Energía limpia

La energía renovable, también llamada energía limpia o alternativa, es aquella que se deriva de fuentes renovables como el Sol (energía solar), viento (energía eólica), ríos (energía hidroeléctrica), aguas termales y biocombustibles.

Al empezar este siglo, cerca del 80% de la energía del planeta Tierra, provenía de los combustibles fósiles del carbón, petróleo y el gas natural. Los combustibles fósiles, son fuentes finitas de recursos, y muchos estudios sugieren que las reservas comprobadas de crudo, son los suficientemente grandes para satisfacer la demanda hasta mediados del siglo XXI. La combustión de los combustibles fósiles tiene bastantes repercusiones negativas en el medio ambiente; las plantas de procesamiento de combustibles fósiles emiten contaminantes atmosféricos como óxidos de nitrógeno, dióxido de sulfuro, mercurio, cromo y arsénico. Los vehículos móviles también emiten gases dañinos ya que están potenciados por combustibles fósiles. La exposición a estas sustancias puede causar asma, enfermedades cardíacas y demás complicaciones para la salud. La combustión fósil también causa la llamada “lluvia ácida”, que causa daño a los cuerpos de agua y a la fauna y flora en general. Las emisiones de combustibles fósiles son de las principales causas del efecto invernadero del calentamiento global.

Tipos y características de la energía limpia

La energía solar es la radiación proveniente del Sol, que produce calor, reacciones químicas y electricidad. El sol es una fuente muy poderosa de energía, y la luz solar es la fuente de energía más abundante que existe en la Tierra. Pero gran parte de esta energía no es bien recibida y aprovechada a causa de la atmósfera y las nubes presentes en el cielo; estas se encargan de esparcir más de la mitad de los rayos solares. Pero aun así, la cantidad total de energía irradiada a la Tierra, excede por mucho la cantidad actual y anticipada de energía requerida por los terrícolas. Se piensa que en los próximos años, la energía solar se volverá mucho más utilizada gracias a su característica de fuente inagotable de energía, y ausencia de contaminantes.

La energía eólica es la que proviene de la conversión a través de turbinas, que transforman la energía cinética del viento, en energía mecánica y eléctrica. La energía eólica se ha usado a lo largo de la historia, a través de los molinos de viento y demás tecnologías similares, esto para bombear agua o moler granos. Las turbinas de viento comerciales, producen electricidad al activar un generador con la energía rotacional de las aspas.

Energías renovables o energía limpia

Energías renovables o energías limpias. Imagen: Erenovable

La energía hidroeléctrica se produce con turbinas de agua, que transforman la energía del agua que cae o fluye con velocidad. El agua se almacena a una elevación específica y se vierte a través de tubos o túneles a un sistema de menor elevación; a esta diferencia se le llama “cabeza”. En el segundo sistema, el agua pasa y causa rotación en las turbinas. Este proceso se puede ver en represas y demás estructuras de energía; constituyen una parte vital de conversión de energía ya que en muchas partes del mundo, los grandes ríos son la principal fuente de potencial eléctrico.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad