¿Quién fué Heráclito de Éfeso? Ideas, obras y 6 frases

Heráclito de Éfeso es un filósofo del año 500 antes de Cristo, este se dedico a desarrollar la filosofía que tenia la naturaleza del universo, siendo competente para declarar el principio unificador que esta guiando la mayoría de las cosas, así como que el fuego significaba una sustancia fundamental que venía desde la realidad física.

Heráclito de Éfeso es un popular filósofo clásico de Grecia.

¿De dónde proviene Heráclito?

Heráclito de Éfeso nace en la ciudad de Lonia de Éfeso, en la historia encontramos que renunció a ser parte de la alta sociedad quien le daba además de posición social, oportunidad de ser parte del reinado, para estar en pro a lo que a su hermano respecta.

Aunque encontrar evidencia que nos hable de la vida de Heráclito de Éfeso es un poco complicado, por ello no tenemos una imagen muy clara de su vida.

Pero si, sabemos que era muy solitario porque trataba de encontrarse con toda la verdad dentro de sí mismo, sin embargo a pesar de no tener mucha relación social siempre apoyó las obras de otros filósofos antiguos como fue Anaximandro, por ello tanto sus ideas únicas como su peculiar, estilo literario.

Obra principal de Heráclito de Éfeso

Una de las obras que conocemos de Heráclito de Éfeso y nos han acompañado fue Sobre la Naturaleza del Universo, es única pero a su vez es muy difícil su interpretación, ya que tiene una falta muy notable de contexto, además que el estilo abreviado es complicado, pero de esta manera fue escrito.

Definido siempre como un filosofo complicado era conocido anteriormente como “El Oscuro”.

Heráclito de Éfeso intentó definir la estructura de su filosofía basada en el mundo que daba la apariencia y lo que era un mundo sensible. Todas las cosas cambian cada cierto tiempo, y por eso, es difícil encontrar una misma secuencia dos veces.

Busto de Heráclito de Éfeso
Busto de Heráclito de Éfeso

Ideas de Heráclito de Éfeso

Heráclito de Éfeso explicaba todo con una resolución mutua, es decir lo que significa el calor y el frio, decía que esto era lo que significaba una guía logos, señalaba que todo era lo que expresaba el concepto de Zeus era lo que explicaba muchas cosas, teoría que realmente apoyaba.

Tal y como hemos dicho, expresó con intensidad la cuestión de la singularidad constante del hombre en vista de la diversidad y de la mutación de los objetos efímeros. Ha demostrado la realidad de los «Logos», una ley general que gobierna todos los acontecimientos de carácter privado y es la base del orden universal, de una armonía constituida por oposiciones internas. Sus enseñanzas son polémicas hasta hoy.

De su producción filosófica han quedado los aforismos -sentencias que en pocas palabras revelan una regla o un principio de largo alcance -, reproducidos a lo largo de los siglos por los más variados escritores. Fueron producidos por Heráclito de Éfeso en un estilo propio de los oráculos.

Según Heráclito de Éfeso, el flujo permanente define la armonía universal. Todo se mueve, nada se fija en la inmutabilidad. Él solía repetir una frase que se hizo célebre: nadie puede entrar dos veces en el mismo río, porque cuando se vuelve a entrar en él, no se encuentran las mismas aguas, y el propio ser ya ha cambiado.

Así, todo se rige por la dialéctica, la tensión y el revezamiento de los opuestos. Por lo tanto, la realidad siempre es fruto del cambio, es decir, de la lucha entre los contrarios. Para este filósofo, la dialéctica puede ser exterior-un razonamiento de adentro hacia afuera -e inmanente del objeto – cuando se centra en la observación atenta del ser. Heráclito considera este proceso dialéctico como un principio.

De este conflicto entre los opuestos nace la concordia, la armonía. Esto permite que el Ser sea uno al mismo tiempo que se encuentra inmerso en las constantes mutaciones del contexto que lo rodea.

También afirma que los contrarios ocupan el mismo espacio, al mismo tiempo, como el principio y el final de una esfera. A partir de estos postulados, Heráclito estableció una ‘arché’, es decir, un origen de todo lo que existe – el fuego, para él el elemento primordial entre los otros que constituyen el universo: agua, tierra, aire.

Desde su punto de vista, esta sustancia se transforma en todo lo que existe, así como todo lo que se transforma en ella, se percibe así un flujo constante de mutación.

Aunque todo parece oscuro en Heráclito de Éfeso, fue sin duda un filósofo notable y albergó en su intelecto inusual profundas reflexiones. Se sumergió en la comprensión de la esencia del ser y de todo lo que existe, y posiblemente fue un hombre más allá de su tiempo. Tal vez por eso se sentía tan fuera de lugar entre sus contemporáneos

Frases de Heráclito de Éfeso

«Nadie entra en un mismo río una segunda vez, porque cuando eso sucede ya no se es el mismo, al igual que las aguas que ya serán otras.”

«Dejemos de indagar lo que nos depara el futuro y recibamos como un regalo lo que nos traiga el día de hoy.”

«Mucho estudio no enseña comprensión.”

«La sabiduría es la meta del alma humana, pero la persona, a medida que avanza en sus conocimientos, ve el horizonte de lo desconocido cada vez más lejos.”

«La guerra es la madre y reina de todas las cosas; algunos transforman en dioses, otros en hombres; de algunos hacen esclavos, de otros hombres libres.”

«La sabiduría consiste en hablar y actuar de la verdad. Todas las cosas llegan a su debido tiempo. El sol es nuevo cada día.”

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad