Los almorávides

Los almorávides fueron considerados como bárbaros por los europeos y, en especial, por los españoles; formaron una especie de asociación de carácter religioso. Eran seguidores de Abdallah ibn Yasin, que era un gran teólogo del Islam ortodoxo, y que fue llamado por uno de reconocidos como uno de los líderes que controlaban una gran región del Sahara.

El término “Almorávide” sólo comenzó a ser popular alrededor del siglo XI, cuando comenzaron a ganar fuerza y ser conocidos como el “pueblo de la fortaleza” en el oriente, y Almorávides en occidente.

Los objetivos de estas asociaciones religiosas eran establecer un estado; o bien, una comunidad política en la que pudieran ser aplicados los principios islámicos, incluso hasta aplicar el mismo el concepto de yihad, conocida como la “guerra santa”, en el que los musulmanes en una forma de expandir el islam podían hacer uso de la guerra para imponer su religión por todos los territorios que terminaran conquistando.

En 1055 lograron apoderarse de otros dos grandes e importantes centros comerciales de oro que provenía del centro de África por el desierto del Sahara, Sijilmasa y Awdaghust, siendo el último conocido también como Audagost.

En el año 1059 murió su líder Ibn Yasin, y quien lo sucedió fue Abu Bark, quien tuvo grandes méritos también, al lograr conquistar la región Noroeste de África, que mantuvo hasta su muerte en 1087.

Principales conquistas de los almorávides

En apenas 20 años, los Almorávides conquistaron el dominio de varios territorios, extendiéndose desde el actual Senegal hasta el centro de la Península Ibérica. Para el ejercicio de su poder, fundaron una nueva capital en Marruecos, Marrakech; en donde se fundieron diversas culturas y ideologías del Norte de África. Con el tiempo, Marrakech fue considerada como una de las ciudades más importantes por su influencia política, económica y cultural; tanto en el mundo musulmán como fuera de él (incluso, su fama llegó hasta tierras europeas).

En medio de todo esto, los Almorávides islamizaron buena parte de la población dominada, como la del antiguo Imperio de Ghana, que se encontraba donde actualmente podemos ubicar a Mauritania y Malí. Bajo su gobierno en esos territorios, surgió lo que conocemos como la cultura mixta o hispano-árabe-bereber-negra, que influiría todo el conjunto de la población allí residente. Hispano, porque también habían dominado buena parte de la península ibérica, principalmente en algunas regiones españolas.

Mapa imperio de los almorávides

Esta dinastía de los Almorávides, mantuvo el poder y la gloria durante aproximadamente 100 años, cuando fueron suplantados por otra dinastía, la dinastía de los almohades.

Los almohades llegaron al poder alrededor del año 1125 en el Magreb, y surgió de las tribus Zenatas (otros pueblos bereberes) que habían logrado aplicar una nueva mentalidad islámica de forma rigurosa. Los almorávides, entonces, ya relegados, acabaron cediendo al poder de los almohades después de la caída de su capital: Marrakech, y también, les transfirieron el poder que mantenían de toda la región española-portuguesa musulmana, terminando así con el dominio que habían mantenido durante cerca de un siglo en la región del Norte de África y en la Península Ibérica.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad