¿Por qué nos sudan las manos cuando estamos nerviosos?

Hoy vas a descubrir por qué las palmas de sus manos están sudorosas cuando usted se encuentra en alguna situación de nerviosismos. ¿Por qué nos sudan las manos cuando estamos nerviosos?

¿Usted ya estuvo al borde de un acantilado o mirando por la ventana en la parte superior de un edificio muy alto y sus manos comenzaron a sudar? ¿O tal vez eso haya sucedido cuando estaba a punto de hablar en frente de una audiencia muy grande?

Si alguien apretr su mano en ese momento, va a parecer que acaba de salir del cuarto de baño. Pero, ¿qué está pasando aquí?

En términos médicos, la condición es conocida como «hiperhidrosis palmar». En general, puede ser causada por dos cosas: el estrés emocional o por un mecanismo del cuerpo para tratar de controlar su temperatura (termorregulación).

En caso de estar emocionado, asustado o nervioso, la causa es la estimulación de un tipo específico de glándulas sudoríparas por su sistema nervioso autónomo (simpático). Para entender el porqué, vamos a hablar sobre los diferentes tipos de glándulas sudoríparas y qué hace que cada una de ellas funcione.

Tenemos tres tipos de glándulas sudoríparas: écrina, apócrina y exócrina.

Mientras que los tres tipos pueden producir sudor por causa de la misma acción, como correr en una cinta, es importante señalar la diferencia para entender por qué sus manos sudan cuando usted está de pie en el borde de una plataforma de bungee jump.

Las glándulas écrinas componen la mayoría de las glándulas sudoríparas que usted tiene. Los estudios científicos realizados hasta el momento no llegan a un consenso absoluto sobre la cantidad que tenemos de las mismas, pero se estima que, aproximadamente, de las casi 4 millones de glándulas sudoríparas, 3 millones se écrinas.

La función de las glándulas écrinas

Su principal función es controlar la temperatura corporal. Las áreas del cuerpo que tienen la mayor concentración de glándulas écrinas son las plantas de los pies, palmas de las manos y la frente. Estas son las glándulas sudoríparas responsables por dejar las palmas de sus manos sudorosas.

Cuando son estimuladas, ellas lanzan un líquido inodoro claro que se evapora en el aire, cuando la temperatura del cuerpo está muy alto.

Glándulas sudoríparas apocrinas

Estas glándulas se encuentran principalmente en sus axilas y sus regiones genitales. Ellas producen un espeso, aceitoso e inodoro líquido que se libera en sus folículos pilosos. Las bacterias que residen en su piel se rompen ese líquido y el resultado es el olor que sentimos cuando no nos bañamos desde hace tiempo.

En los mamíferos, este líquido aceitoso es considerado por algunos como uno de feromonas para atraer a un compañero, o actúan como una señal de alerta para otros mamíferos.

Por qué nos sudan las manos cuando estamos nerviosos o tenemos miedo

Por qué nos sudan las manos cuando estamos nerviosos o tenemos miedo

Glándulas exócrinas

Estas glándulas también residen principalmente en las axilas y regiones genitales. Ellas se desarrollan durante la pubertad y son conocidas como écrinas precursoras. Pueden producir sudor hasta siete veces más rápido que las glándulas écrinas. El papel de estos tipos de glándulas es controvertido, pero se cree que están involucrados en la transpiración excesiva de las personas con una condición conocida como hiperhidrosis axilar (sudoración excesiva en las axilas).

Todas sus glándulas sudoríparas se activan por un tipo de fibra nerviosa, llamada de fibra simpática. Son los nervios que responden a su sistema nervioso simpático. Cuando este sistema de lucha o huida se convierte en activo, usted comienza a sudar.

Es todo culpa de un sistema nervioso (no tan) amable

Cuando usted está corriendo, practicando el ciclismo, la natación o poniendo su cuerpo en una situación donde necesita enfriarse a sí mismo, se liberan neurotransmisores como la dopamina, epinefrina y norepinefrina, que hacen que sus glándulas sudoríparas transbordem como un grifo fedida.

El principal neurotransmisor responsable de estimular las glándulas écrinas en las palmas de las manos es la acetilcolina.

Entonces, ¿por qué nos sudan las manos cuando estamos excitados o estresados?

Cuando el estrés emocional provoca una reacción del sistema nervioso simpático, afecta principalmente a las glándulas écrinas en su cara, palmas de las manos, plantas de los pies y en sus axilas. También hace que las venas se contraigan.

Esta es una distinción significativa de la reacción que el cuerpo tiene cuando es la regulación de temperatura que causa el sudor. En este caso, el hipotálamo hace que,= sus venas se hacen más grandes (dilatem). Esto ayuda a llevar la sangre cerca de la superficie de la piel para que te refresques.

Es muy importante señalar, sin embargo, que la sudoración emocional y la transpiración termorreguladora no son necesariamente diferentes una de la otra.

La relación entre esto y las manos sudorosas

Investigaciones muestran que influencian una a la otra. La diferencia es real, sin embargo. Por ejemplo, la transpiración emocional es insensible a los cambios de temperatura, por lo tanto, no se ven afectadas por el hipotálamo.

El resultado es que usted está entusiasmado con algo, pero su cuerpo no necesita ser enfriado – sus glándulas écrinas son estimuladas por el sistema nervioso simpático de una zona del cerebro que no afecta necesariamente el enfriamiento.

Armado con este conocimiento, usted debe estar preguntándose por qué la Madre Naturaleza ha creado un sistema tan complejo que parece tener el mismo resultado de siempre: palmas de las manos sudorosas.

Usted no sería el primero en hacerse esta pregunta sobre por qué nos sudan las palmas de las manos.

La razón exacta todavía es muy discutida.

La teoría predominante es que este es un modo muy eficiente de causar varias reacciones utilizando las mismas vías y glándulas. La sudoración emocional hace que las palmas de las manos sudorosas te ayuden a controlar la humedad de la capa externa de la piel. Esto puede mejorar la fricción te dando mejores oportunidades para, por ejemplo, luchar contra los enemigos, o a mejorar sus movimientos cuando se está a punto de subir a un acantilado.

La sudoración generalizada que resulta de su hipotálamo, a continuación, ayuda a enfriar el cuerpo cuando estas intensas actividades físicas están sucediendo. También produce un olor que envía señales de feromonas para esos mismos enemigos.

Al final, estar al borde de un precipicio y sudar como una cascada es tener la certeza de que su cuerpo está funcionando como debería.

Mientras que tener palmas de las manos sudorosas es un hecho normal para la mayoría de las personas, la sudoración excesiva puede ser molesta y embarazosa.

Clínicamente hablando, esta sudoración excesiva es conocido como la hiper-hidrose, y se define como un sudor más allá de lo que es necesario para el equilibrio térmico del cuerpo. Los enfermos dicen que tal suador afecta a su vida diaria y es aburrido o simplemente intolerable.

Los tratamientos para esta enfermedad son muy completos. Si la causa es simplemente emocional, su médico puede prescribir medicamentos para ayudar a mantenerlo más tranquilo, como el Diazepam, por ejemplo. Medicamentos anticolinérgicos también pueden ser prescritos para reducir la acetilcolina que existe en sus glándulas sudoríparas.

Antitranspirantes típicos que contienen sales de aluminio, tales como cloruro de aluminio, también pueden ser administrados en estos casos. Las sales de aluminio funcionan bien porque irritan las glándulas sudoríparas, haciendo que se hinchan. Esto impide que salga mucho de aquel sudor molesto.

Otro tratamiento probado que funciona es sumergir las manos o los pies en un agua caliente que tenga una ligera corriente eléctrica que fluye. No se sabe por que eso ayuda, pero después de unos 5 a 10 sesiones, los pacientes comienzan a ver los resultados.

Las inyecciones de Botox para las áreas afectadas también han demostrado ser útiles. En el caso de todos estos tratamientos no funcionan para usted, todavía hay una cirugía que puede ayudar, conocida como «la reconstrucción del nervio simpático». Busque un médico para obtener más información.[Fuente: gizmodo]

Mas informacion sobre este tema

Un comentario

  1. genesis 05/09/2017

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad