Partes del átomo

El átomo es una parte de lo que componen toda la materia ordinaria. Se suele decir que se descubrió esta partícula en el siglo XX puesto que es en este tiempo que se establece el hecho de que no es un algo indivisible como se creyó hasta antes de eso. De hecho, su nombre “átomo” significa “sin división” lo cual, como hemos dicho, hoy en día sabemos que no es cierto. Se dice que en la Antigua Grecia existió una escuela llamada atomista en la que se discutía y defendía la existencia de un bloque básico que no podía dividirse y que este era componente indispensable de todas las cosas que existen en el universo. Es importante resaltar que esta teoría no fue tomada muy en serio sino hasta la llegada del siglo XIX pues se vio que sí existía esta partícula. Más adelante, como consecuencia de diversos estudios relacionados más bien con la física nuclear, es que se comprueba que dicha partícula sí es divisible.

¿Cuáles son las partes del átomo?

Pues bien, habiendo esclarecido las posibles dudas que podría causar el contraste del nombre con el título del artículo, pasaremos entonces a hablar de las partes que componen el átomo. El átomo se divide en tres partes: el núcleo, las partículas subatómicas y finalmente la nube de electrones.

Se estima que el 94% aproximadamente de todo el átomo está compuesto por el núcleo atómico. Este es, como alguno ya habrá podido sospechar, el centro mismo del átomo, y es el lugar en el que los protones y neutrones se encuentran unos con otros. Lo que une a los nucleones y contrarresta la repulsión eléctrica entre los protones es la fuerza nuclear. Los átomos de un elemento contienen la misma cantidad de protones y esta cantidad se llama número atómico. Sin embargo, no sucede siempre lo mismo con el número de neutrones a cuya cantidad se le conoce con el nombre de isótopos. Ahora bien, al conjunto que resulta de ambos números se le denomina núclido.

átomo de helio

átomo de helio

Cuando hablamos de partículas subatómicas nos referimos directamente a los neutrones, protones y electrones. El átomo, generalmente, contiene los tres. Los casos en que no es de esta manera son contados son el hidrógeno-1 que no tiene neutrones y el caso del hidrón, que no contiene electrones. Los protones tienen una carga eléctrica positiva mientras que el electrón, considerado la partícula más ligera del átomo, tiene una carga eléctrica negativa. Los neutrones, por su lado, no poseen ningún tipo de carga eléctrica. A los protones y neutrones se les denomina nucleones porque se encuentran en el núcleo del átomo.

El caso de los electrones es distinto puesto que estos se encuentran concentrados en una especie de nube que rodea el núcleo y que se encuentra con los nucleones cuando son atraídos por los protones utilizando fuerza electromagnética. Cuanto más cerca se encuentra un electrón del núcleo por esta fuerza electromagnética se dice que mayor es la fuerza atractiva y por ello se necesita más energía para que este escape, cosa que solo es posible a través de una fuente externa.

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad