Ardipithecus ramidus

Los fósiles de Ardipithecus ramidus, descubiertos en 1992, han demostrado ser los de un homínido muy primitivo. Tanto es así que muchos científicos se han preguntado si se trataba efectivamente de un homínido.

Ardipithecus ramidus vivió hace 4.400.000 años, en el Plioceno.

Morfología del Ardipithecus ramidus

Los primeros descubrimientos fueron hechos en Etiopía, cerca de Aramis, no muy lejos de Hadar, donde encontramos muchos fósiles de Australopithecus afarensis.

Los restos fragmentarios consisten en 17 fósiles: hueso húmero derecho del brazo izquierdo, fragmentos de dientes, un pedazo de la mandíbula inferior y fragmentos de dos cráneos.

Cráneo de ardipithecus ramidus

Cráneo de ardipithecus ramidus

Esqueletos incompletos del Ardipithecus ramidus

Características del Ardipithecus ramidus

Sus principales características son:

  • Dientes muy parecidos a los de los simios
  • Caninos más fuertes que los del Australopithecus afarensis
  • Molares parecidos a los de Australopithecus afarensis sin ser alargados
  • Todos estos dientes tienen un esmalte fino (como los monos), mientras que hasta el momento todos los homínidos reconocidos como tal tienen un esmalte dental grueso
  • El esqueleto con brazo y antebrazo mezcla características de simios y de homínidos
  • El foramen magnum es avanzado y bajo

Ardipithecus ramidus: ¿homínido o mono?

Las diferencias entre Ardipithecus ramidus y las especies del género Australopithecus eran lo suficientemente grandes como para crear un nuevo género.

En el momento de su descubrimiento, aún no se habían encontrado Toumaï u Orrorin. El Ardipithecus ramidus fue durante un tiempo el antepasado más antiguo de nuestro linaje.

Diente de Ardipithecus ramidus

Diente de Ardipithecus ramidus

El descubrimiento del Ardipithecus ramidus todavía está siendo objeto de acalorados debates. De hecho, un esqueleto casi completo fue descubierto en 1994, pero ninguna descripción ha sido revelada.

Dudas sobre el Ardipithecus ramidus

¿El Ardipithecus ramidus es realmente un homínido que tiene características comunes con los simios? En efecto, el Ardipithecus ramidus tiene muchas características intermedias entre los simios y los Australopithecus afarensis, en particular, sus dientes.

¿Es posible que un gran simio hubiera desarrollado características más humanas?

¿Hay que considerar al Ardipithecus ramidus como el primer antepasado conocido de la estirpe de los grandes simios africanos?

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad