Músculos del cuerpo humano

El cuerpo humano es una máquina perfecta y delicada, y su anatomía es muy compleja. En este artículo, analizamos los músculos del cuerpo humano en un texto breve que esperamos os ayude a tener una mejor idea sobre su estructura muscular.

El sistema muscular humano tiene una media de 650 músculos esqueléticos. Estos músculos pueden dividirse, debido a su localización en «músculos superficiales» y «músculos profundos».

Los músculos superficiales, rudimentarios y escasos, están bajo la piel y se encuentran en su mayoría en cabeza, cara, cuello y manos.

Músculos de la cabeza y cuello
Músculos de la cabeza y cuello

Los músculos profundos tienen inserción en puntos del cuerpo como los ojos, la laringe y la lengua.

Clasificación de los músculos del cuerpo humanos

Según el lugar en el que se encuentran, los músculos del cuerpo humano pueden agruparse en la siguiente clasificación.

  • Músculos de la cabeza y del cuello;
  • Músculos del tórax y del abdomen;
  • Músculos de las extremidades superiores;
  • Músculos de las extremidades inferiores.

Principales músculos del cuerpo humano

Algunos de los principales músculos del cuerpo son el trapecio, el gran dorsal, glúteo mayor, isquiotibiales, tríceps sural, deltoide, tríceps braquial, pectoral mayor, bíceps, recto abdominal, oblicuo externo y oblicuo interno, abductores, recto femoral, vasto lateral, vasto medial e intermedio y tibial anterior.

Así es como se ve en nuestro cuerpo (visto desde el frente y de espaldas) y cómo están conectados a los músculos entre ellos:

Dibujo de los músculos del cuerpo humano
Dibujo de los músculos del cuerpo humano

Características de los músculos

Presentes en todo el cuerpo, los músculos del cuerpo humano, además de contribuir a la forma externa, representan la parte activa del aparato locomotor, conectando el sistema nervioso con los huesos. Son responsables de los movimientos y, al mismo tiempo, de la estabilidad del esqueleto, incluso cuando el individuo está en reposo, así como de otras partes del cuerpo como los ojos, la lengua, la laringe, etc.

En otras palabras, del parpadeo a la capacidad para correr, el funcionamiento del cuerpo depende del funcionamiento del sistema muscular.

Los tres tipos de músculos existentes son los «músculos estriados», los «músculos lisos» y los «músculos cardíacos». Se clasifican como «voluntarios» e «involuntarios», y los primeros, como el propio nombre ya dice, se contraen de acuerdo con la voluntad del individuo, son los músculos del esqueleto. Tienen una contracción rápida y brusca y, con excepción del esfínter anal, están formados por fibras musculares con estrías, lo que les da el nombre de «músculos estriados».

Los músculos involuntarios están controlados por el sistema nervioso vegetativo y no están controlados por el individuo. Forman las paredes de las víceras, las vías respiratorias y las vías circulatorias, con relajación y contracción lenta. Excepto el corazón, que tiene un músculo estriado, los músculos involuntarios están formados por células musculares sin estrías, por lo que se les llama «músculos lisos».

La mayoría de los músculos están dotados de tendones que les permiten conectarse con los huesos, lo que los clasificará, según la cantidad de extremidades usadas, en bíceps (dos extremos), tríceps (tres extremos) o cuatriceps (cuatro extremos).

Tipos de músculos del cuerpo humano

El tejido muscular se compone de una pluralidad de fibras se agrupan en paquetes. Las fibras musculares tienen estructuras llamadas miofibrillas, que se encuentran en paralelo a lo largo del eje principal de la célula, y ocupan casi toda la masa celular.

Las miofibrillas de fibras de músculo liso son aparentemente homogéneas, pero tienen bandas de luz y oscuridad alterna, debido a la distribución de los principales componentes de las miofibrillas, las proteínas actina y miosina.

Hay tres tipos principales de músculos: los músculos esqueléticos, los músculos lisos y el músculo cardíaco.

Músculo esquelético

Los músculos esqueléticos son los músculos unidos a los huesos por medio de tendones. También se le llama músculo estriado porque el tejido del cual está compuesto, visto bajo el microscopio, presenta rayas formadas por bandas claras y oscuras de sarcómeros. Los músculos esqueléticos realizan movimientos voluntarios, es decir, controlados por la voluntad del individuo, moviendo partes del esqueleto

Músculos lisos

Los músculos lisos son involuntarios, de hecho, son controlados por el sistema nervioso autónomo. Las células que componen el tejido son fusiformes en forma y carecen de estriaciones del músculo esquelético. Las líneas del músculo liso el interior de los varios órganos internos, el sanguiferi, el tracto urinario, genital, respiratorio, y el canal digestivo. Al contrario que los músculos estriados, los músculos lisos se contraen lentamente por períodos muy largos de tiempo

El músculo cardíaco

El músculo cardiaco es un tipo de músculo estriado que se encuentra en el corazón. Su función es bombear sangre en los vasos sanguíneos. A diferencia del músculo esquelético, el músculo cardíaco trabaja de forma independiente y rítmica, gracias a las células que componen su tejido: las células marcapasos. El ritmo de contracción está regulado por el sistema nervioso autónomo y, en particular, el sistema nervioso simpático aumenta el ritmo del latido, mientras que el sistema nervioso parasimpático disminuye.

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad