Gallimimus

El gallimimus debe su nombre a sus rasgos generales a un avestruz, que significa en latín “imitador de gallina” por el parentesco que tiene con este animal. Era una especie muy veloz con un paso bastante amplio y ligero a la vez, lo que nos muestra que podía escapar sin dificultad de sus depredadores.

Tenía una especie de pico alargado que se ha comparado constantemente con el de las tortugas herbívoras. A pesar de tener un gran parecido con las aves, esta especie no tenía plumas, pero si una cola bastante larga con la que lograba el equilibrio. También tenía brazos muy cortos comparados con sus patas y tres garras en cada mano bastante afiladas, las cuales se piensa que utilizaban para defenderse y no para cazar.

Los gallimimus podían llegar a medir aproximadamente 6 metros y pesar unos 500 kilos; Sus ojos se ubicaban a los lados de su cabeza, lo su significa que no tenían visión binocular al igual que los pájaros de nuestra época. Se piensa que era un dinosaurio astuto gracias al tamaño de su cerebro, pues era bastante grande comparado con otros dinosaurios.

Gallimimus

Gallimimus

Características del Gallimimus

Una dieta variada

Se cree que el gallimimus pertenecía al grupo de los omnívoros, pues podía comer tanto insectos como plantas gracias a su pico especializado para cortar hojas y cazar pequeños animales que se cruzaran en su camino. Se piensa que mayormente comía gran variedad de insectos y gusanos, quienes le daban la mayor cantidad de energía y nutrientes necesarios para sobrevivir en su hábitat, pues al ser un gran corredor con un increíble tamaño necesitaba grande dosis de energía para escapar de sus depredadores. Por otra parte, se dice que podía comer también algunas especies acuáticas, pues su pico podría filtrar el agua con facilidad, también se sostiene la teoría de que sus poderosas garras le podían ayudar a cortar fruta y cavar en el suelo y encontrar huevos que le brindaban más energía, al igual que lo demás insectos que conseguía en la tierra.

Una dieta variada

Una dieta variada

Súper rápido

Lo que distingue al Gallimimus es su gran velocidad con la que huía de los cazadores, gracias a que su cuerpo era liviano y algunos de sus huesos eran huecos, lo cual alivianaba todo su esqueleto y brindaba soporte a su gran peso. Además de esto, su gran capacidad de dar pasos bastante amplios lo ayudaba mucho al momento de correr, quizás es una de las zancadas más largas entre los demás, lo cual lo convertía en una presa difícil de cazar. Se dice que podía avanzar hasta 60 kilómetros por hora. Por otra parte, su cola rígida le permitía mantener el equilibrio durante este rápido maratón.

Escapando del Velociraptor

Se piensa que el gallimimus vivió hace unos 80 millones de años en el periodo Cretáceo, ubicándose mayormente en Asia, existiendo al mismo tiempo que el Velociraptor, lo cual podría dar a pensar que el Gallimimus era una de sus principales presas, ya que ambas especies eran lo bastante rápidas como para retarse unas a otras. Su pico podía compararse con el de un flamenco al poder filtrar animales acuáticos para comer.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad