El Imperio Colonial Español

Recibió el nombre de Imperio Colonial Español o Monarquía Universal Española el conjunto de territorios administrados por España o de las dinastías reinantes en aquel país.

El inicio del imperio está relacionado con las exploraciones y explotaciones del siglo XVI, que relacionaban a las sociedades de los diferentes rincones del planeta, de una manera nunca antes vista. En 1492, España terminaría de unificar su territorio, que con mínimas modificaciones (la cesión de Gibraltar a Gran Bretaña, por ejemplo), sigue siendo el mismo hasta los días de hoy. Siguiendo una ruta alternativa a la de su vecino y competidor en las navegaciones, España, los españoles llegarán a un nuevo continente, América, donde se instaló la gran mayoría de las colonias de esta nación.

El auge de la extensión territorial de este imperio de ultramar fue alcanzado entre 1580 y 1640, cuando Portugal, a través de maniobras políticas y crisis en la línea sucesoria monárquica de España, anexó este mismo reino, y también su vasto imperio. Al mismo tiempo, el país llegó a declarar la bancarrota tres veces, en el mismo siglo (el XVI), donde alcanzó su apogeo: en 1557, 1575 y 1597, fruto de la falta de inversión en la infraestructura del país y de la comodidad de sus gobernantes y su nobleza.

La quiebra de una nación tan poderosa se vuelve aún más incomprensible al analizar las riquezas explotadas por España, en especial los metales preciosos encontrados en México y en Perú.

Pero, el poder acumulado por España iba a ser objetivo de los nuevos competidores en la carrera expansionista lanzada por los reinos europeos: Francia, Gran Bretaña y Países Bajos, con barcos más pequeños y veloces, comenzaron una política sistemática de saqueo de las riquezas transportadas por los inmensos y lentos galeones españoles, además de la conquista de varios de sus territorios.

Superada por países europeos con una visión económica y política más moderna de intervención en el mundo, quedó a España el aprovechar al máximo sus logros, buscando extraer toda la riqueza que encontrara para financiar su monarquía decadente. El golpe inicial viene con Napoleón, en el inicio del siglo XIX, que ocupa el país y pasa a administrar a España como un estado satélite.

Mapa del imperio español
Mapa del imperio español

El final del imperio colonial español

Al darse cuenta el debilitamiento de la metrópoli, las colonias en América se rebelan, conquistando la independencia. Restaría sólo Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, en América; en África, el protectorado Español de Marruecos, el Sáhara y Guinea; en Asia, las Filipinas, Guam y las Marianas. En 1898, la guerra contra los Estados Unidos cerraría la presencia española en América y en Asia; quedando sólo las posesiones en África, que fueron poco exploradas y que recibieron menos atención de la decadente metrópoli.

El período después de la Segunda Guerra Mundial sería el fin de un imperio otrora inmenso: El protectorado Español de Marruecos alcanzó la independencia en 1956, seguido por Guinea Ecuatorial en 1968 y el Sáhara Occidental en 1975, que poco después, sin embargo, sería ocupado por Marruecos, generando un conflicto que dura hasta el día de hoy por la soberanía del Sáhara Occidental, defendida por España.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad