Mulas – Características, hibridación y esterilidad

La mula pertenece a la familia Equidae, las mulas comparten la misma que los caballos (Equus caballus) y el asno (Equus asinus).

El hábitat natural de las mulas sería las regiones templadas, semiáridas o montañosas, pero debido a su eficacia en el trabajo pesado, se crea en todos los continentes y regiones.

La mula es un animal híbrido, procedente del cruce de un caballo con una jumenta o yegua con un burro. Como estos animales pertenecen a especies diferentes, pero son del mismo género, y por regla general, los animales que no son de la misma especie no generan crías fértiles, las mulas son estériles.

Índice de contenidos

La esterilidad de las mulas

El proceso estéril se debe al cruce de especies diferentes y a la diferencia genética en cuanto al número de cromosomas (Eqqus caballus – 2n = 64; Equus asinus – 2n = 62).

Al cruzar generan una manada de híbridos que presentan células 2n = 63 cromosomas y son estériles en casi su totalidad, y en la literatura se registran algunas excepciones estimadas como una en un millón.

La esterilidad de las mulas se atribuye al diferente número de cromosomas de las especies de las que proviene, pues los burros tienen 62 cromosomas, mientras que los caballos tienen 64. En realidad las mulas no son del todo estériles. Los machos sí lo son por un problema en la glándula seminal, pero la hembra sí puede generar óvulos fértiles.

Cuando los cromosomas se recombinan, antes de quedarse con la mitad del ADN de la hembra y formar un gameto, se reparten al azar. Todos los óvulos formados con parte de los genes de la yegua y el burro mezclados, son óvulos estériles.

Sin embargo, los escasos óvulos que por recombinación al azar se formen sólo con el ADN heredado de su madre yegua, o sólo con el ADN heredado de su padre burro, son fértiles. El porcentaje de estos óvulos fértiles por supuesto es muy bajo.

Por tanto, si una mula es casualmente fecundada por un macho en una de esas ovulaciones, nacerá o un caballo o un burro, según quién la insemine.

La esterilidad de las mulas
La esterilidad de las mulas

De todas formas, aunque la mula quede preñada, la cría suele nacer muy débil. Hay científicos que piensan que se debe al envejecimiento prematuro que sufre este animal.

Madurez sexual de las mulas

Las mulas, incluso infértiles, alcanzan la madurez sexual de unos 4 años y pueden presentar ciclos estrales con actividad ovariana, producción hormonal y tienen una anatomía genital compatible con sus progenitores.

La dificultad de generar una descendencia es la compatibilidad entre el esperma y el ovocito, que deben ser similares para que pueda existir interacción y, por tanto, fecundación.

En investigaciones recientes se ha podido comprobar la funcionalidad del útero y canal vaginal para el nacimiento de descendencia en mulas. En la prueba se introdujo en una mula un óvulo ya fecundado por un espermatozoide y logró sin intervención médica desarrollar y proveer el nacimiento de una cría de caballos, constatando así que si se resolviera la comunicación espermatozoide-óvulo, las mulas se volverían fértiles.

Así como la glándula mamaria fue capaz de desarrollarse y atender la demanda nutricional de leche del cachorro.

Características de las mulas

Las principales características del grupo son: peso máximo entre 120 y 180 kg., pueden vivir más de 15 años con facilidad y alcanzar hasta 35 años, la velocidad de marcha alcanza entre 4 y 6 km/h, la longitud alcanza hasta 2,7 metros.

Los burros son fácilmente entrenados para el trabajo y tienen temperamento de animales tranquilos (dóciles), aunque pueden agitarse si se les deja mucho tiempo solos. Considerados animales fuertes y con buena resistencia para el trabajo pesado.

Históricamente, el hombre ha creado una relación con los equinos para el uso de estos animales en el transporte de carga. Como son animales de buena tracción y llevan fácilmente peso por largos recorridos y períodos, los burros eran incitados a subir montañas, pero eran libres de elegir por dónde trazar el camino, debido a su fuerte pisada.

Después de eso, era común ver al hombre construir calzadoa en los caminos recorridos por burros por considerar la forma más fácil y eficaz de llegar a lugares altos. También se utilizan en otros trabajos como girar ruedas de molinos y bombear agua, realizar la molienda en campos de cultivo y utilizarlos para proteger a otros animales, como las ovejas, y pueden protegerlos contra los depredadores, con sus patas extremadamente fuertes.

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad