Musgos y hepáticas

Estos dos tipos de plantas, pertenecientes al filum Briófitos, son vegetales terrestres parecidos a las algas verdes y a las plantas vasculares por la presencia de pigmentos y de sustancias de reserva. Todavía no aparecen en ellos tejidos vasculares especializados únicamente en el transporte de nutrientes.

Caracteres generales de Briófitos

Son plantas terrestres, de pequeño tamaño y frecuentes en las zonas húmedas, aunque también se pueden encontrar en zonas relativamente secas y de temperaturas elevadas. Sólo unas pocas especies son de vida acuática.

En ellas se aprecia claramente una alternancia de generaciones entre el gametofito (parte de la planta productora de gámetas) y el esporofito (parte de la planta productora de esporas), siendo el primero siempre de mayor tamaño que el segundo.

El gametofito, que es lo que consideramos la planta en sí, puede presentar una forma laminar o, lo que es más corriente, semejar un tallo (cauloide) con hojas (filoides), estando sujeta toda la planta al sustrato por unos filamentos (rizoides). En él se originan los órganos sexuales masculinos (anteridios) y los femeninos (arquegonios).

El esporofito siempre aparece sobre el gametofito y en él se puede distinguir un pie con funciones de fijación, un pedúnculo o seta y una cápsula o urna, en cuyo interior se originan las esporas. Esta cápsula puede ir o no protegida por una cofia o caliptra, a modo de tapadera.

La reproducción

La reproducción sexual se lleva a cabo por la unión de los espermatozoides masculinos con la oosfera femenina. Los espermatozoides, producidos en los anteridios, tienen forma filamentosa con dos flagelos. Cuando están maduros, salen al exterior y nadan hasta llegar al arquegonio. en cuyo interior penetran para unirse con la oosfera y dar lugar al zigoto. Los órganos sexuales, anteridios y arquegonios, pueden estar situados sobre la misma planta o en plantas distintas.

En ambos casos, para que se lleve a cabo la fecundación es necesaria la presencia de agua.

El zigoto, una vez formado, comienza a dividirse por mitosis y da lugar al esporofito. En el interior de éste se producen las esporas por meiosis. Cuando caen en una zona adecuada germinan y producen una estructura fotosintetizadora, que recibe el nombre de protonema, a partir del cual se desarrollará el gametofito.

Por último, decir que la reproducción asexual está muy extendida dentro del grupo y se realiza de muy diversas formas.

Clasificación de los Briófitos

Dentro de este filum se pueden distinguir tres clases muy distintas:
* Musgos.
El gametofito puede tener forma de tallo con hojas, siendo entonces su crecimiento erecto, o bien puede presentar un aspecto plumoso y crecer rastrero. En todos los casos está sujeto al sustrato por rizoides pluricelulares ramificados y el protonema aparece bien desarrollado, siendo persistente en algunas
especies.

El esporofito es más pequeño y tiene cierta capacidad fotosintética. La cápsula va protegida por una cofia y se abre mediante un opérculo. Ejemplos característicos del grupo son los musgos de turbera, pertenecientes al género Sphagnum, cuya importancia ecológica es muy grande.

* Hepáticas
Reciben este nombre porque el gametofito de algunos géneros semeja la forma de un hígado. Frente a este gametofito aplanado y carente de hojas, otros géneros desarrollan uno de tipo folioso. Los rizoides que los unen al sustrato son unicelulares y sin ramificaciones y el protonema aparece muy poco desarrollado.

El esporofito presenta una vida más dependiente del gametofito que en el caso de los musgos. La cápsula carece de cofia y la apertura se realiza a través de unas valvas, no existiendo opérculo.

* Antocerotas
Plantas de 1 ó 2 cm. de altura. que suelen vivir en taludes sombreados. El gametofito es semejante al de las hepáticas talosas y suele crecer radialmente formando rosetas. Los rizoides son unicelulares y sin ramificaciones.

El esporofito está constituido por un pie y una cápsula que se abre en dos valvas por su extremo superior. Además, este esporofito tiene un crecimiento ilimitado mediante un meristemo situado entre el pie y la cápsula; el crecimiento sólo se ve interrumpido cuando las condiciones son desfavorables.

Mas informacion sobre este tema