SABANA: vegetación y fauna

Sabana es el nombre empleado a un tipo de formación vegetal que va desde un campo herbáceo hasta una matriz campestre con árboles dispersos. Este bioma es típico de las regiones de clima tropical, cálido y húmedo, donde la estación seca se prolonga y durante la temporada de lluvias la precipitación puede alcanzar más de 1.000 mm/mes.

La zona más grande y más conocida de sabana se encuentra en África, pero también hay sabanas en América del Sur y Australia. Las sabanas africanas suelen ser cauducifolias.

Vegetación de la sabana

La vegetación de la sabana está formada principalmente por pastos, árboles pequeños y arbustos. En la sabana africana hay largas extensiones sin árboles, solo compuestas de pastos. Esta vegetación es poco influenciada por el clima, siendo resultante de otros factores, como el tipo de suelo, la acción de incendios y el pastoreo animal.

El elefante es uno de los grandes mamíferos de la sabana africana
El elefante es uno de los grandes mamíferos de la sabana africana. Imagen de ajoheyho en Pixabay

El suelo tiene una granulometría variable. Se pueden encontrar suelos lateríticos (ricos en hidróxido de hierro y aluminio), que evitan la penetración de las raíces de los árboles y las hierbas. Estos suelos generalmente son pobres en nutrientes. También pueden ser arenosos, no permitiendo el desarrollo de vegetación de gran tamaño. Algunos suelos son relativamente fértiles, donde se fijan pastos, es el caso de la sabana africana.

La vegetación es resistente al fuego. Los árboles son tortuosos con hojas duras, y sus troncos tienen una corteza gruesa. El fuego que ocurre en la estación seca es un agente controlador del desarrollo de muchas plantas, limitando el desarrollo del estrato arbóreo y estimulando el rebrote de muchas especies del estrato herbáceo.

Los principales árboles de la sabana son acacias, palmeras y pinos. Las Acacias son típicas de las sabanas africanas, sirviendo como alimento para muchas especies de animales. También existen los baobabs, árboles que se destacan por el tronco muy grueso, en el cual el agua queda almacenada para enfrentar la estación seca.

Fauna de la sabana

Los grandes mamíferos, como los elefantes, abren matorrales derribando árboles, lo que permite la invasión por gramíneas, que atraen animales de pastoreo como las cebras, ñus y otros. Estos animales comen las plántulas de los árboles, impidiendo su desarrollo. Ya las gramíneas cuando son comidas consiguen resistir, pues sus hojas rebrotan a partir de sus raíces subterráneas.

La fauna de la sabana está formada por grandes herbívoros, como búfalos, jirafas, canguros, elefantes y antílopes (eland común, impala, gacela, kudu, orix, etc.). Estos herbívoros sirven como alimento para los carnívoros, como leones, tigres, leopardos, perros salvajes y otros.

Más mamíferos de la sabana africana
Más mamíferos de la sabana africana. Imagen de Lafesta en Pixabay

El comportamiento subterráneo se observa en animales más pequeños, como reptiles y anfibios, que se protegen de la pérdida innecesaria de agua. Hay numerosas especies de aves, como el águila, el avestruz y el halcón. En Australia viven los canguros.

Las sabanas sufren de interferencia humana. Extensas áreas de este bioma se utilizan para el desarrollo de pastos y agricultura. El pastoreo intensivo elimina por completo los pastos, convirtiendo la sabana en un desierto. Muchos animales están en peligro de extinción debido a la pérdida de hábitat y la caza furtiva, como la cebra, el rinoceronte, el león y el elefante.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad