El churrigueresco en la ciudad de México

Una modalidad del estilo barroco, impuesta o adaptada al territorio de la Nueva España por el arquitecto peninsular Benito de Churrigera y trasplantada por Jerónimo de Balbas, gozó de un afortunado desarrollo durante el siglo XVIII.

En México, actualmente se conservan numerosas obras de interiores y exteriores, así como retablos. En este libro se describe incluso la localización de los recintos que cuentan con este tipo de arquitectura en la ciudad de México.

Uso Barroco

Análisis comparativo de las formas que usó el Barroco en España y en México, en cuanto a columna y ornamental, por ejemplo: la de dos apoyos diferentes, la columna salomónica y la pilastra estípite; a la primera se le ha llamado “Barroco Salomónico” y a la segunda, aún con los tropiezos y oposiciones de los puristas Barroco Churrigueresco.

La primera deriva su nombre del rey hebreo y la segunda de un arquitecto madrileño; la primera utilizada en todo el soporte de la basílica de San Pedro y la segunda utilizada por Benito de Churriguera en España en la pira funeraria de María Luisa de Orleáns.

Las columnas barrocas aunque cuentan con ornamentación cargada no están al nivel de la decoración del Churrigueresco. El pintor mexicano Gerardo Murillo (Doctor Atl), les llamó en un principio “Ultrabarroco”, término que jamás fue aceptado y que además es erróneo ya que este estilo no está más allá del barroco.

Las obras que comprenden este estilo, son las construidas entre 1689 a 1730 en España, y 1725 a 1780 en México; aunque, aclara el autor, el Churrigueresco no es propiamente un estilo arquitectónico, es más bien un estilo escultórico y decorativo, el cual se plasmó en fachadas, torres, retablos y mobiliario, pero siempre con la imprescindible tarea arquitectónica.

Por esto no se puede hablar de un “churrigueresco mexicano”, ya que aquí no fue inventado, su origen es europeo (español, para ser más exactos), ciertamente en este país fue donde alcanzó su mayor esplendor y riqueza y no hay fachadas en toda Europa que cuenten con la admirable complicación artística de Tepoztlán, por tomar un ejemplo, que es de vital importancia y excepcional belleza en nuestro territorio.

Portada de estilo Churrigueresco del Sagrario Metropolitano anexo a la Catedral

Portada de estilo Churrigueresco del Sagrario Metropolitano anexo a la Catedral

Aunado a los detalles más significativos de las obras que persisten de esté género en México, el autor da los pormenores históricos y la ubicación dentro de la geografía que enmarca el Centro Histórico de la ciudad.

Aunque las fotografías no reflejan por completo la belleza de piezas como la de un retablo en la iglesia de Xochimilco o una fachada en Santo Domingo, sí lo hacen los dibujos y la explicación detallada que hace el autor de cada pieza, lo que hace de este documento un texto obligado para comprender un estilo y una época.

De la Maza, Francisco, El Churrigueresco en la ciudad de México, Fondo de Cultura Económica, México, DF, 1969

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad