Kerchak | | | No hay comentarios

gordos

No estar satisfecho con nuestro peso conduciría a desarrollar malos hábitos, favoreciendo el hecho de aumentar de peso. © colros, Flickr, licencia Creative Commons by sa 2.0

Los alimentos grasos y azucarados preservan el sistema nervioso entérico, también conocido como segundo cerebro, y facilitan la obesidad. Esta patología es un flagelo a nivel internacional que afecta a más de mil millones de personas, sobre todo en los países desarrollados. La población desnutrida, según un informe que la Cruz Roja entregó en septiembre, es menos numerosa