El mito de la caverna

Mito de la Caverna es una parábola escrita por el filósofo griego Platón (desde 408 hasta 347 antes de Cristo). El trabajo escrito con el fin de perpetuar las enseñanzas de su maestro Sócrates, que no había escrito ningún libro, describe varios diálogos donde la figura principal es Sócrates. Para explicar su pensamiento filosófico sobre los problemas del mundo y de las virtudes humanas, Platón escribió en forma de diálogo, el libro VII de su obra “La República, El Mito de la Caverna“.

Platón imagina algunos hombres que desde la infancia se encuentran atrapados en una cueva con una pequeña abertura por la que penetra la luz exterior. Dentro de la cueva, el hombre no puede moverse hacia atrás y sólo puede mirar a la pared del fondo de la cueva en frente de él. Fuera de allí, detrás de él, brilla el resplandor de una hoguera en una colina y entre ella y los prisioneros hay un camino a través del cual otros hombres llevando pequeñas estatuas. Las sombras de estos hombres se proyectan en la parte posterior de la cueva y son vistos por los presos que oyen voces y se une a las propias sombras, porque para ellos es la única realidad.

Cuando un preso se escapa de la cueva y llega al mundo luminoso se deslumbra y la claridad externa casi lo deja ciego. Poco a poco, tratando de acostumbrarse a: En primer lugar, puede ver las sombras, a continuación, las imágenes reflejadas en el agua y, finalmente, todo a su alrededor. Ver el cielo, las estrellas y la luna. Y al amanecer la imagen reflejada del Sol. Ya ves que el mundo había vivido antes era irreal y despreciable. Si le dijo a sus compañeros de ese mundo de sombras y no cosas reales sin duda sería reírse de él.

Ilustración del mito de la caverna de Platón

Ilustración del mito de la caverna de Platón

Platón explica que el alma antes de quedar atrapado en el cuerpo, vivía en el brillante mundo de las ideas, el ahorro sólo vagos recuerdos, esta antigua existencia. Pero estos recuerdos hacen que el alma está siempre dirigida hacia un mundo ideal. Pero las sensaciones corporales tienden a desviar de esta manera, que es la sabiduría de la vida. ¿Por qué sólo una parte racional del hombre (mental) es noble y bueno. Parte de las sensaciones físicas debe estar subordinado a él.

La elevación moral, propio de la filosofía platónica, termina por dividir la realidad existente en dos partes opuestas: espíritu y materia. El espíritu es inmortal y durante su paso por el mundo recordaría ese universo que es la verdad suprema y bueno.

Platón utiliza toda la representación del mito de la caverna para decir que el mundo que percibimos con nuestros sentidos es un mundo difícil de alcanzar y confuso mundo de sombras. Sin embargo hay un reino superior, espiritual, eterna, que es lo que es real, es decir, las ideas que la razón sola puede cumplir. Este es el mundo que está fuera de la cueva y que sólo los filósofos llegan a darse cuenta y la más alta es la Idea del Bien, la causa y el propósito del universo.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies