¿Cómo se orientan las aves?

¿Cómo se orientan las aves?

Ya hace tiempo que tenemos conocimiento de los viajes migratorios de las aves. Muchas son las especies que, dejando su lugar de residencia, vuelan a otras zonas más propicias y de alguna manera más indicadas para su supervivencia. Pero, ¿nos hemos parado a pensar cómo saben las aves que dirección deben tomar para llegar hasta dichos territorios? ¿Hemos caído en que año tras año, y a través del vasto cielo …muchas especies alcanzan su nuevos hábitats de destino sin emplear mapas, brújulas o gps…?

Son muchas las teorías que intentan descifrar los mecanismos por los cuales los pájaros se orientan en el aire. Ya en el siglo XIX, se apuntaba a conceptos como los campos magnéticos terrestres. Pero algo más se ha investigado sobre ello.

Según estudios de la Universidad de Lund (Suecia), basados en un experimento sobre el sistema de navegación de las aves en las regiones árticas, los pájaros migradores poseen la habilidad de determinar la latitud. Esto se cree que les es posible gracias a información geomagnética y celeste.

¿Cómo se orientan las aves?
¿Cómo se orientan las aves?

Los campos electromagnéticos y las señales solares, toman también un gran valor para el sistema de orientación.

Para ser más exactos, la física cuántica nos ayudaría a resolver parte de este dilema ya que la incidencia del campo magnético terrestre sobre los electrones que aparecen en los iones más inestables de la retina del ave, crearía una respuesta química. Dicha respuesta es la que señalaría a los pájaros el camino al cual dirigirse, la que les informaría sobre el campo magnético. En las retinas de las aves migratorias, las moléculas encargadas de variar su química al entrar en contacto con un campo magnético se les denomina criptocromos.

Además, según el fisico Iannis Kominis (Depto. Física de la Universidad de Creta) todo este complejo proceso se lleva a cabo gracias al efecto “Zeno Cuántico o Cuántico Zeno”.

La magnetorrecepción aviar (habilidad de las aves para detectar campos magnéticos) también ha sido estudiada por los científicos alemanes. Biólogos de la Universidad de Oldenburg, en Alemania, demostraron que en cerebros de aves, en el momento de la captación magnética, la zona correspondiente al sistema visual se mostraba totalmente activa.

Se tienen también en cuenta para su desplazamiento los efectos de la luz polarizada. La luz solar polarizada por la atmósfera es detectada por las aves. También en las abejas tiene un importante papel (más aún que en las aves, ya que solo en ellas existen pruebas que evidencian su utilización como método de navegación) ya que les permite orientarse. Aun así, la luz polarizada no es el elemento fundamental para la orientación en los desplazamientos de los pájaros. Simplemente se cree es un buen método para hacer ajustar los demás sistemas de navegación. De la misma manera, se cree que la luz ultravioleta juega un papel de orientación en el vuelo (de ahí que se diga también que las aves no ven la luz polarizada realmente…solo que son capaces de percibir la intensidad y los matices de la luz)

Otros estudios han demostrado la relación entre la dirección del vuelo de los pájaros y las estrellas. Es por ello interesante saber como algunas aves se han perdido o desorientado en sus viajes durante noches donde las nubes impedían ver las estrellas.

También se ha hablado de la capacidad de seguir lineas costeras o cordilleras.

Son muchos los mecanismos y sistemas que hacen que las aves alcancen su destino. Pero no es sino la combinación de todos ellos el factor decisivo. Sin embargo, muchos de ellos no son más que especulaciones, pocos son los probados científicamente y otros, habiéndose repetido varias veces, han dado resultados diferentes.

Una incógnita más dentro del mundo natural.

Octavio

Blogger desde 2006. Experto en Marketing Online, Redes Sociales y Posicionamiento SEO. Psicólogo aficionado a la tecnología, el diseño y el periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

  1. Álvaro Alcalá dice:

    El plumaje también es un factor importante de detección de determinados niveles de temperatura y humedad, que consciente o inconscientemente buscan para sobrevivir. Los humectales son detectados pos las plumas, que tienen un comportamiento parecido a los electrodos de la máquina de la verdad, que junto al fino poder visual, finalmente viajan en lineas casi rectas para librarse de los posibles cambios de dirección del viento.

  2. Octavio dice:

    Genial aportación al artículo Álvaro. Muchas gracias.

  3. oegaghth menhgaergaerg dice:

    Según mis estudios científicos ,las aves rigen sus vueles según sus códigos genéticos,no saben lo que hacen,lo hacen según los factores y genes heredados de millones de años,sus genes se han ido perfeccionando ,seguro la temperatura del cielo,la humedad,la orientación y posición de la gran estrella nuestra el Sol ,y más parámetros hacen que ellos vuelan hacia dirección más favorable ,según la época y estación del año.lo que hace que el salón nada a cinco mil km buscando los ríos de Alaska .
    Si algún científico cogiera a varias aves y dejarlas bajo una jaula cinco años o más viviendo en la misma temperatura y humedad todo el año y ver sus descendencia sería capaz de migrar ,o se quedaría para siempre en el lugar .como ejemplo para investigar

Subir