¿Cómo contribuyen los automóviles convencionales con el cambio climático?

Una de las fuentes de producción de gas es la circulación de vehículos. Los motores de combustión que utilizan combustibles fósiles, generan una gran cantidad de dióxido de carbono, además de otros gases como el óxido de nitrógeno, compuestos de plomo, hidrocarburos no quemados, entre otros gases perjudicantes para la atmósfera.

Esta contaminación, además de producirse más al calentamiento global, provoca problemas cada vez más graves en la salud de los habitantes de las ciudades.

No todos los vehículos pueden producir los distintos tipos de contaminantes en la misma proporción, ya que depende mucho del tipo de motor que los vehículos tengan y si consumen gasolina o diesel.

Los vehículos de gasolina principalmente pueden emitir monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y compuestos de plomo.

Mientras que los vehículos que usan diesel emiten partículas sólidas que da lugar a los humos negros, hidrocarburos no quemados, óxidos de nitrógeno y procedente del azufre contenido en el combustible del vehículo.

¿Cómo contribuyen los automóviles convencionales con el cambio climático?

El cambio climático es uno de los grandes problemas ambientales en la actualidad. De acuerdo con diversos estudios, las áreas que son más vulnerables al calentamiento global son la agricultura, los bosques, el agua potable y las zonas costeras que son afectadas por una elevación del nivel del mar.

Grandes cosechas de plantas y diversidad de animales pudieran ser afectadas, modificando sus entornos y modificando la cantidad poblacional con respecto de estas especies.

El transporte es mayormente uno de los contribuyentes más resaltantes de gases de efecto invernadero en el mundo ya que tiende a aumentar sus emisiones progresivamente.

Transporte y cambio climático

Transporte y cambio climático

Transporte y cambio climático

Se estima que éste contribuye aproximadamente el 22% de las producciones globales de dióxido de carbono, aumentando al menos a un gran ritmo de 2.1% a nivel mundial y a 3.5% en los países en desarrollo.

De acuerdo a varios estudios hechos, el sector trasporte se divide en cuatro clases de vehículos: el trasporte aéreo, el transporte por vías, el transporte naval y el ferrocarril, donde el transporte por vías es el que presenta el mayor consumo de combustibles con un aumento del 24% en su consumo energético aproximadamente entre los períodos de 1990 a 2001.

Esto da como resultado la cantidad de varios gases contaminantes que puede producir diferentes tipos de vehículo por cada kilómetro que recorremos.

Los vehículos no solamente contribuyen con varias emisiones de gases de efecto invernadero, sino también, pueden producir gases que son altamente contaminantes locales o regionales que pueden afectan la salud de los habitantes y los ecosistemas.

Solución más factible

Solución a la contaminación provocada por los vehículos de motor

Solución a la contaminación provocada por los vehículos de motor

Una solución sería que la utilización de los vehículos reduzca, al menos si no se trata de vehículos eléctricos. Estos vehículos siempre contaminan a la atmósfera, por lo que resulta concienciar cada vez más de manera insistente la necesidad de reducir el número de vehículos y desplazamientos por este medio.

Sería necesario que las fuentes de energía de las que se alimentaran los vehículos eléctricos fueran renovables.

Ya con todo esto, solo podemos concluir una vez más en la necesidad de compartir coches para poder evitar el impacto del transporte personal en el clima.

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies