Los tres poderes

En España se habla de la existencia de tres poderes y no está implementada la separación de poderes en la Constitución Española. Los poderes ejecutivo y poder legislativo no son separados mediante elecciones aisladas, en España existen elecciones generales, donde se nombran, diputados y senadores a cortes generales.

A su vez el congreso nombra por mayoría al próximo candidato para presidente del gobierno propuesto por el Rey. Es evidente la prueba de la ausencia de separación, cuando el gobierno se sienta en el congreso en los escaños banco azul, donde a la vez es el legislador y ejecutor de las leyes.

¿Cuáles son los tres poderes?

En aras de organizar el funcionamiento del país, el estado español ejerce tres poderes importantes.

Poder legislativo

Este poder recae sobre todo en las Cortes Generales, la asamblea bicameral, compuesta por el congreso de los Diputados y del Senado. Representa el pueblo en general, ejerce la responsabilidad legislativa y aprueba los presupuestos necesarios.

El poder legislativo consiste sobre todo en la capacidad de hacer las leyes.

La asamblea bicameral es constituida por dos cámaras legislativas, en tal sentido es un parlamento o congreso que posee 2 cámaras; una cámara baja que viene siendo la cámara de diputados, y la cámara alta que la hacen llamar Senado. Una de las cámaras es la encargada de representar la población, la otra representa actualmente los territorios.

Este tipo de parlamento existe por el hecho de representar el privilegio, siendo el caso más perfecto el de la cámara de los Lores en Gran Bretaña. Sin embargo, en el presente se discute que cuando existe un modelo de organización territorial federal o descentralizado es imprescindible que exista una segunda cámara en la que los distintos territorios puedan defender sus intereses, en el poder legislativo.

El parlamento bicameral es subdividido en: el simétrico, que trata de que las cámaras tienen un mismo peso político, aun teniendo designadas diferentes funciones, y también el asimétrico con una cámara que tiene más peso político que la otra.

El bicameralismo español, indica que las cortes generales ocupan un lugar preeminente al necesitar un gobierno de confianza que le otorga al parlamento para constituirse y mantenerse en el poder según el poder legislativo.

La España de los tres poderes
La España de los tres poderes

Poder ejecutivo

Consiste en la capacidad de gobierno, es decir, hacer cumplir las leyes ponerlas en práctica.

El estado español se rige por una forma de política monarquía parlamentaria. El artículo 97 de la constitución de España expresa que:

El gobierno dirige la política interior y exterior e interior, la administración civil y militar y la defensa del Estado. Ejerce el poder ejecutivo establecido por la ley según la constitución y el derecho.

El gobierno se encuentra presidido por un presidente del gobierno que es nombrado por el Rey, descendiendo después a su dignidad en el Congreso de Diputados.

Los miembros del gobierno son todos nombrados y destituidos de sus puestos directamente por el Rey a propuesta del jefe de gobierno.

El gobierno viene siendo el responsable de las acciones políticas ante el congreso de diputados. El jefe de Gobierno tiene la facultad de disolver las cámaras del poder legislativo si lo cree conveniente, aunque no debe durante el proceso de una moción de censura contra el gabinete que él preside.

Al producirse una pérdida de confianza parlamentaria, el gobierno debe abandonar su puesto después de las elecciones generales, como es dispuesto por la constitución, o en el caso de la renuncia o muerte del jefe de Gobierno.

Poder judicial

Es el conjunto de juzgados y tribunales, integrados por un grupo de jueces y magistrados, teniendo en sus manos la potestad de administrar la justicia. Según dicta la Constitución Española, la justicia procede del pueblo y es administrada en nombre del Rey de España.

Este poder consiste en la capacidad de juzgar y hacer cumplir las leyes, si no aplicar las sanciones que sean necesarias.

A dichos juzgados y tribunales les corresponde el ejercicio de la autoridad jurisdiccional, juzgando y haciendo ejecutar el juzgado dictado. En su ejercicio los juzgados y tribunales conocen y deciden todos los procesos jurisdiccionales de los órdenes civil y penal, contencioso y administrativo, social y militar.

El conocimiento y la decisión de estos procesos consisten en tramitar y pronunciarse sobre el fondo del asunto que les plantean las partes, sean estas autoridades o particulares.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad