacunar a los hombres contra el virus del papiloma humano?

Al igual que a las chicas se les recomienda la vacunación para la prevención del cáncer de cérvix del útero, ¿los hombres también se deben vacunar? La pregunta está en el aire en los EE.UU. desde hace varios meses. En octubre pasado, un comité de expertos incluso recomendaron la vacunación de los niños de 11-12 años con una vacuna tetravalente. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta van a tomar una decisión en las próximas semanas.

Maria Gillison, por su parte, mantiene la cautela. “Todavía sabemos muy poco sobre la eficacia de la vacuna en la prevención de las infecciones orales por virus del papiloma humano“. En este punto, “la vacunación no se recomienda ampliamente para la prevención primaria“, escribió.

Ahora es evidente que el virus del pailoma humano puede colonizar otros sitios diferentes al cuello del útero. Así, podemos encontrarlo en la mucosa oral, e incluso en el canal anal.

Virus del papiloma humano: la vacuna protege incluso a los no vacunados

Un estudio publicado en la revista Pediatrics ha demostrado que la vacuna contra el virus del papiloma humano podría ser eficaz contra el cáncer del cuello del útero, individual y colectivamente.

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), que previene del cáncer de cuello uterino, ha sido declarada efectiva a nivel de población. Un estudio realizado por pediatras del Hospital de la Universidad de Cincinnati, Ohio, ha demostrado claramente que las niñas vacunadas también protegen a las no vacunadas. Esto se explica por una reducción de la circulación del virus inducido por la vacuna.

Para llegar a esta conclusión, el estudio se realizó por primera vez en 368 adolescentes de 13 a 18 años reclutadas en dos hospitales locales entre 2006 y 2007. Las jóvenes voluntarios no eran entonces ni vírgenes ni se habían vacunado contra el virus del papiloma humano. Los datos obtenidos en esta muestra se compararon con los obtenidos en 2009-2010 en una muestra de 409 niñas no vírgenes niñas de la misma edad que las del primero. Sin embargo, más de la mitad de los adolescentes en este segundo grupo habían recibido al menos una dosis de la vacuna, ya que requiere una dosis y luego dos recordatorios para estar completa.

Sin embargo, los análisis mostraron una disminución significativa de la prevalencia contra los subtipos VPH-16 y VPH-18 en las niñas vacunadas (69%). La autora principal del estudio publicado en la revista Pediatrics, la Dra. Jessica Kahn, dijo: “La infección por los subtipos de virus del papiloma humano en adolescentes vacunados causan el 70% de los cánceres del cuello uterino, hay buenas razones para creer que la introducción de la vacuna reduce la ocurrencia de cáncer en el futuro en esta población“. Para los investigadores: “Estos resultados son prometedores, ya que sugieren que la vacunación podría reducir sustancialmente las tasas de cáncer de cuello de útero“.

virus del papiloma humano

Entre el 10 y el 30% de las personas se infectarán con el virus del papiloma humano durante su vida (Imagen: National Institute of Health – Wikipedia)

Un “efecto de grupo”

Pero hay algo más sorprendente: la caída en la prevalencia de dos subtipos también marcados entre los no vacunados (49%). Esto sería un efecto de grupo, un fenómeno también observado con las vacunas profilácticas para la gripe y el sarampión. Sin embargo, a pesar de este “efecto de grupo“, es importante vacunar a todas las niñas para garantizar la máxima protección. Si bien la prevalencia de los dos subtipos de vacunas 16 y 18 se ha reducido, las de otros subtipos de alto riesgo sigue siendo alta. “Cerca de una niña sin vacunar, de cada 4 fue positivo para al menos un subtipo de virus de papiloma humano de alto riesgo“, señala el pediatra estadounidense Kahn.

El virus del papiloma humano (VPH) afecta a entre el 10 y el 30% de las personas. Las infecciones que provoca pueden ser leves, como verrugas y condilomas. Pero también pueden ser mucho más graves, con el desarrollo de cáncer de cuello de útero. Hay 120 tipos de virus del papiloma humano, los más peligrosos son el VPH-16 y VPH-18, que están presentes en el 70-80% de los cánceres del cuello de útero en España. Es contra estas infecciones contra las que se ha desarrollado la cacuna. Gardasil fue la primera vacuna en comercializarse en el año 2006 en los Estados Unidos. Cervarix fue lanzada al año siguiente. Ambas vacunas han sido autorizadas en el mercado para prevenir las lesiones precancerosas, incluidas las de cuello de útero.

Resultados pendientes de confirmar

Estudios anteriores se han llevado a cabo para probar la eficacia de la vacuna frente a lesiones precancerosas a nivel individual. Pero el equipo de estudio de Jessica Kahn es el primero en tratar la eficacia colectiva de la vacuna. Los propios autores reconocen, sin embargo, un sesgo en su trabajo: las niñas analizadas eran de piel oscura, bajos recursos y procedentes de la misma ciudad. Otros estudios en una escala más representativa deben realizarse. Además, la contaminación con este virus puede producirse en la infancia, antes de la edad a la que se recomienda la vacunación. Hay entre 720.000 y 790.000 nuevos casos anuales de las verrugas genitales cada año en Europa.

También debemos tener en cuenta que las vacunas contra el virus del papiloma específicos de cepas virales también es objeto de críticas por los efectos secundarios posibles.

Vía

Papillomavirus: le vaccin protégerait même les non-vaccinées

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad