Protoceratops

El nombre de protoceratops significa “primera cara con cuernos”, pues tenía una especie de corona conectada a la mandíbula para tener más fuerza en la mordida, quizás también incluye funciones de protección o atraer al sexo opuesto en épocas de cortejo. Inicialmente se pensaba que esta especie era un ancestro de los ceratopsianos, pero más adelante en otros estudios se descubrió que formaba parte de otra especie.

Ellos llegaban a medir unos 2 metros de largo aproximadamente y 1 metro de alto, lo que nos indica que no eran especies tan grandes, pero llegaban a pesar unos 180 kilos. Se piensa que vivían en manadas dado su que se encontraron múltiples restos de ellos muy cerca unos de otros.

El protoceratops tenía una dieta llena de nutrientes

El protoceratops se caracterizaba por mantener una dieta a base de plantas, cosa que lo convertía en un herbívoro. Esto lo pudimos suponer gracias a las muestras de sus dientes, los cuales estaban desgastados en su mayoría por masticar, pero eran reemplazados rápidamente por otros nuevos. Este desgaste exagerado probablemente se deba a que debía estar constantemente masticando plantas para poder absorber todos los nutrientes y tener algo de energía, se cree que le gustaba el tipo de plantas fibrosas que requerían un gran esfuerzo para masticar, y esto contribuía con el desgaste de sus dientes. Probablemente por su tamaño, se piensa que comía plantas bajas y algunos helechos, o que podían tirar algunos árboles para alimentarse de sus ramas.

Protoceratops

Protoceratops

Gran pico de pájaro del protoceratops

El cráneo de esta especie es lo que más llama la atención en él, pues terminaba en un pico grande y bastante fuerte con cuatro orificios pero que no todos les servía para respirar. También tenía unos ojos bastante grandes a comparación con cualquier otro dinosaurio. Tenía una especie de corona que salía de su cuello y hasta la parte trasera de su cabeza, la cual estaba perforada en esta área; el tamaño de esta especie de corona podía variar según el sexo y la edad del dinosaurio.

Gran pico de pájaro del protoceratops

Gran pico de pájaro del protoceratops

Un aspecto bastante interesante con respecto al pico del protoceratops, es que algunos teóricos sostienen que de ellos proviene el mito del grifo, criaturas provenientes de la mitología griega formadas con diferentes partes de animales, en este caso, el grifo estaba constituido por un águila del pecho para arriba, y un león en la parte de abajo. Se dice que guarda relación con este dinosaurio porque pudo confundirse alguno de sus restos originando la leyenda, pues al encontrarse un pico y cuatro patas seguramente cada investigador dejó volar su imaginación, aunque la leyenda de los grifos comenzó aproximadamente a lo 600 años antes de Cristo.

El gran descubrimiento del protoceratops

Este exótico animal fue descubierto en Mongolia, donde también se encontraron los primeros huevos de dinosaurios registrados en la historia, lo cual significó un gran avance para su estudio, afirmando que los dinosaurios tenían la capacidad de poner huevos, lo que nos muestra que eran ovíparos. Allí se encontraron aproximadamente 30 huevos, lo que hace pensar que todas las hembras de una manada concentraban sus huevos en un solo lugar, en un mismo nido colectivo.

El gran descubrimiento del protoceratops

El gran descubrimiento del protoceratops

Se dice que los protoceratops vivieron durante el periodo Cretácico en Asia, y que sobrevivían en manadas, ayudándose con la obtención de la comida y el mantenimiento de sus huevos.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad