Muertos en Hiroshima y Nagasaki

Hiroshima y Nagasaki (y por poco Tokio). El conflicto armado más grande de la historia termina con el uso del arma más poderosa de la historia. Hablamos del número de muertos en Hiroshima y Nagasaki.

Con un saldo de más de 60 millones de muertes, la Segunda Guerra Mundial fue el escenario de los poderes mundiales y un escenario catastrófico para todos los implicados. Para 1945, el ejército alemán ya había sido derrotado por los aliados al igual que las fuerzas de Benito Mussolini. El único miembro del Eje restante era el imperio de Japón.

Lo que diferenciaba a Japón de las demás naciones era su voluntad de hierro de no rendirse y luchar hasta que el último hombre cayese. Los americanos eran los principales enemigos del Japón y necesitaban planear un último empujón para acabar con la guerra. Fue en ese momento que se reveló el Proyecto Manhattan, un plan para crear la bomba atómica. Ya para agosto de ese año, la bomba estaba lista para utilizarse.

Pero la primera opción no fue la del ataque termonuclear, sino el de una invasión. Pero en cada situación de combate contra los nipones, Estados Unidos se daba cuenta de que los soldados japoneses preferían suicidarse que caer en manos enemigas. Este fue el caso de la Batalla de Saipan, donde los soldados americanos llegaron a la isla para encontrar cientos de mujeres y niños muertos por sus propias manos. Se estimó que aunque exitosa, una invasión a Japón costaría demasiado caro para los Estados Unidos.

Bombardeo nuclear sobre Hiroshima y Nagasaki

El 6 de agosto de 1945 un Boeing B-29 llamado Enola Gay soltó el “Little Boy”, la bomba que caería sobre la ciudad industrial de Hiroshima, causando cerca de 80.000 muertes en un instante. Ya Japón había sido bombardeado en reiteradas ocasiones por los Estados Unidos, pero era la primera vez que se usaba un arma tan poderosa en el mundo. Los generales japoneses decidieron que no podían haber preparado más de otra bomba así que decidieron resistir. Al no ver señales de rendición, a los tres días otro B-29 Superfortaleza llamado Bockscar soltó el “Fat Man” sobre Nagasaki, acabando con la vida de al menos 75.000 civiles y la destrucción de edificios, fábricas y cientos de hogares.

deflagración bomba atómica

a explosión de la bomba, la onda de choque y los incendios que han causado a la izquierda en un paisaje desolado en el centro de Hiroshima.

“Para el 16 o 17 de agosto, con el clima correcto, la próxima bomba estaría lista para la entrega” recibió un memorándum el general George C. Marshall. Ya habían otros dos “Fat Man” en construcción en caso de que Japón continuara sin ceder. El mismo día del bombardeo a Hiroshima, la Unión Soviética le declara la guerra a Japón, lo que obliga al general Hirohito a rendirse el 14 de agosto. Pero incluso después de ambos ataques hubo militares que se opusieron a la rendición. “El enemigo posee una nueva y terrible arma con el poder de causar incontables muertes inocentes y un daño incalculable. Si continuamos peleando, no solo resultaría en el colapso y perdición de la nación japonesa, sino también nos llevaría a la total extinción de la civilización humana” declaró el líder japonés.

Pero los soviéticos estaban al tanto del poder nuclear americano y no tardaron en imitarlo, lo que llevaría al desarrollo de la guerra de ideologías llamada la Guerra Fría y consecuentemente se crearían las pautas para una posible guerra termonuclear a gran escala. Afortunadamente, ambas naciones han desistido de usar dicho armamento. Aunque hoy en día otros países como India y Corea del Norte también poseen armamento nuclear, siempre quedará la marca de las grandes tragedia, que algunos llaman “necesaria”, de los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki. Y de igual forma, solo son una pequeña parte de lo que fue no la primera sino la Segunda Guerra Mundial.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad