Falange Española

Con su fundación en el año de 1933, la Falange Española es considerada un movimiento y partido político inspirado en la ideología política del fascismo. Su fundador fue José Antonio Primo de Rivera, reconocido abogado y político español. Los ideales de la Falange Española eran ofrecidos a la población por medio de un programa de 26 puntos que ponía en evidencia la unidad nacional, premeditando una reacción pública contraria a las medidas republicanas vigentes en el país en ese momento (recordando que la ideología política propugnada por los republicanos se relacionaba con las tendencias de la izquierda democrática).

La ideología característica de la Falange Española era el nacionalsocialismo; sistema que ya había permeado, en la misma época, otras regiones de Europa, destacando Alemania e Italia. Fue dada a conocer con su nombre oficial el día 29 de octubre de 1933 en el Teatro de la Comedia, en el centro de la capital española.

Falange Española durante la Segunda República

Durante el periodo de la Segunda República, este partido político desempeñó un importante papel en la serie de acontecimientos que dieron inicio a la Guerra Civil Española. En un principio nació apoyado por un fuerte número de grupos reaccionarios y partidos relacionados con la derecha que lo concibieron como un instrumento ideal como fuerza de choque. Y aunque en un principio no obtuvo un apoyo significativo, debido al clima de inseguridad y a los constantes enfrentamientos con la izquierda radical, se generó un clima propicio para el intervencionismo militar.

Fuera de la temática del nacionalismo, la Falange Española presentaba propuestas por la creación de dos tipos de propiedad: individual y sindical. Además, querían realizar una reforma agraria y nacionalizar el crédito. El lema más conocido entre los ideales del grupo era “Una, grande, libre” España, en referencia a la creación de una nación poderosa con un Estado autoritario y centralizado.

Para aumentar aún más su poder ante la población, la Falange Española se unió, en 1934, a las Juntas Ostensivas Nacional-Sindicalistas (JONS), que tenían ideas contrarias a las del clero. Sin embargo, José Antonio Primo de Rivera terminó por ser detenido y fusilado por las fuerzas republicanas.

Cartel de propaganda favorable al bando franquista

Cartel de propaganda favorable al bando franquista

Los defensores de Falange Española se unificaron con los franquistas

Con esto, los defensores de la Falange Española acabaron unificándose con los franquistas. Durante el inicio del gobierno de Franco, el dictador español, la Falange Española se convirtió en el órgano que determinaba las decisiones más importantes en el país. Además, asumió el control como única organización sindical y como una institución que terminaría por controlar la economía. Una de las instituciones que se oponía a los miembros de la Falange era la Iglesia, que desaprobaba el hecho de que sus representantes tuvieran posiciones anticlericales. En 1957, con la influencia de los miembros del Opus Dei en el gobierno, el poder de la Falange Española comenzó a disminuir.

Para tener una idea del poderío que la Falange Española ejercía, en el año de 1939, su número de miembros era de alrededor de 650 mil. Tres años después, los integrantes de Falange Española llegaron a un millón. El grupo, incluso, mantuvo relaciones y actividades en algunos países de América Latina, principalmente en Brasil.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies