Osteoporosis: ¿Qué es y cómo tratarla adecuadamente?

La osteoporosis es un padecimiento gradual, hoy en día estamos en condiciones de prevenirla, la ciencia ha avanzado para que los tratamientos sean cada vez más seguros, con menos efectos colaterales, individualizando su tratamiento y en manos de un facultativo especializado podrá tener una mejor calidad de vida en su edad adulta, y una vejez garantizada

La osteoporosis es un padecimiento gradual, muchas veces consecuencia de otras enfermedades, raras veces los pacientes desarrollan síntomas en las fases iniciales, lo que dificulta aún más su diagnóstico precoz.

Sin embargo, una vez que comienza el dolor y ocurre la fractura, es muy tarde para iniciar un tratamiento, por ello la importancia de la detección precoz y de la prevención.

Hoy en día contamos con mejores condiciones para evaluar los riesgos de las diferentes etapas de la enfermedad e iniciar el tratamiento profiláctico apropiado. Es importante mejorar los hábitos de vida.

La osteoporosis, particularmente en la mujer post-menopausia se ha convertido en un tópico muy discutible, en los últimos años.

Los métodos de diagnóstico y las opciones terapéuticas han mejorado notablemente. Actualmente se cuenta con un arsenal de drogas para el tratamiento curativo incluyendo el tratamiento preventivo inicial.

Debido a que la osteoporosis puede estar asociada a dolor crónico y fracturas que pueden poner en riesgo la vida, no cabe duda de que en estos casos el tratamiento es fundamental.

fracturas en la columna vertebral y osteoporosis
La osteoporosis es una enfermedad común. Es el resultado de un desequilibrio en la actividad de los osteoblastos, las células óseas responsables de la síntesis de los osteoclastos, las células que descomponen el tejido óseo. A menudo, esta condición aparece con la edad, especialmente después de la menopausia en las mujeres, debido a la caída en los niveles hormonales. En esta radiografía se puede apreciar una columna vertebral con múltiples fracturas debido a osteoporosis. © Glitzy queen00, Wikipedia, DP

Definición de osteoporosis

Es una condición que implica una reducción de la masa ósea, que aumenta el riesgo de sufrir fracturas.

No solo las mujeres en edad mediana y post-menopausicas ancianas son propensa a sufrir osteoporosis, aquellas con historia familiar (madres, tías, hermanas) con osteoporosis, están expuestas también a riesgo de padecerla.

Las personas de bajo peso y contextura delgada, desnutridas, también pertenecen al grupo de alto riesgo. Los factores de riesgo de osteoporosis incluyen movilidad inadecuada, dieta deficiente en calcio y consumo excesivo de alcohol, nicotina (fumadores), y cafeína.

El riesgo también aumenta con ciertas enfermedades y la osteoporosis puede ser un efecto colateral del tratamiento de ciertos tipos de enfermedad (por ejemplo: cortisona, un esteroide, el uso prolongado de esteroides puede provocar descalcificación).

Signos y síntomas de la osteoporosis

  • Reducción de la estatura.
  • Cambio de la contextura.
  • Curvatura severa de la columna vertebral.
  • Dolor en la espalda y piernas, que empeoran en la medida que el día progresa.
  • Fracturas después de un accidente trivial.

Es recomendable, un buen examen médico que incluye exámenes de laboratorio entre ellos determinación de calcio sérico, también se pide un examen más específico como lo es la densitometría ósea, la tomografía computarizada y el ultrasonido, de los tres métodos el más utilizado es el de la densitometría ósea ya que se puede predecir el riesgo de fractura, cuando la masa ósea está por debajo de los valores estándares.

¿Con qué opciones contamos?

Básicamente, actualmente podemos evitar el riesgo de padecer osteoporosis con una dieta sana, y suficiente movimiento, evitar ser sedentarios. Los alimentos y bebidas ricos en calcio, incluyendo leche y sus derivados.

La vitamina D ayuda a fijar el calcio por lo que se incluye, esta vitamina puede formarse en la piel humana bajo la influencia de la luz del sol, de ahí la importancia de periodos regulares al aire libre, particularmente los días soleados, sin embargo también puede absorbida a partir del alimento, las principales fuentes incluyen alimentos ricos en grasa, pescado de agua salada o aguacates, de ser necesario, la vitamina D también puede ser suple mentada a través de preparaciones vitamínicas o aceite de hígado de pescado.

Una caminata diaria, idealmente a la luz del sol, debe formar parte de la rutina de los ancianos y personas expuestas a la osteoporosis. La importancia del ejercicio regular es evitar el sedentarismo ya que existe un tipo de osteoporosis «por inmovilización» que ocurre en pacientes que han sido confinados a cama por periodos prolongados a consecuencia de una enfermedad.

El sobrepeso no es un factor de riesgo, por el contrario «protege» contra la osteoporosis. Por supuesto, el sobrepeso excesivo impone un esfuerzo sobre los huesos y articulaciones. Es evidente que el sobrepeso considerable implica una pesada carga para los huesos y articulaciones, aunque se acepta que el sobrepeso leve debe acompañarse de una mejoría en la masa ósea.

Hablamos de los síntomas de la osteoporosis
Hablamos de los síntomas de la osteoporosis

¿Cuál es el enfoque del tratamiento de la osteoporosis?

El tratamiento va dirigido al alivio del dolor y en evitar fracturas, además del ejercicio se incluye el uso de medicamentos.

Es importante establecer una diferencia entre las drogas destinadas al reemplazo de sustancias (preparaciones de calcio o metabolitos de la vitamina D) y aquellas drogas que intervienen directamente en el metabolismo óseo. Estas últimas se subdividen en 2 grupos: preparaciones hormonales y sustancias no hormonales.

En cuanto a las sustancias hormonales, las hormonas sexuales femeninas del grupo de los estrógenos, son los medicamentos prescritos con mayor frecuencia, ya que la declinación de la actividad de los ovarios durante los periodos peri y post menopausicos, es responsable de la osteoporosis.

Los estrógenos no solo son efectivos en el sistema esquelético, sino también sobre otros órganos, incluyendo, articulaciones, vejiga, así como sobre los cambios mentales durante la menopausia.

Incluso los efectos colaterales de los estrógenos puede considerarse mínimos. Otras hormonas que contrarrestan la pérdida ósea, y de paso tienen un excelente efecto sobre el dolor, es la hormona tiroidea, la calcitonina.

En cuanto a las sustancias no hormonales tenemos los metabolitos de la vitamina D, como son el calcitriol, que es la forma activa de la vitamina D presente en nuestro cuerpo. Este medicamento aumenta la absorción intestinal de calcio y promueve la formación ósea que tiene lugar en su esqueleto.

Esto aumenta la fortaleza de los huesos y reduce la ocurrencia de más fracturas. Los bifosfonatos representan una nueva categoría de sustancias, estos han sido utilizados con éxito por varios años en la profilaxis y tratamiento de la osteoporosis.

Ellos actúan inhibiendo a los sistemas celulares involucrados en la degradación ósea. Si bien los efectos colaterales son mínimos, deben ser tomados a una hora fija después de levantarse cada mañana aproximadamente 1 hora antes de comer.

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad