¿Cómo recuperar la flora intestinal?

Es bastante común que algunas personas sufran con problemas digestivos, la mayoría de nosotros ya hemos pasado por eso y vamos a pasar por ello, probablemente, más veces en nuestra vida. Estos problemas se producen, generalmente, cuando hay un desequilibrio de nuestra flora intestinal, conocida también como disbiosis, lo que puede causar diarrea, o al contrario, estreñimiento, entre otros síntomas.

En esta ocasión te presentamos algunos consejos de como recuperar la flora intestinal, para que puedas evitar este problema o revertir sus síntomas.

¿Qué es la flora intestinal?

Aunque tal vez parezca sorprendente, en nuestros intestinos, naturalmente, hay millones de bacterias beneficiosas y necesarias para nuestro organismo, este grupo de bacterias se llama flora intestinal. Estas bacterias forman un ecosistema en armonía con nuestro cuerpo, ayudando al proceso de descomposición de los alimentos, ayudando a que los intestinos generen la materia fecal y a que la misma sea eliminada correctamente.

A veces un desequilibrio de la flora intestinal puede causar diarrea, estreñimiento e incluso algunos problemas más serios de salud. Cuidar y conservar intacta nuestra flora intestinal ayuda a prevenir enfermedades, como el cáncer de colon, enfermedades autoinmunes, alergias, hemorroides o problemas cardíacos.

La importancia de la flora intestinal va más allá de su actuación en el metabolismo y la función nutricional. El microbioma intestinal es vital para el funcionamiento del organismo de forma general, desempeñando una función importante en el sistema inmunológico, pero específicamente en la prevención y lucha contra las infecciones, que actúa como antibacteriano y protectora de la mucosa. En otras palabras, la flora intestinal está en la línea de frente de las defensas del cuerpo.

Como si no fuera suficiente, algunos estudios apuntan a que la flora todavía ejerce actuación en la prevención de algunas enfermedades neurológicas, tumores y además ayuda en la mejora de la apariencia de la piel, haciéndola más saludable.

Cuando la flora está equilibrada, aporta beneficios para la salud, cuando está en desequilibrio, puede traer algunas consecuencias graves para el organismo. Una de las consecuencias de esta es la colitis ulcerosa, una enfermedad intestinal crónica que se caracteriza por la presencia de una inflamación en el tracto digestivo, y que provoca dolores bastante fuertes en el tracto intestinal y, en general, en la región del vientre. Otro problema es el Síndrome del Intestino Irritable (SII), una condición que afecta el intestino y puede presentar síntomas como diarrea, estreñimiento, calambres, hinchazón abdominal y fuertes dolores en el vientre. De esta forma, la principal manera de evitar estos y otros problemas de salud es mediante el mantenimiento de una flora intestinal saludable.

¿Qué causa el desequilibrio de la flora intestinal?

Por varias razones, nuestra flora intestinal puede sufrir un desequilibrio, por ejemplo, por el uso frecuente de de antibióticos, que aunque pueden ser beneficiosos para otros problemas de salur, también pueden “barrer” con las bacterias beneficiosas que se encuentran en nuestro sistema digestivo. Otros motivos son una alimentación inadecuada (con exceso de grasa, picante, comida chatarra, productos químicos, etc.), algunas píldoras anticonceptivas, el estrés prolongado o la exposición a ciertas sustancias tóxicas.

El proceso de recuperación total de las bacterias intestinales tarda entre 4 y 8 semanas, aproximadamente; sin embargo, es importante que nosotros hagamos tratamientos adecuados para estabilizar de nuevo los niveles de bacterias, ya que esta condición puede favorecer la aparición de hongos y virus que pueden desencadenar peligrosas enfermedades intestinales.

Alimentos para restaurar la flora intestinal

Hay una serie de alimentos que favorecen el aumento de la flora bacteriana, estos alimentos son conocidos como “probióticos”. Estos alimentos fermentados tienen un número de microorganismos vivos que permanecen en nuestro intestino, ayudando a recuperar naturalmente nuestra flora intestinal. A continuación te presentamos algunos de los mejores alimentos que puedes consumir para restaurar la flora intestinal:

Yogur

Uno de los alimentos probióticos más comunes es el yogur. Para recuperar tu flora bacteriana, puedes comer cualquier tipo de yogur, sin embargo, opta por los que son enriquecidos con Lactobacillus GG, una bacteria específica para el tratamiento de esta condición.

Otros alimentos ricos en probióticos

Otros alimentos probióticos provienen principalmente de oriente, como el kéfir, sopa de miso, chucrut, alcachofas de Jerusalén, tempeh y microalgas como la Spirulina.

Otras opciones

Avena, miel, manzana, ciruela, zanahoria, apio, brócoli, pimientos, algunos quesos de pasta blandos, cítricos, soja, huevo, nueces, la leche de cabra y el chocolate amargo, entre otros alimentos.

Suplementos probióticos

Tambié puedes optar por consumir algunos suplementos probióticos, que vienen en forma de cápsulas, en polvo o líquido, y que también te ayudarán en el proceso de restablecimiento de la flora intestinal.

Algunas personas han mostrado cierta intolerancia a los alimentos probióticos, especialmente durante los primeros días de tratamiento, tales como vómitos, flatulencia o diarrea, pero que por lo general desaparecen después de dos o tres días. Si no toleras esos alimentos y no puedes recuperar tu flora bacteriana, debes consultar a un médico especialista para que te oriente y relice un diagnóstico preciso.

Algunos remedios caseros para restablecer la flora bacteriana

También existen un buen número de remedios caseros que podemos poner en práctica para restablecer nuestra flora intestinal de una mejor manera; por ejemplo:

Aceite de menta. Es uno de los mejores remedios naturales que existe no sólo para colaborar con la formación de una buena flora bacteriana, sino que también es excelente para eliminar las bacterias nocivas que se suelen instalar en el intestino.

Tónico de remolacha. Una bebida fermentada de remolacha que se llama kvass suele ser muy utilizada en los países de Europa del este cuando se necesita recuperar la flora intestinal y mejorar la digestión en líneas generales.

Chucrut de repollo o col. Es un fermentado delicioso lleno de probióticos y enzimas. Es perfecto para restablecer la flora y colaborar con una buena digestión.

El ajo y la cebolla. Puedes tomar un té de ajo y cebolla, o consumirlos; de preferencia crudos, y verás que mejora notablemente tu problema de desequilibrio de la flora intestinal. Son dos remedios ideales para este tipo de problemas, a pesar de que pueden ser un tanto fuertes. Tómalos siempre con abundante agua.

 

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies