Biografía de Bill Gates

William Henry Gates III, Bill Gates para los amigos, nació el 28 de octubre de 1955. Con sus dos hermanas, fue hijo de un abogado de Seattle y una profesora, Mary Gates, que llegó a formar parte de la junta rectora de la Universidad de Washington y el consejo de administración de la United Way.

Nunca destacó en los estudios, a pesar de que sus padres intentaban motivarlo ofreciéndole veinticinco centavos por cada sobresaliente. “Yo sacaba unas notas terribles y mi hermana todo sobresalientes. Pero eso sólo fue hasta octavo, cuando ella descubrió a los chicos y empezó a conformarse con aprobar. Al mismo tiempo, la media de mis calificaciones subió de aprobado a notable. No quería que la gente pensara que yo era tonto“.

Bill Gates detenido por la policía

Bill Gates detenido por la policía

Realizó sus primeros programas informáticos a los trece años mientras estudiaba en la escuela privada de Lakeside. En décimo curso creó un programa para distribuir el horario de clases que le hacía coincidir con las chicas que le gustaban. Allí formó con Paul Allen, que sería su socio en Microsoft, y otros dos compañeros el Grupo de Programación de Lakeside.

Durante su estancia en la Universidad de Harvard, donde ingresó en 1973, desarrolló el lenguaje de programación BASIC destinado al primer ordenador personal, el MITS Altair, que él y Paul Allen ofrecieron a la compañía después de leer un artículo sobre la nueva máquina.

Bill Gates haciendo kayak

Bill Gates haciendo kayak

A los dieciséis años tuvo que cerrar su primera empresa cuando sus clientes descubrieron que estaba en manos de adolescentes, pero en 1975 creó Microsoft asociándose con Allen. Ambos creían que el Ordenador Personal, o PC, llegaría a ser una herramienta imprescindible en cualquier oficina y en cualquier hogar, y quisieron anticiparse a ello desarrollando software para este tipo de ordenador.

Sin haber logrado su licenciatura, Bill Gates abandonó Harvard a los veintiún años para dedicarse por entero a Microsoft, cuyo éxito se ha atribuido en gran medida a la capacidad de anticipación y perspicacia de su fundador. A lo largo de toda su existencia, y hasta el presente, Bill Gates se ha mantenido activo en tareas directivas y de planificación estratégica, lo cual sugiere a muchos observadores que quizá el destino de Microsoft se halle demasiado unido al de Bill Gates, algo no deseable en ninguna gran compañía.

Microsoft se trasladó desde Alburquerque, donde fue fundada, a Seattle en 1979. Allí acuerda con IBM el desarrollo de un nuevo sistema operativo para su nueva línea de Ordenadores Personales, y que aparecerá en 1981 con el nombre de MS-DOS. IBM cometió el histórico error de no exigirles exclusividad, y así pudieron vender el sistema a un precio competitivo a casi todas las marcas de ordenadores.

Por motivos de salud, Paul Allen abandona Microsoft y Bill Gates decide trabajar en el sector de las aplicaciones. Desarrolla un nuevo periférico, el Mouse, que le da la idea de una interface gráfica para el sistema operativo. Es el origen del Windows.

Bill Gates desayuna como cualquier otro humano

Bill Gates desayuna como cualquier otro humano

En 1986 Bill Gates y Paul Allen son ya millonarios, Microsoft tiene 1200 empleados y ya marca los standards del mercado informático. El lanzamiento de Windows 3.0 en mayo de 1990 supuso un éxito arrollador en el mercado, y Microsoft se convirtió en la primera empresa de software capaz de facturar más de mil millones de dólares en un solo año. En 1992, Gates recibió del entonces presidente George Bush el premio National Medal of Technology.

La empresa define su objetivo como desarrollar y perfeccionar el software para PC con la finalidad de hacerlo más efectivo, barato y accesible a los usuarios. Produce los sistemas operativos utilizados por casi el 90 % de los PC del mundo y actualmente ocupa un complejo de veinticinco edificios con veinte mil empleados.

La visión que Bill Gates tiene de la Sociedad de la Información es el tema central de “The Road Ahead“, el libro que en colaboración con Nathan Myhrvold, Jefe de Tecnología de Microsoft, y Peter Rinearson, publicó en 1995 con gran éxito en todo el mundo. Los beneficios del libro están destinados a una fundación de apoyo para los profesores que incorporan el PC en sus clases.

Bill Gates es aficionado a jugar al golf

Bill Gates es aficionado a jugar al golf

Su interés por la Biotecnología le ha llevado a participar en varias compañías relacionadas con esta especialidad. Asimismo ha fundado Corbis Corporation, dedicada a realizar un extenso archivo digital de arte y fotografía de todo el mundo, y participa en Teledesic, una compañía de telecomunicaciones destinada a establecer una red de satélites de baja órbita para proveer líneas de comunicación de banda ancha. También participa en el mercado de juegos asociado con Steven Spielberg en “Dreams Works Interactive” y “El banco en casa” con Emilio Botín, entre otras iniciativas.

La revista Forbes ha estimado su fortuna en más de 18.000 millones de dólares que lo sitúan el primero en la lista de los hombres más ricos del mundo.

Sin embargo ha afirmado que “es malo acostumbrarse a no vivir como la mayoría“. Por eso viste tejanos y zapatillas deportivas, viaja en avión en clase turista y en su modesto despacho no hay muebles caros ni de diseño.

Bill Gates destina ingentes cantidades de dinero a obras benéficas, en especial a la enseñanza de la nuevas tecnologías y ha manifestado públicamente que al cumplir los cincuenta años se retirará reservando diez millones de dólares para su familia y dedicando el resto a donaciones aún no determinadas.

Es un ávido lector que recuerda con orgullo que “cuando era pequeño leíamos libros durante el verano. En la escuela, en el ranking de lectores, desde el puesto número 2 hasta el 99 todas eran chicas. Yo era el número 1“.

Bill Gates conoció a Melinda French en un encuentro con la prensa de Manhattan. Ella trabajaba en la compañía y llegaría a ser una de las ejecutivas responsables del contenido interactivo. Se casaron en Hawai el uno de enero de 1994. Se cuenta que alquiló todo el hotel y todos los taxis para evitar ser molestado por periodistas y curiosos.

Le gusta conducir deprisa, aunque desde su matrimonio ha abandonado esta práctica en gran medida. De hecho, y aparte de las muchas multas que ha recibido por exceso de velocidad, esta fue la causa de su detención en 1977. El golf es otra de sus grandes aficiones, a la que actualmente dedica gran parte de su tiempo y su energía.

Melinda Gates en 2009

Melinda Gates en 2009

Ha invertido mucho dinero en la construcción de su casa, a orillas de la bahía de Seattle y en la que se combinan la más moderna tecnología con avanzadas pretensiones ecológicas. Planea incluirla en su legado como Museo de la Informática.

En 1996 nació su hija Jennifer Katharine, que ha sido interpretada como una de las mayores influencias en su vida y de la que se dice que ha sido capaz de hacerle cambiar y suavizar su carácter. El mismo afirma tener menos capacidad de trabajo, nada de pasar dos o tres noches sin dormir como hacía antes, e incluso de preocuparse más por la Humanidad en su conjunto y no únicamente desde el aspecto informático.

En Microsoft se dice que una de sus frases favoritas es “Eso que acabas de decir es la idea más estúpida que he oído en mi vida“. No son infrecuentes las discusiones a gritos que algunos interpretan como una prueba de la admiración de Bill Gates por las personas con las que trabaja.

Otros, en cambio, piensan que “no busca situaciones en las que ambas partes saldrán ganando. Por el contrario, para él el éxito no consiste tanto en mejorar uno mismo como en destruir a los demás“, como opina Rob Glaser, un antiguo ejecutivo de la compañía.

Gran parte de la popularidad que Bill Gates ha tenido se ha visto muy mermada precisamente a causa del que se juzga un exceso de competitividad en sus maniobras profesionales.

Se le acusa de haber matado la magia de Internet, el sentimiento de solidaridad por el que todos los internautas se sentían parte de un mismo proyecto de futuro, al convertir la red en uno más de sus negocios.

El cruento combate por el dominio de Internet, en que Microsoft compensó con sus casi ilimitados recursos su tardanza en advertir la importancia de las redes de comunicación, mostraron a la mayoría la que ahora consideran la verdadera cara de este gigante tan admirado.

Muchas pequeñas empresas, incapaces de competir contra un gigante como Microsoft, han sido sistemáticamente atacadas o directamente absorbidas hasta el punto de obligar a Bill Gates a tomar participaciones de Apple para evitar que su quiebra deje a Microsoft en una posición monopolística.

En opinión de los expertos, esta eliminación de pequeñas empresas puede suponer la eliminación de pequeños focos de investigación y desarrollo cuya actividad haga desarrollarse el mercado de la informática y las telecomunicaciones por vías alternativas a las que tenga en mente un único visionario.

Bill Gates

Bill Gates

Otro ejemplo que se maneja sobre sus maniobras monopolísticas es la manipulación que planea efectuar en el lenguaje Java desarrollado por Sun Mycrosistems para que en lugar de funcionar con cualquier plataforma y sistema operativo como sucede ahora, pueda operar únicamente con sistemas basados en Windows.

Este tipo de artimañas conduce en opinión de los expertos hacia el establecimiento de un monopolio, el mayor jamás imaginado en la historia, que domine los aspectos más importantes de la economía mundial, como son la Informática, las Telecomunicaciones y las Redes de Información y en virtud del cual una sola compañía pueda decidir lo que se produce, en qué cantidad, a qué precio… En suma, dominar el mundo.

La antigua admiración por Bill Gates ha dejado paso en ocasiones a una verdadera aversión por la que algunos le arrojan tartas a la cara, como sucedió el año pasado en Bélgica, pero cuya manifestación más extrema quizá sea atribuirle la consideración de Anticristo basándose en operaciones cabalísticas y predicciones del Apocalipsis y la vida de Daniel.

Equiparado con Adolf Hitler, Joseph Stalin y el Papa, Bill Gates sería la cuarta bestia, representante del poder del dinero cuya ambición es poner a todos los hombres, “pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos” una marca sin la cual “nadie pudiese comprar ni vender” (Apocalipsis 13:16).

Responder

Uso de cookies

Kerchak.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies