Distribución y evolución de la población española

La población española y su distribución

• La población de España se acerca a los 47,2 millones de habitantes, con una densidad media de 93,3 h. / Km2, una cifra inferior a la media de la Unión Europea, que es de 116 h. / Km2 .
• La población española se reparte de forma desigual:
– Las zonas de mayor densidad son la periferia peninsular y las áreas que hay cerca, la Comunidad de Madrid, el archipiélago balear y el canario y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.
– Las zonas con menor densidad de población son las del interior de la Península y, sobre todo, las zonas agrícolas de secano y las áreas de montaña.
• Las causas de esta distribución irregular de la población son producto del proceso desigual de desarrollo económico, que se situó preferentemente en las zonas litorales y en las ciudades, que es donde se han concentrado la mayoría de las actividades industriales y de los servicios, sobre todo el turismo.

La evolución de la población española

• La población española evolucionó según el modelo de transición demográfica de los países desarrollados, aunque empezó más tarde que en otros países europeos:
– Hasta el principio del siglo XX la natalidad y la mortalidad eran altas (fase de estabilidad demográfica).
– En el siglo XX la mortalidad empezó a bajar y la población aumentó considerablemente.
– A partir de 1975 la tasa de natalidad bajó casi hasta igualarse con la tasa de mortalidad. El crecimiento vegetativo era muy bajo.
• Actualmente la dinámica de la población española se caracteriza por estos hechos:
– El descenso de la natalidad. En España la tasa de fecundidad es de 1,38 hijos por mujer. Pero la llegada de población joven extranjera ha provocado un ligero aumento de la natalidad.
– El aumento de la esperanza de vida (85 años para las mujeres y 79 años para los hombres) crea un proceso de envejecimiento de la población. Como consecuencia, se prevé un aumento de la mortalidad.

Los movimientos migratorios en España

• La emigración española en tiempo pasado fue provocada por la necesidad de encontrar trabajo debido al crecimiento de la población y de la pobreza.
• La emigración española en América Latina fue masiva en la segunda mitad del siglo XIX, continuó en la primera mitad del XX y bajó tras la crisis de 1929.
• La emigración española hacia los países ricos e industrializados de Europa Occidental tuvo lugar hacia mediados del siglo XX. Fue una emigración de mano de obra agraria e industrial.
• A mediados del siglo XIX empezó un proceso de emigración interna, especialmente hacia Cataluña y el País Vasco, donde se desarrollaba la industria.
• La emigración interna masiva provocó un envejecimiento de la población a los puntos de origen y el crecimiento de las ciudades de destino.
• La emigración interna masiva provocó un envejecimiento de la población a los puntos de origen y el crecimiento de las ciudades de destino.
• La emigración española más reciente la forman personas jóvenes (25-35 años), muy cualificadas, que buscan trabajo en otros países ante la baja ocupación causada por la crisis económica que comenzó en 2008.

Envejecimiento de la población española

Envejecimiento de la población española

La inmigración extranjera en España

• A partir de 1990 el crecimiento económico hizo de España un país receptor de inmigrantes. Actualmente el 12,2% de la población española es extranjera, esto es, 5,7 millones de personas.
• La composición de la inmigración que llega a España se clasifica en tres grandes grupos: inmigración económica y laboral; inmigración de alto nivel profesional y estudiantes; e inmigración residencial.
• La inmigración tiene efectos positivos:
– Ha hecho posible el aumento de la población.
– Las aportaciones de los inmigrantes a la Seguridad Social contribuyen a pagar las pensiones.
– Permite disponer de mano de obra barata.
• La llegada de los inmigrantes también provoca nuevas problemáticas. Por eso hay muchas asociaciones que trabajan en pro de la interculturalidad.

La estructura de la población española

• La estructura demográfica de la población española comprende:
– La distribución por edad: jóvenes de hasta 15 años, 15,8%; adultos entre 16 y 64 años, 67,1%; y gente mayor de 65 años y más, 17,1%.
– La distribución por sexo: hay un mayor número de mujeres que de hombres.
• La estructura económica de la población española se refleja en la población activa, que representa más del 60% de la población total.
• La población ocupada por sectores económicos se distribuye entre el sector primario (4,3%), el secundario (23,1%) y el terciario (72,6%).
• La población en paro varía en función del sexo y la edad (afecta más a las mujeres y los más jóvenes). La falta de trabajo crea un grave problema social y vuelve a surgir la necesidad de tener que emigrar.
• La ley española contempla la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. A pesar de las metas que han alcanzado las mujeres, aunque existen diferencias de género.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad