El agua pesada de los nazis

Era una fría mañana de febrero de 1944. El ferry estaba cruzando el lago Tinnsjo ​​en Noruega con su valiosa carga. Nadie esperaba que pasara nada, ya que los alemanes lo tenían todo controlado y el transporte se hacía bajo estrictas medidas de seguridad. Pero pasó: a las 10:45, cuando estaban a 400 metros de la costa, las bombas que nadie sabía que estaban colocadas estallaron y hundieron el ferry cargado de agua pesada.

Para que una bomba nuclear entre en una reacción en cadena, hace falta un elemento que frene los neutrones que provocan la partición del núcleo de uranio. Hay dos elementos que lo pueden hacer: el grafito y el agua pesada. Los estadounidenses optaron por usar grafito, mientras que los alemanes querían utilizar agua pesada en una carrera a la Segunda Guerra Mundial para ver quién sería el primero en lograrlo. El lugar de hidrógeno, el agua pesada contiene deuterio, que es un isótopo del hidrógeno (tiene un neutrón a su núcleo a diferencia del hidrógeno que no tiene ninguno). Los aliados sabían dónde sacaban el agua pesada los alemanes, de una fábrica de aguas de Noruega, y se propusieron que no llegara a su destino para preparar la bomba.

La valiosa carga del Ferry era agua pesada. Los aliados lograron bombardear la fábrica situada en Noruega, pero los alemanes la hicieron funcionar de nuevo. Volver a sabotear era ya imposible, ya que los alemanes tomaron muchas medidas de seguridad. El ferry era su esperanza. Para poder enviar el agua en Alemania, el tren tenía que cruzar un lago para seguir por tierra. Para poder sabotearlo, confiaron con el noruego Knut Haukelid. La noche antes del sabotaje, Haukelid y dos paisanos suyos entraron en el puerto de Vemork y subieron al Ferry sin problemas. Pusieron las bombas, y se fueron sin ningún tipo de contratiempos.

Pero el problema surgió esa misma noche. El jefe de Haukelid, Alf Larsen, estaba en una cena donde había un violinista que le dijo que al día siguiente cogería el ferry. Larsen intentó impedirlo, pero no fue posible. La madre de un trabajador del puerto también la había de coger, pero como la operación era secreta, intentaron persuadir a los dos para no coger el ferry. Cuando estalló, el violinista estaba dentro, pero no la madre del trabajador noruego que le impidió que saliera de casa.

Ferry cargado de agua pesada de los nazis

Ferry cargado de agua pesada de los nazis

El final de la carrera por la bomba atómica la ganaron los estadounidenses, que hicieron gala de su poder destructivo el día 6 de agosto de 1945 en Hiroshima. Hay una película llamada “Los heroes de Telemark” donde se narra el sabotaje en la fábrica de aguas de Noruega por parte de los aliados.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad