SANEAMIENTO BÁSICO: 4 elementos imprescindibles

El saneamiento básico es el sistema de servicios compuesto por la recolección, transporte, tratamiento y reutilización de residuos y agua realizado por empresas públicas o privadas.

A través de él, las poblaciones de ciudades logran acceder al agua potable y eliminar correctamente sus desechos. El saneamiento básico es un derecho de todos los ciudadanos porque constituye un servicio básico de salud pública.

Existe una relación innegable entre comunidades que no poseen buenas condiciones de saneamiento y diversos problemas de salud, como la mala nutrición, infecciones gastrointestinales, alto índice de diarrea, hepatitis, verminosis y retraso de crecimiento infantil.

Definición de saneamiento básico

Saneamiento básico es el conjunto de cuidados que se tiene con el agua, el alcantarillado y la basura. Estos cuidados son fundamentales en el mantenimiento de la salud y del bienestar de la población. Después de todo, a todos nos gusta un ambiente saludable, limpio y organizado.

Mujer lavándose las manos. Debido a la ausencia de un sistema de saneamiento básico, ese gesto cotidiano no es posible para varios millones de personas de nuestro planeta
Debido a la ausencia de un sistema de saneamiento básico, ese gesto cotidiano no es posible para varios millones de personas de nuestro planeta. Imagen de Martin Slavoljubovski en Pixabay

Importancia del saneamiento básico para la salud

El intenso proceso de expansión urbana sin el debido planeamiento ha ocasionado varios problemas para la población: diversos tipos de contaminación, congestiones, ocupación irregular del suelo, violencia, destinación inadecuada de los residuos sólidos, etc.

La ausencia de los servicios de saneamiento básico es uno de los problemas característicos de los centros urbanos, hecho que influye directamente en los índices de mortalidad infantil.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «el saneamiento es el control de todos los factores del medio físico del hombre, que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre el bienestar físico, mental y social».

Por lo tanto, el saneamiento no se restringe al abastecimiento de agua limpia y la recolección y tratamiento del alcantarillado sanitario, siendo un conjunto de acciones que también incluye la recolección de basura y la limpieza de las vías públicas, proporcionando, así, un ambiente saludable para los habitantes.

La ausencia de saneamiento básico se detecta en varios países, incluso en los desarrollados. Según datos del informe del Desarrollo Humano de 2006, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), aproximadamente 2,6 mil millones de personas en el mundo no son atendidas por los servicios de saneamiento, siendo los africanos y los asiáticos los más afectados: 1,635 mil millones de personas.

Ese proceso refleja en las tasas de mortalidad infantil, pues la falta de saneamiento puede provocar la transmisión de enfermedades, contaminación de alimentos y de agua, siendo que los niños son las principales víctimas.

La OMS estima que el 6% de todas las enfermedades en el mundo son causadas por el consumo de agua no tratada y la falta de recolección de aguas residuales. Entre ellas se encuentran: hepatitis A, fiebre tifoidea, malaria, diarrea, cólera, fiebre amarilla, amebiasis, etc.

Más de 15 millones de personas mueren en todo el mundo por enfermedades infecciosas causadas por falta de saneamiento básico, según la OMS. Ese es un tema tan importante que está relacionado entre las Objetivos de Desarrollo del Milenio (conjunto de ocho metas a ser alcanzadas hasta 2015 por todos los países), en que quedó establecido que se debe reducir a la mitad el número de personas sin acceso a saneamiento básico.

En los países en vías de desarrollo es muy evidente la ausencia de servicios de saneamiento básico
En los países en vías de desarrollo es muy evidente la ausencia de servicios de saneamiento básico. Imagen de Raam Gottimukkala en Pixabay

4 elementos básicos del saneamiento de cualquier ciudad

La red que compone el saneamiento básico posee 4 componentes principales: tratamiento y distribución de agua potable, recolección y tratamiento de aguas residuales, drenaje urbano de las aguas pluviales y la recolección y el destino correcto de los residuos sólidos.

Agua potable

Las compañías de saneamiento tienen como función el tratamiento del agua bombeada de presas y su distribución a la población a través de los sistemas de tuberías.

A partir de una serie de fases organizadas en un sistema secuencial, el agua es clorada, alcalinizada, coagulada, floculada, decantada, filtrada, desinfectada y fluorada antes de ser transportada a embalses más pequeños en los barrios de las ciudades.

Aunque el proceso necesario para proporcionar agua potable está bien establecido, es costoso y requiere grandes inversiones financieras y voluntad política.

Aún hay muchos países en donde millones de personas no tienen acceso seguro a agua corriente, recurriendo a pozos artesanos, camiones o consumo directo de cuerpos de agua. Todas estas fuentes de consumo no son seguras y están asociadas con diversos problemas de salud.

Alcantarillado

Las aguas residuales deben recogerse y transportarse a las plantas de tratamiento de aguas residuales en lugar de verterse directamente en ríos, lagos o suelo.

La primera etapa del procesamiento de las aguas residuales implica el uso de rejillas y redes para separar grandes desechos físicos del resto de los desechos. Estos están dispuestos en decantadores, donde se elimina el lodo primario.

La fase líquida sigue para decantadores secundarios y tanques de aireación, de donde sale más lodo. El agua restante, después de una serie de pruebas fisicoquímicas y biológicas, puede reutilizarse o verterse en ríos.

El lodo recibe tratamientos específicos y puede ser destinado para su uso en investigación, fertilización, incineración o deposición en vertederos.

Drenaje

El sistema urbano de drenaje de aguas pluviales es un componente importante del saneamiento básico a menudo olvidado en las obras de planificación urbana.

Mapear la cantidad de áreas impermeables (cubiertas por asfalto, apisonamiento y edificios) permite dibujar un sistema de drenaje efectivo. Sin embargo, los cuerpos de agua que reciben esa descarga deben recibir atención especial, asegurando que sus orillas no estén sedimentadas o erosionadas, ya que los niveles de ríos y lagos pueden aumentar considerablemente después de recibir volumen extra.

El agua de lluvia también puede dirigirse a los embalses, lo que contribuye a un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos y al equilibrio del ciclo del agua.

Un buen sistema de alcantarillado es fundamental para mantener la salud de la población
Un buen sistema de alcantarillado es fundamental para mantener la salud de la población. Imagen de Andrew Martin en Pixabay

Residuos sólidos

La limpieza urbana y la recolección selectiva de basura son otro aspecto central del saneamiento básico. Las centrales de clasificación de residuos y las cooperativas de reciclaje son esenciales para reducir el mal uso de los residuos sólidos.

También es importante asociar el sistema de recolección de basura con vertederos bien estructurados en lugar de vertederos, que son lugares malos para la distribución de los residuos, contribuyendo para la ocurrencia de enfermedades como el dengue y la leptospirosis.

¿Qué hacemos con la basura?

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad