Riesgo accidentes aumenta conduciendo tras turno de noche

La somnolencia experimentada por el personal médico que ha estado en turno de noche puede hacer que su conducción sea peligrosa, según indican un grupo de investigadores franceses. El primer estudio que utiliza pruebas de conducción simuladas entre el personal médico que regresaba a casa después de un turno de noche puso de manifiesto que, en condiciones de conducción monótona y similares a la experimentada en autovías o carreteras (autopistas), era más difícil para ellos mantenerse en línea recta mientras conducían de lo que era cuando no habían estado trabajando durante la noche. También tuvieron mayor dificultad para controlar su velocidad cuando conducían en condiciones monótonas.

Según Segolebe Arzalier-Daret, del Departamento de Anestesiología y Cuidados Intensivos, de Hospital Universitario de Caen, en Caen, afirmó en la conferencia anual de la Sociedad Europea de Anestesiología que espera que su investigación pueda aumentar la sensibilización del personal médico acerca de los peligros de conducir bajo los efectos de la privación del sueño.

La somnolencia al volante es un problema de salud pública en Francia, la primera causa de muerte en la red de autopistas en 2009, y es responsable de muchos accidentes de automóvil en las ciudades el mismo año. Ha habido una serie de campañas para promover el conocimiento de este problema, pero estas estadísticas nos muestran que hay un largo camino por recorrer“.

La doctora Arzalier-Daret y su equipo analizaron las habilidades de conducción de 30 alumnos de anestesia bajo la condición de falta de sueño (sleep-deprived condition) y después de una noche de sueño normal. Todas las pruebas se llevaron a cabo en un laboratorio de conducción simulada a las 8 de la mañana. Los participantes simularon una conducción de 15 minutos en condiciones urbanas, seguido por las condiciones monótonas de 60 minutos en la autopista. Luego, los investigadores analizaron los tiempos de reacción de los participantes, la velocidad media y el número de accidentes en condiciones urbanas, la desviación de la posición lateral (falta de mantenimiento a una línea recta) y las variaciones en la velocidad en las condiciones de autopista.

Somnolencia y apnea del sueño

Las víctimas de la apnea del sueño padecen somnolencia durante el día. © Maz Hewitt, Flicker, creative commons by nd 2.0

Hemos encontrado que hay diferencias en los resultados entre los que habían tenido un sueño normal y los que fueron privados de sueño debido a que trabajan durante la noche“, dice la doctora Arzalier-Daret. “En condiciones urbanas, con falta de sueño los conductores conducían a un promedio de 2 km por hora más lentos que los que había tenido una noche normal de sueño, tal vez porque eran conscientes de que sus habilidades de conducción podrían haberse visto afectados. La desviación lateral y las variaciones de velocidad fueron más significativas bajo la falta de sueño de los conductores en condiciones monótonas que en aquellos que habían dormido normalmente. Sabemos que las estadísticas oficiales, que los accidentes de tráfico tienen un pico entre las 8 y las 9 am de la mañana, lo que es especialmente preocupante para los alumnos que suelen terminar su turno alrededor de esta hora“.

Además de la privación de sueño aguda sufrida por los participantes en el estudio, el personal médico que se encuentra regularmente en turno noche a menudo sufre de privación crónica de sueño, dicen los investigadores. Sugieren que el personal del hospital debe tener la oportunidad de descansar en el hospital antes de conducir hasta su casa, especialmente si viven a más de 20 minutos.

Las diferencias en las habilidades de conducción entre los que tuvieron deprivación de sueño y los que no condujeron hasta después de 20 minutos (desviación lateral) y 30 minutos (velocidad),” la doctora Arzalier-Daret afirma, “creemos que el personal que permanece debería tener la posibilidad de tener el lugar de trabajo veinte minutos más y tener la posibilidad de descansar antes de coger el volante para irse a casa tras un cambio de turno de la noche“.

Beber un café entre media hora y una hora antes de conducir también ayuda a evitar la somnolencia, dicen los investigadores, lo más seguro de todo sería que los trabajadores se marcharan a casa obligatoriamente en taxi, como ocurre en algunos hospitales en los Estados Unidos. La reducción del número de horas de trabajo consecutivas, como ha ocurrido en Canadá, donde las horas nocturnas de servicio se han reducido de 24 a 16 también ayudaría, pero esto podría conducir a problemas de personal en un momento en que hay escasez.

Los fabricantes de automóviles y las autoridades en seguridad vial deberían desempeñar su papel, haciendo que los sistemas electrónicos alerten al conductor de que se está produciendo un movimiento lateral de su vehículo, el cambio de las marcas viales y la instalación de bandas emiten avisos sonoros cuando un conductor entra accidentalmente en el arcén“, dice la doctora Arzalier-Daret.

Aunque el estudio fue simulado, los investigadores creen que los resultados pueden ser replicados en la vida real. Los sujetos del estudio también completaron un cuestionario en el que el 13% dijeron que habían ido a dormir al volante después de su turno de noche, el 11% había tenido un accidente al salir de trabajo después de su turno, y el 6% atribuyó el accidente al hecho de tener sueño. El riesgo de quedarse dormido al volante está probablemente muy subestimado, ya que, aunque el episodio de sueño es muy breve, los conductores no siempre son conscientes de ello.

Personalmente, no me gusta conducir a casa después de trabajar en turno de noche, aunque vivo a sólo cinco minutos del hospital“, dice la doctora Arzalier-Daret. “Aunque nuestro estudio no mostró ninguna prueba definitiva de que la conducta de conducción se vio alterada en la ciudad, en lugar de en la autopista, sé que he conducido en modo piloto automático y ni siquiera recordaba nada sobre el viaje cuando llegué a casa. Y Los estudios epidemiológicos muestran que los accidentes mortales debido a la somnolencia ocurren principalmente en la ciudad y en trayectos cortos“.

Espero que nuestro trabajo ayude a aumentar la conciencia de los peligros de conducir cuando esté cansado, y que los empleadores de aquellos que tienen que trabajar turnos de noche tomen medidas para proteger a su personal de estos peligros“, concluye.

Más información:

Euroanaesthesia 2012, el Congreso Europeo de Anestesiología, tiene lugar del 9 al 12 de junio en el Palacio de Congresos de París. Un total de 807 abstracts se presentarán en el Congreso, y alrededor de 6000 delegados de más de 90 países del mundo asistirán a la cita.