Características del bioplástico de almidón

Los bioplásticos de almidón, son los que se clasifican como “compostables”. Los plásticos compostables son una nueva generación de plásticos que son biodegradables; suelen derivarse de materiales naturales como el almidón, la celulosa, la proteína de soja y el ácido láctico. Además, su producción no produce elementos nocivos o tóxicos; y pueden descomponerse en agua y dióxido de carbón, al someterlos al proceso de producción de compostaje.

Actualmente, existe un número importante de resinas de plástico compostables disponibles en el mercado, y cada día este número va aumentando. El material más utilizado para la fabricación de bioplásticos compostables es el almidón de maíz, que se convierte en un polímero con propiedades similares a los productos regulares de plástico. Otras resinas compostables, provienen del almidón de papa, la proteína de soja, la celulosa y también de productos del petróleo. Es contra intuitivo pensar que las resinas compostables podrían provenir del petróleo, ya que los productos de plástico regulares vienen del petróleo y no son biodegradables.

La mayoría de las resinas compostables imitan a las propiedades del plástico. Diferentes resinas tienen propiedades diferentes, en cuanto a la resistencia de tensión, de impacto, barrera de oxígeno y resistencia general al calor. Una de las resinas compostables más importantes es el PLA, que tiene una resistencia al calor muy baja, en comparación con las demás resinas. Los bioplásticos toman diferentes cantidades de tiempo en degradarse completamente. Esto está condicionado por el material, y se deben descomponer en una entidad especializada para producir composta, donde se puedan alcanzar las altas temperaturas necesarias para degradar el material. Los términos biodegradable, degradable y compostable suelen usarse indiscriminadamente, aunque en realidad son diferentes y no todos los materiales se comportan de la misma manera.

Características de los bioplásticos

El plástico compostable es aquel que es capaz de pasar a través del proceso de la descomposición biológica, en una institución especializada de producción de composta; esto de manera que el plástico ya no sea visualmente reconocible y se desintegre en dióxido de carbón, compuestos inorgánicos y agua; además no deja residuos tóxicos. Según la “American Society for Testing & Materials” para que un plástico pueda ser llamado compostable debe cumplir con tres indicaciones. Estos son: debe poder biodegradarse al mismo nivel que la celulosa (papel regular), debe poder desintegrarse en la composta, y la biodegradación no debe producir ningún tipo de residuo tóxico.

Hablamos de los bioplásticos de almidón

Hablamos de los bioplásticos de almidón

Ahora, el plástico biodegradable es el que se degrada por la acción de los microorganismos naturales a lo largo de un período de tiempo extendido. Esta variedad de plástico, no requiere que sus residuos sean no-tóxicos al igual que no se considera la cantidad de tiempo que tarda en descomponerse. Finalmente, el plástico degradable es el que sufrirá eventualmente un cambio en su estructura química bajo condiciones ambientales específicas, lo que significará la pérdida de algunas propiedades y componentes. Estos plásticos no deben descomponerse necesariamente por acción natural de microorganismos, ni ningún otro criterio que se aplique para los plásticos biodegradables o compostables. Algunos productos se venden como biodegradables o compostables, para intentar atraer al público a su compra, cuando en realidad las personas no conocen la verdadera diferencia entre los términos.

Mas informacion sobre este tema

  • Deja tu comentario

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad