Panteón de Roma

Como ejemplo de arquitectura romana vamos a analizar el Panteón de Roma, que empezó a construirse en el 27 ane y se terminó en el 125/8.

Fue construido por orden de Agrippa y reconstruido posteriormente por Adriano.

Se trata de un edificio situado en Roma, y está considerado el primer edificio romano en el que los espacios interiores se diseñan utilizando técnicas arquitectónicas que los elevan al estatus de obras de arte.

Características de El Panteón de Roma

a) Valoración estética de la obra
• Estilo

Como el resto de templos romanos es una copia modificada de los templos griegos, de los que toma prestada la imagen exterior. Sin embargo, a diferencia de la arquitectura religiosa helenística, en el templo romano no se accede por cualquiera de las cuatro fachadas, sino que existe una única escalera de acceso que conduce al pórtico de entrada. Al estar levantado sobre una base elevada, se acentúa la importancia del único acceso. Los templos levantados a partir de la época republicana tienen dos características importantes: existe un pórtico anterior, con columnas, que forma la fachada; y una celda maciza y completamente cerrada por intercolumnios ciegos. Esto quiere decir que se le da gran importancia a la frontalidad con el fin de definir una orientación espacial determinada y no otra.

panteón de Roma

Debido a que el Panteón fue levantado en una época tardía del Imperio Romano, está construido como espacio en el que los fieles pueden relacionarse íntimamente con los dioses, y es el único templo romano convertido en iglesia cristiana. Tiene planta circular, algo usual en otro tipo de edificios romanos y en templos pequeños cubiertos con techumbre de madera, pero nunca antes aplicado a un templo de estas dimensiones. También cuenta con una espectacular cúpula que, como es típico en los edificios romanos, sólo es apreciable desde el interior.

Por tanto, las partes en las que puede ser dividido el Panteón son: un pórtico al estilo griego con columnas que soportan un entablamento y que dan acceso a un recinto de planta circular coronado por una cúpula formada por cinco círculos concéntricos que terminan en un espacio abierto que da luz al recinto.

El arquitecto del Panteón no se conoce con seguridad, pero todo apunta a que puede ser Apolodor de Damasco, quien hace un uso novedoso de las técnicas conocidas por los romanos en esta época. La grandeza del edificio es la cúpula, que cuenta con un tambor cilíndrico y cuya estructura se apoya sobre arcos que van ajustándose a la misma mientras se asientan en pilares macizos. La cúpula presenta cinco círculos concéntricos que se pueden observar desde el interior, y los espacios que dejan estos círculos al cortarse con la vertical están ocupados por casetones que contribuyen a dar solidez a la cúpula. Ésta está hecha de hormigón que al endurecerse aguanta todo el peso, por lo que no necesita pieza clave y permite dejar un espacio superior abierto por el que entra la luz.

cúpula del panteón de roma

Iconografía
El verdadero protagonista del edificio es el espacio: el interior circular está libre de todo elemento que perturbe la armonía del vacío creada por la cúpula. Es el único elemento constructivo susceptible de ser utilizado de esta manera para crear un espacio común amplio y elevado, un verdadero lugar de culto a los dioses.

Los rayos del sol entran por el óculo central y determinan un verdadero espectáculo al pasar el día, pues van descubriendo nuevos matices en cada lugar que iluminan, actuando como diseñadores de elementos decorativos.
Otro lugar destacado en la decoración lo ocupan los casetones que se intercalan entre los círculos concéntricos que forman la bóveda y que estaban cubiertos originalmente con estuco. Además estos elementos se reducen de tamaño según se asciende, lo que incrementa la perspectiva. Ayudan a intensificar la sensación de esfericidad al remarcar los límites de la bóveda con los efectos de luces y sombras creadas por la luz.

Iconología
Roma puede presumir de ser la cuna de grandes inventores en cuanto a técnicas y métodos arquitectónicos se refiere, pero el desarrollo que hoy nos ocupa es tan interesante como cualquier otro: el descubrimiento de las posibilidades del espacio interior. Eliminando columnas y soportes gracias a soluciones constructivas como las cúpulas de hormigón, el pueblo romano podía disfrutar de recintos cerrados en los que reunirse de una manera diferente a como lo hacían los griegos.

Siguiendo el principio de la armonía griega, el Panteón cumple con una serie de regularidades matemáticas que acentúan la sensación de armoniosidad y de monumentalidad que emana el edificio: el diámetro es igual a la altura; su radio, a la altura del cilindro; las líneas curvas de la planta se relacionan directamente con los círculos concéntricos de la cúpula.

Esto no es fortuito, ni siquiera responde únicamente a la intencionalidad estética, sino que recrea un orbe en miniatura donde la inmensidad de éste incrementa la sensación del espectador de formar parte de un todo universal en el que el lugar central lo ocupan los dioses.

La construcción del Panteón responde a la circunstancia de la multiplicidad de culto que el pueblo romano vivía en esa época. En el Panteón de Roma puede adorarse a todos los dioses, pues la grandiosidad del “vacío esférico” del edificio favorece el acercamiento a los dioses, divinidades supra-terrenales, y minimiza el sentimiento de inferioridad de los hombres al alcanzar una especie de lugar intermedio donde encontrarse unos con otros.

b) Valoración histórica de la obra
Historia
En el momento histórico en el que se edificó el Panteón, los romanos vivían una época de gran variedad de cultos, aunque éstos se reservaban a nivel doméstico, ya que el culto principal era el que se debía al césar. Agrippa lo mandó edificar en el año 27 ane y, posteriormente, por orden de Adriano, fue remodelado. El arquitecto responsable de su construcción fue Apolodor de Damasco, al menos éste es el nombre que suena con más fuerza en los estudios realizados.

Relaciones de semejanza y diferencias
El templo romano comparte con el griego la fachada principal con el pórtico formado por columnas sustentadas en una base y culminadas con un entablamento. Sin embargo, el templo griego es igual en sus cuatro lados, mientras el romano tiene una entrada perfectamente definida con un pórtico y los tres lados restantes no presentan la decoración típica con columnas, cosa que hace a los edificios más dinámicos que los griegos.

Gracias a que durante el siglo II después de Cristo los arquitectos romanos dominaban una serie de soluciones arquitectónicas, fue posible construir una de las obras maestras de la arquitectura romana: el Panteón. El vacío interior, la espaciosidad debajo de la cúpula supone una nueva visión espacial y un nuevo tipo de recinto en el que los fieles pueden permanecer. Lejos de lo que ocurría en los templos griegos, en los que el edificio era la morada del dios y en el exterior se reunían los devotos, en el Panteón las ceremonias se celebran en el interior. Por ese cambio en la utilización se modifica la concepción espacial y la decoración: antes la parte externa se decoraba profusamente por ser lo más exhibido y en el templo romano es el interior el protagonista.

Factores históricos
En la antigua Roma las diferentes clases sociales viven en barrios comunes, es decir, no había un barrio exclusivo para ricos y otro para pobres, sino que vivían mezclados. Como en toda la historia de la Humanidad, los pobres eran paupérrimos y los ricos eran riquísimos, por lo que los emperadores intentaron favorecer a las clases bajas repartiendo alimentos, dinero y diversión. Para ello el estado subvencionaba juegos y espectáculos con el fin de hacer olvidar a los pobres sus terribles condiciones de vida. Estos festivales se desarrollaban en edificios mandados construir al efecto por los dirigentes. También edificaron termas, tiendas, estadios, bibliotecas y museos.

Factores ideológicos
Al ser la ciudad el máximo icono romano, los edificios públicos son, como hemos visto antes, de vital importancia. En la época en la que se construyó el Panteón los cultos religiosos eran muy numerosos y el cristianismo ya había hecho su aparición, con lo que la suma de todo ello y las influencias de cada religión, así como la verdadera necesidad de los romanos de poder disfrutar de un espacio amplio en el que poder ofrecer sus plegarias y ceremonias a sus respectivos dioses, inspiró a los arquitectos un edificio emblemático como es el Panteón.

Es indudable que la flexibilidad religiosa de esta época fue de gran importancia a la hora de diseñar e imaginar un edificio como el Panteón.

Imagen 1: Flickr.
Imagen 2: Flickr.

Nota aclaratoria: este texto está redactado por mí y tomado de la PEC1 de Historia del Arte Universal para la Universidad Oberta de Cataluña entregada en octubre de 2010.

Mas informacion sobre este tema

    1. Blanks 16/10/2011
    2. Estudiante 16/04/2013
    3. Tatiana 03/12/2017
    4. Pedro 15/01/2018

    Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad