Europa oriental en la Edad Media

El auge y esplendor del Imperio bizantino termina con la dinastía Macedónica. En el año 1057, Alejo I instaura en el poder la dinastía de los Comneno, deteniendo el avance turco y petchenego, ayudado por la Primera Cruzada. Sus sucesores, Juan Comneno y Andrónico, ponen fin a la dinastía, al ser destronado este último, en el año 1185, por Isaac Angelo, fundando el Imperio latino de Constantinopla (1204-1261).

Fin del Imperio bizantino

Los latinos no fueron considerados en Bizancio como legítimos sucesores de los emperadores anteriores. Prueba de ello lo constituye el señorío independiente de Nicea, con Miguel VIII el Paleólogo al frente que, en 1261, expulsa de Constantinopla, al último emperador latino: Balduino II. Su sucesor, Andrónico II, amenazado por los turcos, es ayudado por Roger de Flor, quien, con tropas catalano-aragonesas, logra vencer a los turcos y contrae matrimonio con una hija de Andrónico II.

El asesinato de Roger de Flor a manos del hijo de Andrónico da origen a una serie de acciones violentas conocidas como la venganza catalana que no cesarán hasta el año 1311, en que los catalanes, con Pedro IV de Aragón al mando, se apoderan de Atenas y Neopatria, manteniéndolas en su poder, hasta 1388.

Los sucesores de Andrónico no pudieron impedir ni repeler el ataque turco, y, en 1435, Mohamed II vence al emperador Constantino, poniendo con ello fin al Imperio bizantino.

Los estados escandinavos

Escandinavia estaba formada por tres pueblos diferentes:
– Los daneses, que llegaban hasta el Báltico. En tiempos de Canuto el Grande (1013-1033) lograron forjar un gran imperio que se extendía por Dinamarca, Noruega, Islandia, el Báltico y las Islas británicas. A su muerte, el imperio se divide hasta 1387, en que sube al poder Margarita la Grande.
– Los suecos, que se expanden hacia Rusia.
– Los noruegos, cuyo rey más representativo es Olaf el Santo (1016-1029).

En 1363, el rey danés Valdemar casa a su hija con el rey de Noruega, Haakón VI, y el hijo de ambos, Olaf, unifica ambos reinos.

En 1393, Margarita consigue que los suecos la reconozcan como reina, y a la muerte de su hijo Olaf, une los tres reinos en Kalmar, en el año 1396. Los pueblos unificados bajo Margarita la Grande, conservarían sus propias instituciones y sólo tendrían en común el monarca.

En 1464, Suecia, con Carlos Knutsson al frente, se separa de la confederación, continuando Dinamarca y Noruega hasta 1814.

europa oriental en la edad media

Los reinos eslavos

En Bohemia, los sucesivos reyes Otocar, de la dinastía de los Presmilidas, logran formar un estado unificado a partir de su cristianización, en 1192, afincándose en la ciudad de Praga. En su lucha contra los germanos, fueron derrotados por la superioridad de estos. Bohemia, en el siglo XIV, pasa a manos de la Casa de Luxemburgo, acabando la dinastía Presmilida.

Polonia, en su lucha con los germanos, se extiende hacia el Oeste, pero no logra tener una estabilidad política, hasta el siglo XIV, en que forma con Lituania un gran estado, al contraer matrimonio, en 1368, el rey lituano Jagellón, con la hija del rey de Polonia, Eduwigis.

En el siglo XV, los polacos obtienen una resonante victoria contra los alemanes en Tannenber, en 1410, logrando reducirlos a Prusia. En 1492, Lituania se separa de Polonia para formar parte del estado ruso.
Bulgaria Los búlgaros son turco-tártaros convertidos al cristianismo con Boris y Simeón. Enemigos de Bizancio, fueron anexionados al Imperio cuando el emperador Basilio II vence al rey búlgaro Samuel (980-1014).

En el siglo XII se emancipan de Bizancio, y en 1398, su reino es devastado por la ofensiva turca.

Hungría

Los maggiares o húngaros penetran en Europa desde Asia en el siglo IX, asentándose en la llanura entre el Tisza y el Danu bio. Sus frecuentes ataques a los pueblos del norte, oeste y sur, obliga a Otón a enfrentarse con ellos derrotándolos en Lechfeld en el año 955. Fueron convertidos al cristianismo. por
San Esteban (997-1038).

En el siglo XIV, Luis IX, el Santo, los anexiona a Francia, proporcionándoles una etapa de estabilidad. Pero el fin de la dinastía instaurada por San Luis en Hungría, provoca un período de caos y guerras civiles, momento que es aprovechado por alemanes y polacos para intervenir en los asuntos húngaros.

Los húngaros Juan Hunyade y Matías Corvino logran hacer frente, con resultados positivos, a turcos y alemanes.

Rusia

Los suecos en su expansión por Rusia, protagonizan una cierta colonización de esta zona, hacia el siglo IX. Estos emigrantes suecos, llamados varegos, fundan Novgorod y Kiev, ciudad que absorbió el resto de núcleos urbanos y formó un principado.

En el siglo X, bajo el reinado de Wladimir, se termina una etapa de cristianización, comenzada por el bizantino Focio en el siglo anterior.

En el siglo XI, el esplendor de Kiev comienza a decaer ante la aparición en el Norte de un fuerte núcleo, Moscú. En el siglo XIII, Kiev desaparece como principado, con la llegada de los tártaros de la Horda de Oro, que dominarán al país durante los siglos XIV y XV. Pero el Gran Ducado de Moscovia, aliado con los tártaros, unifica todo el norte de Rusia bajo Iván I Kalita (1325-1340), formando un gran estado. Uno de sus sucesores, Iván III, se nombra zar, y destruye la Horda de Oro, siendo el creador del estado moderno ruso.

Mas informacion sobre este tema