Rata arbórea de Santa Marta

La rata arbórea de Santa Marta también es conocida como (Santamartamys rufodorsalis) es del género monotípico y un mamífero roedor de las noches o nocturno que pertenece a la familia Echimyidae. Este animal se encuentra en peligro de extinción por ser la presa favorita de los gatos salvajes. Claro que otros factores como el cambio climático y la tala de árboles en la zona de las costas de Colombia han afectado también.

Hábitat de la rata arbórea

La misma especie solo se encuentra en la Sierra Nevada de Santa Marta, específicamente en un macizo montañoso que se ubica al noreste de Colombia. A raíz de la ubicación o peculiaridad geológica de la ubicación, la Sierra Nevada se ha comportado como una lista continental y, por ende, en ella existen un gran número de especies como también de flora.

Su alimentación

Por ser un pequeño roedor de la noche, la dieta todavía es desconocida. Sin embargo, es de suponer que su alimento principal viene de las frutas y semillas. Asimismo, tiene la capacidad de subir fácilmente cualquier superficie de madera vertical.

Descripción completa

Aproximadamente puede medir de 51 a 122 centímetros que parten de la cabeza hasta la punta de su cola. Las colas suelen medir desde 18 a 28 centímetros y el peso del animal oscila entre los 500 gramos. Asimismo, posee un suave, lanudo y largo abrigo. En cuanto a sus orejas, estas son diminutas de tonalidad marrón claro, además, posee mechones de pelo en la superficie interna, en la parte externa no tienen.

Paralelo al ojo y el oído, existe un mechón de pelos negros, todos estos son largos. Sus bigotes fácilmente logran llegar a los 13 centímetros de largo y, además, posee una piel de color rojo cerca del cuello. En cuanto a sus patas, las mismas están cubiertas por una capa de tonalidad gris. Sus patas traseras son más cortas y un poco más anchas.

Con respecto a los pies, estos son diminutos y su pulgar se cubre por un clavo. De igual manera, el cráneo es extremadamente corto y ancho, además de que tiene un cigomático pesado. En cuanto a su rostro, el mismo es corto y la distancia que existe entre los incisivos y molares son un tanto menor a comparación de la longitud que hay con la superficie coronaria perteneciente a la fila superior de los dientes.

Los ojos de la rata arbórea son enormes, siendo esto un punto lógico ya que su vida es nocturna. Posee, también, dos ubres en el borde abdominal. La rata arbórea joven posee un abrigo gris. En su transición de joven a adulto, su capa va cambiando a un color rojo.

Peligro y cuidado

La rata arbórea se descubrió en la reserva natural de El Dorado. Se trata de una zona que ha sido protegida en la Sierra Nevada de Santa Marta. Dicha reserva ocupa unas 1.024 hectáreas además de presentar una altitud que oscila de 950 a 2.600 m. Igualmente, posee un enorme grupo de especies endémicas que están en peligro de extinción.

Para el año de 1990 se pensó que la rata arbórea de Santa Marta fue uno de los mamíferos neotropicales. Con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se terminó por describir a esta especie como “vulnerable” en el año de 1996. Para el 2008, dos asesores de la UICN señalaron que había datos insuficientes con respecto a la información de su distribución, ecología y hábitat.

Partiendo de un nuevo estudio hecho en 2011, la especie se catalogó como en “peligro crítico” por haber desaparecido de un enorme porcentaje del lugar. La razón principal fueron los gatos salvajes que han infestado el lugar.

 

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad