Récord de deshielo en el planeta

El mes de septiembre es particularmente propicio para anotar récords en derretimiento del hielo del mar, ya que han pasado largos meses en un baño de agua caliente, expuestos al calor del sol y acariciados por los vientos cálidos. Este año, una vez más, es en septiembre, cuando el récord anual de deshielo en el planeta ha tenido lugar.

Pero esta vez, el récord no es solo del año; sino que es el récord de deshielo del planeta desde que se mide en cuatro años utilizando estimaciones realizadas con imágenes de satélite que revelan una superficie helada de 4,27 millones de kilómetros cuadrados. La semana pasada, el 8 de septiembre de 2011, la superficie del hielo era sólo 4.240.000 km2, según el Instituto de Física Ambiental de la Universidad de Bremen. Es gracias a dos radiómetros (AMSR y AMSR-E), instalados a bordo ADEOS-II (JAXA) y Aqua (NASA), gracias a los que los investigadores observaron la evolución del deshielo de manera continua.

Un récord puesto en entredicho

Sin embargo, los alemanes anunciaron que dicho registro es cuestionable ya que las cifras de la Japan Aerospace Exploration Agency (JAXA), indican un área de 4.540.000 km2, en 8 de septiembre. En cuanto a la NSIDC (National Snow and Ice Data Center), que también sigue la evolución del hielo, los resultados son idénticos a los de los japoneses, ya que los sistemas de computación son los mismos.

Estimación del tamaño del hielo según los cálculos de la Universidad de Bremen (izquierda) y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón. Un récord en deshielo para unos, pero no para otros

Estimación del tamaño del hielo según los cálculos de la Universidad de Bremen (izquierda) y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón. Un récord en deshielo para unos, pero no para otros. © JAXA y la Universidad de Bremen, DR

Pero lo que realmente es de récord es que estamos hablando de unos 300000 km2 (aproximadamente del tamaño de Italia), ¿no es importante? De todos modos, el hielo alcanza una superficie de nuevo ridículamente baja. ¿Por qué es preocupante? Debido al  albedo. El albedo es una medida de la reflectividad de los rayos de luz en una superficie. Cuando la luz llega a encontrarse con el hielo, de color blanco brillante, devuelve el 80% de los rayos de luz a la atmósfera. El agua que lo rodea, más oscura aún, sin embargo, no es capaz de devolver esa luz y absorbe una gran cantidad. Este es uno de los motivos por los que el planeta se calienta más rápido. Cuando la superficie del hielo disminuye – y por lo tanto aumenta la superficie del mar – más rayos de luz se absorben y calientan el agua y toda la región.

Arctic Intersection

La superficie del hielo del Ártico ha llegado a un mínimo de récord © US Ecological Survey, Flickr, cc by 2.0

Según los investigadores de la Universidad de Bremen, esta superficie es demasiado es demasiado grande para que esta disminución del hielo se explique únicamente por la variabilidad del clima. La responsabilidad antropogénica es innegable. Debido a que el albedo del Ártico sigue siendo un muy buen indicador del calentamiento global. En esta región, las temperaturas han aumentado dos veces más rápido que el promedio mundial durante los últimos cincuenta años.

La última vez que el Ártico estuvo sin nada de hielo debió ser durante el verano de la era Eemiense, hace unos 125000 años. Si la temperatura del aire sigue subiendo, llegará a un nivel comparable al de la temperatura del Eemiense por primera vez en 125000 años.