Ultrasonidos en el tratamiento del cáncer de próstata

Por primera vez, la terapia de ultrasonidos focalizados de alta densidad se ha utilizado en un ensayo clínico en pacientes con cáncer de próstata. Resultados: 95% de ellos no tenían más cáncer un año después del tratamiento, y sólo el 10% padeció los efectos secundarios adversos, frente al 50% en tiempos normales. Los resultados preliminares muy prometedores.

El cáncer de próstata es el cáncer más común en los hombres. También es la segunda causa de muerte por cáncer, algunas formas no son agresivas y los pacientes pueden vivir muchos años con el tumor sin necesidad de tratamiento o sin ningún tipo de síntomas. Para otros pacientes, existen tratamientos, basados principalmente en la radioterapia o la cirugía. Por desgracia, el tejido sano circundante (músculos y nervios) no se salvan y los efectos secundarios molestos pueden ocurrir: problemas de incontinencia, impotencia o disfunción eréctil.

Mientras tanto, los científicos trabajan para desarrollar nuevos métodos menos invasivos, pero igualmente eficaces. Este es por ejemplo el caso de los ultrasonidos focalizados de alta intensidad (HIFU en inglés), una técnica prometedora que hasta ahora no había sido probada en ensayos clínicos. Ahora esto ha cambiado, ya que los investigadores del University College de Londres han publicado los primeros resultados de sus ensayos en The Lancet Oncology.

próstata

Este esquema nos permite localizar la próstata, que se encuentra entre la vejiga (vejiga) y el recto. Ampliando la escala, se observa que rodea a la uretra. La próstata es una glándula cuya función principal es secretar el líquido seminal, importante componente del semen. © National Cander Institute, Wikipedia, DP

Ultrasonidos, nueva arma contra el cáncer de próstata

Entre junio de 2007 y junio de 2010, 41 hombres de edades comprendidas entre 45 y 80 años con cáncer de próstata en una etapa temprana probaron este método, desarrollado por más de 20 científicos franceses. La técnica consiste en el envío de ultrasonidos en áreas muy localizadas, no más grandes que un grano de arroz. Las células cancerosas son sometidas entonces a un calentamiento intenso de 80 a 90° C, que las destruye.

Resultado: un año después del tratamiento, ninguno de los candidatos presenta incontinencia, y el 89% no han conocido problemas de disfunción eréctil. Y lo mejor, el 95% de ellos no tenían tumor. La técnica parece eficiente y reduce el riesgo de manifestación de efectos secundarios adversos.

Los autores de este trabajo se muestran optimistas de que en un futuro no muy lejano, los ultrasonidos podrían llegar a ser muy utilizados, porque la técnica se puede repetir una o dos veces, sin inducir nuevos síntomas molestos.

El siguiente paso consiste en apoyar la eficacia de HIFU en una escala más grande, con un ensayo clínico aleatorizado. Aunque los resultados preliminares parecen alentadores, la generalización de la técnica no será tan rápida. El tamaño de esta primera fase del ensayo se reduce a alrededor de cuarenta personas, que serán seguidas durante un año. Es demasiado pronto para generalizar estos resultados a toda la población masculina…

cáncer de próstata células

Uno de cada siete hombres se desarrollará en su vida cáncer de próstata, y la gran mayoría de ellos no va a morir. En el 95% de los casos, el tumor es canceroso. Las terapias disponibles hasta el momento no cuidan lo suficiente al tejido sano circundante. Sin embargo, la técnica HIFU, propuesta en 1989, puede eliminar la gran mayoría de los efectos secundarios. © Annie Cavanagh, Wellcome Images, images.welcome.ac.uk, creative commons by nc nd 2.0

Más información

Focal therapy for localised unifocal and multifocal prostate cancer: a prospective development study

No hay comentarios