Glándula pineal: funciones y 4 teorías sobre la epífisis

La glándula pineal, la epífisis neural o epífisis pineal es una glándula endocrina pequeña, que tiene la forma de una piña, el fruto del pino, o de un grano, situado cerca del centro del cerebro, entre los dos hemisferios.

Tiene unos cinco milímetros de diámetro y está fijado con una especie de varillas.

Funciones de la glándula pineal

Hay varias controversias sobre las funciones que le corresponden a esta glándula, porque muchos estudiosos creen que actualmente no tiene ninguna función específica, es decir, que sería simplemente lo que se conoce como órgano vestigial.

Pero algunas certezas parecen existir, como la de su contribución al equilibrio de los ciclos considerados vitales, en particular el del sueño, y a la regulación de los esfuerzos sexuales y reproductivos.

Ubicación de la glándula pineal en el cerebro humano
Ubicación de la glándula pineal en el cerebro humano

La glándula pineal está envuelta en una delgada capa de arena, considerada muy útil. La ciencia ha descubierto recientemente que es un pequeño tejido rojo grisáceo, responsable de la mejora y los cambios progresivos en los órganos sexuales. Cuando ya no es útil en esta tarea, se convierte poco a poco en una masa celular fibrosa, incapaz de producir hormonas. Se ve constantemente en las radiografías del cráneo, porque aparece calcificada.

Algunos estudios realizados con roedores indican que esta glándula puede ejercer una profunda influencia sobre el efecto de drogas como la cocaína y antidepresivos, y especialmente la fluoxetina, en el organismo.

Teorías sobre la glándula pineal

El filósofo René Descartes defendía la tesis de que la glándula pineal sería la encargada de dirigir el alma. En Oriente se cree que es una especie de tercer ojo atrofiado. Los practicantes del yoga indio afirman que la glándula pineal es la ventana de Brahma, conocida como el ojo de diamante, que adecuadamente entrenado podría entender una realidad trascendental. Lobsang Rampa, alias adoptado por un escritor inglés, también se dedicaba al conocimiento de este elemento del organismo.

Algunos ven en la glándula pineal una especie de antena poderosa, teoría estimulada por la presencia de cristales de apatita en este órgano, que vibrarían según las ondas electromagnéticas que atraen.

En el hombre esta glándula estaría en conexión directa con otras regiones del cerebro, como la corteza cerebral, que tendría la capacidad de traducir los mensajes transmitidos por ella. Así sería posible explicar fenómenos considerados paranormales, como la clarividencia, la telepatía y la mediunidad.

Glándula pineal en el cerebro
Glándula pineal en el cerebro. Imagen: psicoactiva

La doctrina espiritista, elaborada por Allan Kardec en el siglo XIX, también busca justificaciones para la actuación de la glándula pineal. Según la teoría espiritista, la epífisis o glándula pineal es considerada la glándula responsable de la existencia de la vida en el plano espiritual y mental, además de tener un intenso significado en el cuerpo etéreo. Controla sus emociones porque tiene acceso ilimitado a todo el sistema endocrino, principalmente en la esfera sexual.

La glándula pineal también sería capaz de dirigir las fuerzas del inconsciente sólo con el poder de la voluntad.

Desde el punto de vista de los hindúes, la glándula pineal es un órgano esencial del organismo humano, que posee dos chakras o centros energéticos muy importantes: el del tercer ojo, situado en la región central de la frente; y el coronario, también situado en el campo encefálico.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad