¿De dónde vienen las alergias?

Es posible ser alérgico a un montón de cosas, por ejemplo, los cacahuetes y el polen, dos de las sustancias más comunes causar sensibilidad.

Las alergias por mucho tiempo han sido un misterio para la ciencia: ¿por que nuestro cuerpo no tolera cosas que son totalmente seguras?

Ahora, la ciencia ha dado un paso más para entenderlas. Un nuevo estudio publicado en la revista PLOS Computational Biology descubrió que ciertos compuestos que causan la alergia se asemejan a proteínas que se encuentran en los parásitos.

O sea, nuestras reacciones alérgicas son, en realidad, respuestas inmunes mal adaptadas: para proteger nuestros cuerpos atacan compuestos similares, aunque sean inofensivos.

La hipótesis sobre el origen de las alergias

Varias proteínas alimentarias y ambientales llamadas alérgenos son reconocidas por el anticuerpo de nuestro sistema inmunológico llamado inmunoglobulina E (IgE).

Esta parte del sistema inmunológico de los mamíferos evolucionó como un mecanismo de respuesta rápida para combatir artrópodos parásitos y gusanos llamados helmintos.

Si la respuesta de IgE fue diseñada para proporcionar una protección extra, y no para causar reacciones alérgicas, por que lo hace?

Los investigadores desarrollaron la teoría de que los alérgenos ambientales como el polen deben compartir propiedades moleculares fundamentales con los antígenos de los parásitos a los que el anticuerpo es orientado.

Para probar esto, un equipo liderado por Nidhi Tyagi del Instituto Europeo de Bioinformática analizó 2.712 antígenos conocidos del IgE contra un conjunto de datos de proteínas a partir de decenas de especies de helmintos y artrópodos parásitos.

Esto resultó en una lista de 2.445 proteínas parásitos que muestran similitud significativa tanto en secuencia como en la estructura de las proteínas alergénicas.

El equipo también midió las respuestas de anticuerpos recogidos de 222 personas de la aldea de Namoni en las orillas del Lago Victoria, en Uganda. En ese momento, la comunidad sufría de esquistosomiasis, causada por el gusano de Schistosoma mansoni. La sangre fue recogida inmediatamente antes del tratamiento y cinco semanas después.

Ellos descubrieron que una proteína llamada BetV1 – el alérgeno común en el polen – es objetivo del IgE en humanos infectados con esquistosomiasis.

Alergias

Alergias

Nueva definición de los alérgenos

Los alérgenos han sido definidos en la literatura bajo diversos criterios.

El nuevo estudio se suma a una de estas definiciones: las alergias son proteínas ambientales y alimentarios que son similares a las proteínas parásitos de las cuales el IgE combate.

Definiendo las moléculas de los alérgenos y comprendiendo su relación con la respuesta de IgE, los investigadores pueden ayudar a crear futuras imunoterapias para condiciones alérgicas.

Alergias: No dejes que tu gato entre en tu habitación

Piensátelo dos veces. La compañía de un gato puede ser gratificante, a veces los gatos son capaces de aprender a hacer trucos. Sus escamas (piel muerta) son un potente alérgeno que no deja indiferente a nadie. Algunos dueños de gatos deben ser separados de sus animales para evitar los síntomas tan desagradables de las alergias que les provocan.

No podemos predecir de antemano si la alergia se declarará o no, pero hay algunas vías para la evaluación de los riesgos. Por ejemplo, un estudio a gran escala llevado a cabo entre 1991 y 1993 mostró que 14138 asmáticos de 18.536 participantes (76%) tenían la inmunoglobulina E (IgE) específica para el gato, es decir, la fuente de los anticuerpos de la inflamación alérgica. Si la relación entre causa y efecto no es sistemática, esta cifra revela una fuerte tendencia a desarrollar síntomas de alergia.

Ahora, gracias a un estudio publicado en el Journal of Allergy and Clinical Inmunology dirigido por investigadores de la Universidad de Verona (Italia) se han descubierto nuevos factores de riesgo que hasta ahora no se tenían en cuenta..

Un estudio a escala europea

Esta vez la muestra era un poco menos consecuente, incluía a 6292 participantes de 20 a 44 años, procedentes de toda Europa, todos negativos al IgE específica de las escamas de gato en un primer análisis de sangre. El objetivo era repetir la prueba aproximadamente 9 años más tarde para comprobar, en cuales los datos hematológicos habían cambiado y por eso tenían una concentración elevada en los niveles de IgE.

Estornudo y alergias

El estornudo es una de las manifestaciones de la alergia. Se trata de una manera de deshacerse de las impurezas en el tracto respiratorio. © James Gathany / Dominio Público

Entre los miles de voluntarios, 4468 no tenían gato durante los dos controles, 473 sólo tenían gato durante la primera prueba, 651 compraro un gato durante la toma de muestras de sangre y 700 personas tenían gato durante las dos pruebas. También se tuvo en cuenta la capacidad de los gatos para llegar a la habitación, entre otros datos.

Si no metes al gato en tu habitación no hay alergia

En la segunda muestra de sangre, 231 sujetos (el 3,7%) se habían convertido en alérgicos a los gatos. En el análisis de todos los parámetros, los investigadores hicieron las siguientes observaciones:

  • las personas que se hicieron con un gato entre las dos fases eran dos veces más propensas a desarrollar alergias.
  • los que ya eran alérgicos a otras sustancias eran más propensos a manifestar síntomas de alergia.
  • las personas con asma o eczema desarrollaban alergias más fácilmente.
  • aquellos que han tenido un gato en la infancia, sin embargo, parecían mejor protegidos.
Gatito durmiendo

Los gatos parecen felices cuando duermen en la cama, pero pueden estar detrás de nuestras alergias. © Elfleda, Flickr, licencia creative commons by nc nd 2.0

Otro hallazgo llegó con las conclusiones. Aquellas personas que no dejaban entrar al gato al dormitorio no desarrollaban alergias. “Lo mejor que se puede hacer, afirma Andy Nish, uno de los autores del estudio, es dejar al gato fuera. Si regresa, sus escamas permanecerán en la casa durante meses. Lo mejor es no dejarlo entrar a la habitación y bañarlo una vez a la semana“. Yo ahora me pregunto si este hombre ha tenido gato y si lo ha intentado bañar alguna vez…

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad