El País Vasco, su historia y ETA

La cuestión vasca, o la cuestión de los vascos, es un conflicto territorial y étnico surgido a finales del siglo XV y comienzos del XVI con la unificación de España en un solo reino y de la anexión de la porción sur de la región a España y la porción norte de la región a Francia.

El País Vasco, como puede ser llamado, está compuesto por siete regiones tradicionales: Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra que componen el territorio de Hegoalde en España, y la Baja Navarra, Lapurdi y Suela que componen el territorio de Iparralde en la región francesa. Oficialmente, el territorio de Iparralde es considerado una parte del Departamento Francés de los Pirineos Atlánticos. Y, Hegoalde, es considerada una comunidad autónoma denominada Euzkadi independiente de la Comunidad Foral de Navarra, ambos constituyentes de la Monarquía Constitucional Española.

El pueblo vasco habría ocupado la región de la Península Ibérica alrededor de 2000 a. C.; y resistió durante siglos las invasiones y la dominación por otros reinos, incluyendo a los romanos. Su cultura ha resistido al tiempo y a las conquistas, lo que convierte a la lengua vasca en la lengua más antigua hablada actualmente en Europa, a pesar de haber surgido como lengua escrita sólo en el siglo XVI, lo que contribuyó a fortalecer el espíritu nacionalista del pueblo vasco.

La característica principal de la cuestión vasca es que los vascos luchan por mantener su identidad como pueblo, su lengua, su cultura y modo de vida. En lugar de ser incorporados y suplantados por otra cultura, como la mayoría de los pueblos que habitaron la Península Ibérica y Europa. Otro punto interesante es el apoyo que durante décadas tuvo el pueblo vasco con la lucha armada del grupo guerrillero ETA (Euzkadi Ta Askatana, que en vasco significa “Patria Vasca y Libertad”).

Este grupo surgió en 1959 como un movimiento socialista fundado a través de la unión de diversos grupos políticos que actuaban en la región. Desde la Guerra Civil Española (1936-39) y del bombardeo a la ciudad de Guernica por los nazis alemanes como represalia al apoyo del pueblo vasco a los republicanos, entonces aliados de los anarquistas y socialistas y, la prohibición de la lengua vasca en todo el territorio vasco por el general Franco, el sentimiento nacionalista vasco se hizo cada vez más fuerte. Estos hechos, también contribuyeron a que ETA se decidiera por la lucha armada y tuvieran el apoyo de buena parte de la población.

Pero, con el final de la dictadura de Franco en 1975 y los derechos concedidos por la Constitución de 1978, que defiende el respeto a la diversidad cultural y lingüística, y de un estatuto particular asegurando a Cataluña, Galicia y el País Vasco el derecho de utilizar sus propias lenguas y otros derechos que les confiere cierta autonomía, la guerrilla del grupo ETA comenzó a perder fuerza ante la población vasca.

De esta forma, en marzo de 2006, ETA declaró una tregua que duró sólo 14 meses. Así mismo, ETA decretó varias treguas desde 1981, pero sólo ocho de ellas fueron de hecho, respetadas.

En la actualidad, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) intenta un acuerdo con el gobierno español para la realización hasta el final de 2008, con carácter consultivo y, hasta 2010, de forma definitiva, de dos plebiscitos donde el pueblo vasco decidirá sobre el tipo de gobierno a ser adoptado y sobre la relación política entre el País Vasco y España. Sin embargo, el primer ministro español, José Luis rodríguez Zapatero, rechaza el plan Ibarretxe, como es llamado el plan lanzado por el PNV. Hasta entonces, las expectativas apuntan a que ETA debe decretar un alto al fuego como una manifestación de apoyo al PNV.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies