Regeneración de la cola de las lagartijas

Ya sabemos que si se le corta la cola a una lagartija le vuelve a crecer. Seguro que todos conocemos a alguien que de pequeño, en un acto cruel, lo comprobó por sí mismo.

Pues bien, muchas veces es el propio reptil quien se desprende de su cola.

En algunas especies la cola supone más del 20 % de su peso corporal total, por tanto perder la cola aumenta su velocidad de fuga ante un depredador. Esto además supone muchas veces una distracción, pues si el predador consigue agarrar a la lagartija por la cola, ésta se desprende y serpentea en el suelo, dando tiempo a la lagartija a escapar.

Tras la pérdida de la cola, la regeneración es sumamente importante, pues la cola está implicada en varias funciones: procesos de locomoción, mantenimiento del equilibrio, almacenamiento de energía en forma de grasas y órgano importante en la reproducción, pues el cortejo se realiza mediante la agitación de la cola.

Lagartija italiana (Podarcis sicula)

Lagartija italiana (Podarcis sicula)

Por lo tanto la pérdida de la cola reporta beneficios inmediatos para el reptil, pero consecuencias nefastas a medio y largo plazo.

A veces en la regeneración pueden producirse anomalías que, curiosamente, reemplazan la cola perdida por no una nueva cola, sino varias.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad