¿Por qué elegir un coche eléctrico?

Los vehículos, inicialmente, eran movidos a vapor, actualmente, por gasolina. En virtud del desarrollo de la industria del petróleo, en pocas décadas los vehículos propulsados por gasolina dominaron el mercado. Sin embargo, hoy en día, el interés por los coches eléctricos ha aumentado exponencialmente, por lo que cada vez más parece perfilarse un futuro dominado por este tipo de vehículos.

El coche eléctrico es exactamente lo que piensas que es. Un coche que tiene un motor eléctrico para moverse y utiliza baterías, pero puede utilizar células solares o incluso un generador.

A finales de los siglos 19 y principios del siglo 20 la electricidad era el método preferido para hacer que los coches se movieran. Todo porque el motor de combustión interna se encontraba poco desarrollado, causaba miedo y no existía mucho combustible disponible. Por cuestiones obvias, la electricidad acabó dando lugar a la gasolina y por muchos años, poco se hizo para que esta tecnología volviera al mundo de los automóviles.

Los principales desafíos de usar electricidad en los coches es el almacenamiento y el tiempo de recarga. Las baterías siempre fueron muy pesadas; sin embargo, en la última década se ha producido un salto significativo en la tecnología de baterías, con nuevos materiales y nuevos procesos de fabricación. La capacidad de carga aumentó y el riesgo de explosión disminuyó, y el temido efecto memoria desaparecido del mapa. Una cosa sin embargo no dejó de suceder. El tiempo de duración de la batería va disminuyendo con el tiempo. Después de un cierto número de ciclos de carga, la batería necesita ser reemplazada; debido a que no es capaz de almacenar el mismo tipo de carga de cuando era nueva, pero nada que no pueda solucionarse.

Hoy en día existen algunos modelos que se encuentran disponibles para que puedas comprar uno de estos autos; no obstante, son las legislaciones de cada país las que se rigen a toda la clase de vehículos eléctricos. En Estados Unidos, por ejemplo, el gobierno da incentivos en forma de disminución en el cobro de impuestos a la hora de comprar el coche. Esto debido a que un coche eléctrico es más caro que un coche normal debido al coste de las baterías. Y nadie está dispuesto a pagar más por un coche eléctrico y ahorrar a la hora de reponer (recargar), aunque este coche sea más ecológico.

Pese a las aparentes desventajas del empleo de coches eléctricos, la conciencia ambiental sobre los daños causados al medio ambiente, a consecuencia de la quema del petróleo en los vehículos con motores de combustión interna, viene aumentando, cada día, la cantidad de vehículos eléctricos en circulación en todo el mundo. Por lo que cada vez son más las personas conscientes de la importancia del empleo de energía verde para la propulsión de este tipo de vehículos.

La energía eléctrica puede ser obtenida sin dañar el medio ambiente. Energía hidroeléctrica, energía solar y la energía eólica son ejemplos de obtención de energía a bajo costo. La energía eólica y la energía solar pueden ser obtenidas por el propio usuario del vehículo eléctrico en su propia residencia.

Por lo tanto, podemos afirmar que la energía eléctrica es la energía del futuro para los actuales vehículos automotores; ya que, su fuente de energía, la electricidad, puede ser obtenida de diversas fuentes. La expectativa es que las nuevas formas de obtención de energía eléctrica aumenten en los próximos años. Los coches eléctricos son verdaderamente independientes, cuando se habla de energía para alimentar su motor.

Además de la preservación del medio ambiente y de la conciencia ambiental por parte de la comunidad mundial, el coche eléctrico presenta una serie de ventajas, entre ellas, podemos citar:

  • Mayor ahorro de dinero – puedes ahorrar hasta un 80% de lo que gastas hoy con gasolina.
  • Silencio absoluto.
  • Cero emisiones de contaminantes.
  • Mantenimiento mucho más sencillo.
  • Reducción o exención del pago de diversos impuestos.

El motor de combustión interna tiene un rendimiento muy bajo, alrededor de un 50% menos, mientras que el motor eléctrico tiene un rendimiento por encima de 90%.

Como podemos percatarnos, un coche eléctrico es amigo del medio ambiente y su adquisición se beneficia de los incentivos. A continuación te hablamos más sobre las principales ventajas del uso de un coche eléctrico.

Ventajas de los coches eléctricos

Hay una ventaja innegable en la elección de un vehículo eléctrico. La primera y una de las más importantes es que, al cambiar un automóvil con un motor alimentado por combustibles fósiles (gasolina, diesel, gas) por un coche impulsado por electricidad, tendrás la certeza de estar contribuyendo a un planeta más limpio. Con cero emisiones, el coche eléctrico puede ser la solución en la lucha contra la contaminación en los grandes centros urbanos. Además de que cada vez es más necesaria la restricción del acceso a los vehículos de gasolina o gasoil a los centros de las principales ciudades.

Bajos costes de utilización

Otra ventaja pasa, como mencionamos anteriormente, por el bajo costo de utilización: mientras que un vehículo de gasolina obliga a un gasto de, al menos, casi 10€ por cada 100 kms (un diesel, se encuentra en promedio a los 7€; el gas, el costo es de alrededor de 5€), un coche impulsado por electricidad realiza los mismos 100 kms por unos 2€.

En los circuitos urbanos, un coche de este género se muestra bastante ágil. Además de que para el arranque habitual, en los coches de combustibles fósiles se gasta más en el consumo, mientras que en el eléctrico podemos regenerar la energía a través de la frenada y, en algunos casos, mediante la desaceleración.

Incentivos económicos

Después, los incentivos económicos de los que los propietarios de coches eléctricos se benefician son importantes para las cuentas: ya que existen importantes subvenciones para que cada vez más personas prefieran emplear autos eléctricos, además de exención del pago de ciertos impuestos y el mantenimiento propio de un auto que necesita de combustibles fósiles.

Un mundo más silencioso

Por último, un detalle sumamente importante para la mejorar la calidad de vida en las grandes metrópolis: la ausencia de ruido. Esta característica reduce la contaminación sonora y aumenta los niveles de competencia para quien conduce, aunque es cierto que requiere atención redoblada. Ya que tanto los peatones como los conductores no pueden usar el sentido de la audición para predecir la aproximación de un coche eléctrico.

Si estás pensando en adquirir un coche eléctrico, existen un buen número de empresas que pueden asesorarte e, incluso, instalar fuentes de energía en tu casa para facilitarte la experiencia con tu nuevo vehículo. En el enlace anterior podrás encontrar más información al respecto.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies