El Imperio germánico

Tras el tratado de Verdún, el imperio carolino queda dividido, correspondiéndole a Luis la parte alemana, que ocupaba Sajonia, Franconia, Lorena, Suabia y Baviera.

Su sucesor Arnulfo, rescata el título imperial, que había quedado en manos de Lotario y adquiere independencia política y jurídica.

imperio alemán

Restauración imperial

El verdadero artífice de la restauración del poder real en Alemania fue Enrique el Cetrero (910-936), que inauguró la dinastía de la casa de Sajonia. Su hijo Otón I, apoyándose en la Iglesia, marca el carácter feudal de Alemania. En el año 951, marcha a Italia y toma Pavía, coronándose rey de los francos y los lombardos. En el año 955, vence a los húngaros y en el 962 es coronado emperador por Juan XII, estableciendo el juramento del Pontífice al poder político, como requisito indispensable para adquirir el más alto cargo eclesiástico. Otón I es el gran emperador del siglo X.

Dinastía de los Otones

En el siglo X, la hegemonía cultural que hasta entonces detentaba Francia pasa a Alemania, que se convierte en el centro espiritual y político de Europa. Otón I revitaliza la reforma eclesiástica. Su hijo Otón II crea la escuela de Colonia y Otón III llama a Gerberto para la escuela palatina. En los monasterios se intensifica la copia de manuscritos, sobresaliendo entre todos los de San Gail y Lieja.

El apoyo alemán a los obispos y jerarquías eclesiásticas, explica la intervención de Otón III y de Enrique II el Santo, en Italia, desarrollando una política de engrandecimiento del poder imperial.

A la casa de Sajonia le sucede la de Franconia, los llamados emperadores Salios. Esta nueva etapa es inaugurada por Conrado II, que se impone a la nobleza, anexiona Borgoña, somete Polonia, combate a daneses y checos y lucha contra el feudalismo italiano.

Enrique III, protector de las letras, puso en peligro su posición debido a las reformas eclesiásticas. A su muerte, Federico I, se debate entre las luchas internas de su propio reino (ya que el feudalismo alemán se halla en auge y reduce el poder central a la mínima expresión), y el conflicto con el Pontífice, por la querella de las investiduras.

El incumplimiento de organización de una cruzada por Federico II, tras haber sido coronado emperador por el papa Honorio III en 1220, es considerado motivo de excomunión por el nuevo Pontífice, Gregorio IX, en 1227. Su muerte en 1250, deja una Alemania caótica, en donde príncipes y ciudades se han emancipado. El poder real es prácticamente nulo, con un solo órgano común -la Dieta- lo que incrementa el fraccionamiento y el localismo político. Es sucedido por Conrado IV.

catedral de colonia

La catedral de Colonia es uno de lo máximos exponentes del arte gótico mundial.

Alemania en los siglos XIV y XV. El imperio germánico

En los siglos XIV y XV dos casas nobiliarias se disputan el poder real: la casa de Luxemburgo y la de Habsburgo.

Carlos IV de Luxemburgo, en 1356, con la concesión de la Bula de Oro, legitima los derechos de los príncipes frente al emperador. Sus territorios comprenden: Luxemburgo, Bohemia, Silesia y Bradenburgo. Es sucedido por Wenceslao de Bohemia, depuesto por la Dieta, y sustituido por Roberto del Palatinado (1400-1410) y Segismundo (1410-1437), que intenta restablecer la autoridad monárquica. Bajo su mandato se garantizan las libertades de Bohemia, y en el concilio de Constanza se pone fin al cisma con el Pontificado.

A la muerte de Segismundo, Alberto II de Austria (1437-1439) une los derechos de la casa de Austria y los de la casa de Luxemburgo, y a los territorios de la antigua Alemania, anexiona Austria, Hungría y Bohemia. Su sucesor Federico III (1439-1493), último emperador alemán coronado por los papas, tuvo que hacer frente al ataque turco a Bohemia y Hungría. Su hijo Maximiliano contrajo matrimonio con la hija de Carlos El Temerario, con lo que a la muerte de Carlos, incorpora a sus territorios, los de Borgoña y Flandes. Esta anexión le da poder suficiente para imponerse en Alemania, transformando la casa de Austria en una poderosa monarquía absolutista.