¿El número del cartón de la leche indica cuantas veces ha sido pasteurizada?

El número, en realidad, tiene otra función. Y esta historia de «repasteurizar» la leche es más compleja de lo que parece.

Lo que dice la leyenda: Las leches con fecha de caducidad larga (no la leche fresca refrigerada) volvería a las fábricas, donde serían repasteurizadas para ganar más fecha de caducidad. Un número en el fondo de la caja indicaría cuántas veces este proceso ya se ha hecho.

La verdad: Esta historia es una tontería. El número en la caja de la leche existe, pero sólo sirve para que las empresas puedan controlar los lotes de envases y puede ser encontrado en muchos productos. Otro error de la leyenda es decir que la leche larga vida es pasteurizada. En realidad, se pasa por un proceso llamado de tipo UHT, una ultrapasteurización. La pasteurización eleva la temperatura de la leche a 75 ºC y mata sólo los microorganismos más nocivos. La leche tipo UHT mantiene la leche a 120 ºC, provocando la eliminación de todos los microorganismos. Mira lo que pasaría si la leche fuera «repasteurizado».

La leyenda urbana de la leche repasteurizada

La leyenda urbana de la leche repasteurizada

La leche repasteurizada

1. La leche tiene diversos microorganismos. La pasteurización mata sólo a los más nocivos para nuestra salud. Es por eso que la leche pasteurizada tiene una validez de 48 horas. Ya la ultrapasteurizado dura seis meses.

Microorganismos presentes en la leche

Microorganismos presentes en la leche

2. Los microorganismos muertos sueltan enzimas que comienzan a actuar sobre las proteínas de la leche. Si esto ocurre dentro del tiempo permitido, no hay ningún problema: es hasta bueno para nuestro cuerpo, ya que mejora la digestión de la leche.

3. El problema es si las enzimas que están en contacto con la leche por más que a las 48 horas permitidas. Ahí el nivel de acidez aumenta mucho y la leche comienza a presentar la formación de grumos pequeños bloques de partículas sólidas.

Leche pasteurizada

Leche pasteurizada

4. Repasteurizar la leche no mataría más microorganismos, puesto que la temperatura del proceso sería igual. Además, las enzimas de los «difuntos» tendrían más tiempo para formar bloques sólidos y la leche iría a las tiendas en forma de crema de queso…

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad