El satélite NPP observará el cambio climático

National Polar-orbiting Operational Environmental Satellite, también conocido como NPP: es el nombre del satélite de 2,142 toneladas que un cohete Delta 2 envió esta mañana desde la base Vandenberg a una órbita circular a 824 km sobre la tierra.

Desde este punto de observación, NPP girará catorce veces al día alrededor de nuestro planeta y sobre su órbita polar (pasando por los polos), volará sobre toda la superficie. La órbita es heliosíncrona, es decir, sincronizada con el Sol, de modo que el satélite se encuentra de nuevo en la misma área al mismo tiempo solar local.

Lanzadera Delta2 Nasa

El cohete Delta 2 sobre la base de Vandenberg (California) antes de que el satélite NPP se instalara en su parte superior. © NASA / VAFB

NPP enviará permanentemente información sobre distintos parámetros tales como la temperatura, la humedad, la extensión de la capa de ozono y la nubosidad. También observará la superficie de los continentes y los océanos, para monitorizar las temperaturas, pero también los cambios en la vegetación, la contaminación en las capas inferiores de la atmósfera, las erupciones volcánicas o la extensión del hielo marino.

Estos datos nos ayudarán a comprender mejor la evolución de la atmósfera a corto plazo y los meteorólogos esperan lograr con él previsiones fiables paara siete días. NPP también se utilizará para estudiar mejor la atmósfera del planeta. Uno de sus instrumentos medirá, por ejemplo, el flujo de radiación de la Tierra, un parámetro todavía mal definido, cuando las nubes se interponen. Sus datos por lo tanto, mejorarán los modelos climáticos.

Satélite NPP esquema NASA

El satélite NPP cuenta con cinco instrumentos. © NASA

NPP: una nueva generación de satélites ambientales

Para realizar estas tareas, el satélite NPP, construido en una estructura denominada BCP (Ball Configurable Platform), común a otros satélites ambientales, las naves de cinco instrumentos:

  • VIIRS (Visible Infrared Radiometer Suite) un radiómetro que trabaja en el visible e infrarrojo. Medirá las emisiones de los océanos, el suelo, el hielo, la atmósfera, los aerosoles y las nubes.
  • Cris (Cross-track Infrared Sounder) una “sonda infraroja transversal”, que proporcionará los perfiles de temperatura, presión y humedad en la atmósfera.
  • Ceres (Clouds end Earth’s Radiant Energy System), el radiómetro que estudiará el efecto de las nubes en el balance radiativo de la Tierra, midiendo la radiación re-emitida en el suelo, el flujo de radiación de la Tierra e incluso el espesor de las nubes.
  • ATMS (Advanced Technology Microwave Sounder), una sonda de microondas que medirá los perfiles de temperatura y humedad, como hará el instrumento Cris en el infrarrojo, suministrando información adicional.
  • OMPS (Ozone Mapper Profiler Suite) que observará la capa de ozono estratosférico (mediante la medición de la radiación solar reflejada por la atmósfera superior), completando el seguimiento realizado en las últimas décadas.

Para la NASA, este satélite es el primero de una nueva generación de satélites de vigilancia del medio ambiente, dando continuidad a la serie EOS (Earth Observing System), como Landsat, Terra, Jason o Topex/Poseidon.

Satélite NPP Nasa

El satélite NPP en el momento de su instalación en el cohete. © NASA / Don Kososka, VAFB

Más información

Arquitectura de Ball Aerospace & Technology
Comunicado de prensa de la NASA

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies