Glándulas sudoríparas: función, tipos y características

Nuestro cuerpo tiene diferentes tipos de glándulas, estructuras especializadas en la secreción de sustancias importantes para el organismo. En la piel hay unas glándulas muy especiales: las glándulas sudoríparas.

Las glándulas sudoríparas de los mamíferos son membranas que se especializan en la secreción de un líquido transparente, conocido como sudor. Pueden ser de dos tipos: ecrinas y apcrinas.

Entre otras funciones, el sudor está relacionado con la regulación de la temperatura. Debido a ello, las glándulas sudoríparas producen esta secreción en mayor cantidad en días cálidos y en situaciones de ejercicio intenso.

Las glándulas sudoríparas están distribuidas por todo nuestro cuerpo, excepto los labios, clítoris y labios pequeños en las mujeres, y el glande y prepucio en los hombres. En las manos y los pies estas glándulas se encuentran en gran cantidad. Se estima que cada centímetro cuadrado de la piel contiene aproximadamente 625 glándulas sudoríparas.

Estas glándulas se caracterizan por la producción de sudor, una solución acuosa con pH neutro o ligeramente ácido que presenta iones de sodio, potasio y cloro, amonia, ácido úrico y urea. Después de producir esta secreción, las glándulas sudoríparas la arrojan por los conductos de la piel. Por esa propiedad, decimos que son glándulas exocrinas y, por eso, presentan un ducto y una porción secretora.

Esquema Glándula Sudorípara
Esquema Glándula Sudorípara

Glándulas sudoríparas ecrinas

Estas glándulas sudoríparas ecrinas son tubulosas simples y sus ductos se abren en la superficie de la piel. Los conductos no se ramifican y tienen un diámetro menor que la porción secretora, compuesta por las células secretoras que ayudan a expulsar el producto de la secreción.

Hay dos tipos de células secretoras, células oscuras y células claras. En la parte superior de este primer tipo celular se encuentran gránulos de secreción que contienen glicoproteínas y está poblada por una gran cantidad de retícula endoplasmática rugosa.

Las células claras son pobres en gránulos y reticulo endoplasmático rugoso, pero tienen una gran cantidad de mitocondrias. También tienen muchas caídas de la membrana plasmática, y esta característica está relacionada con la producción de la parte acuosa del sudor.

El conducto de la glándula se abre en la superficie de la piel y las células que recubren este ducto, localizada más profundamente, son ricas en mitocondrias, lo que constituye una característica de las células transportadoras de iones y agua.

La sustancia producida por esta glándula (sudor) está muy diluida y contiene pocas proteínas además de sodio, potasio, cloruro, urenia, amoníaco y ácido úrico. Esta sustancia es el resultado de la ultrafiltración del plasma sanguíneo, llegando hasta estos conductos a través de la gran red capilar localizada cerca de las porciones secretoras.

Cuando el sudor llega a la superficie de la piel, se evapora, haciendo bajar la temperatura corporal. La presencia de catabolitos en él revela que estas glándulas participan en la excreción de sustancias inútiles en el organismo.

Esquema de la piel que incluye las glándulas sudoríparas
Esquema de la piel que incluye las glándulas sudoríparas. Imagen: Dominio Público. Gobierno de los Estados Unidos

Glándulas sudoríparas apocrinas

Las glándulas sudoríparas apocrinas se localizan en axilas, regiones perianales y pubianas y en la aureola mamaria. Son glándulas de mayor tamaño, con la parte secretora muy dilatada y están presentes en la dermis y la hipodermis.

Hay indicios de que esta glándula secreta a través del proceso merocrino, pero el nombre glándula sudorípara apocrina se mantuvo debido al uso.

Sus conductos desembocan en un folículo piloso y a la luz de las regiones secretoras es dilatada. Su secreción es un poco viscosa, sin olor, adquiriendo éste mediante la acción de bacterias de la piel.

En las mujeres, las glándulas axilares experimentan cambios durante el ciclo menstrual. Las glándulas apocrinas son inervadas por fibras adrenérgicas, mientras que las merocrinas son inervadas por fibras colinérgicas.

Sudor y su función en el organismo

El sudor producido por las glándulas sudoríparas es importante para controlar la temperatura de nuestro cuerpo. Cuando llega a la piel, la sustancia se evapora y hace que disminuya la temperatura corporal.

Además de esta importante función, en el sudor, se encuentran sustancias que, al no tener una función para el cuerpo, deben ser eliminadas. Por lo tanto, podemos admitir que las glándulas sudoríparas son responsables de los procesos de excreción de sustancias.

Hiperhidrosis

El sudor es, sin duda, esencial para nuestro organismo. Mientras tanto, a veces se puede producir de forma exagerada, lo que provoca incomodidad en quien sufre el problema. Conocido como hiperhidrosis, este problema suele tener lugar en las manos y las plantas de los pies.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad