Kerchak | | Ciencia | No hay comentarios

Protozoos, espongiarios y celentéreos

Para facilitar el estudio de los seres vivos se ha tendido a reunirlos en grupos más o menos amplios dependiendo de su mayor o menor semejanza. Actualmente, estos grupos o categorías taxonómicas se dividen, de mayor a menor, en: Tronco, Clase, Orden, Familia, Género, Especie.

La especie, que es la categoría sistemática inferior, se define como el conjunto de individuos capaces de cruzarse entre sí y producir descendientes fértiles, al menos potencialmente.

invertebrados

Para nombrar cada ser vivo se acude a la nomenclatura binomial, formada por dos palabras en latín, la primera de las cuales se escribe con mayúscula y corresponde al nombre del género, mientras que la segunda, escrita con minúscula, es la correspondiente a la especie. Así, por ejemplo, el perro se denomina científicamente Canis familiaris, siendo Canis el nombre genérico y familiaris el específico.

Protozoos

Son seres unicelulares y microscópicos, dotados de movilidad, al menos durante algún período de su ciclo vital, y que se reproducen generalmente por escisión o gemación. A veces se pueden encontrar formando colonias, pero en las que cada individuo permanece independiente.

tipos de protozoos

1. Tripanosoma (flagelado); 2. Ameba (rizópodo); 3. Plasmodio dividiéndose (esporozoario); 4. Paramecio (ciliado).

Se dividen en cuatro clases:
Flagelados: protozoos provistos de uno o varios flagelos largos destinados a la locomoción. Incluyen todas las algas unicelulares, excepto las diatomeas, y algunos parásitos externos como son los tripanosomas (enfermedad del sueño), leishmanias (kala-azar), etc.

Rizópodos: protozoos que se desplazan por medio de prolongaciones del citoplasma (pseudópodos) y que después de efectuado el movimiento recuperan su forma normal. Están emparentados con el grupo anterior, existiendo formas intermedias que durante una parte de su vida se desplazan por pseudópodos y durante otra época por flagelos. Al grupo de los rizópodos pertenecen las amebas, que viven en las aguas estancadas, y los foraminíferos, que son marinos y llevan un caparazón calcáreo
perforado.

Esporozoarios: todos ellos parásitos internos, por lo que carecen de órganos de locomoción. Se reproducen muy rápidamente por esporulación. A este grupo pertenecen los plasmodios, parásitos de la sangre que originan el paludismo.

Ciliados o Infusorios: su locomoción se lleva a cabo mediante cilios o pestañas vibrátiles. Son acuáticos y tienen una es tructura muy compleja, pues poseen una boca o citostoma rodeada de cilios, unas vacuolas pulsátiles y dos núcleos, uno encargado de las funciones de nutrición y otro de las de reproducción. Dos ejemplos muy conocidos y frecuentes en las charcas y aguas estancadas son el paramecio y la vorticela (ésta se fija a las plantas mediante un largo y contráctil pedúnculo).

Metazoos

Se conoce por este nombre a todos los organismos animales constituidos por varias células, especializándose cada una de ellas o cada grupo en una función determinada.

Diblásticos: son los que se originan únicamente a partir de dos capas de células u hojas embrionarias. La capa de células más externa se llama ectodermo, la interna endodermo y la cavidad que queda entre ambas mesénquima.

Los metazoos diblásticos incluyen a los espongiarios, celentéreos y ctenóforos.

Triblásticos: se originan a partir de tres hojas embrionarias, una interna o endodermo, otra intermedia o mesodermo y una externa o ectodermo. Además de la cavidad primaria o mesénquima, aparece una cavidad secundaria llamada celoma.

Espongiarios

Animales pluricelulares sin simetría ni órganos definidos, pero con varios tipos de células especializadas en distintas funciones. Constituyen el grupo más primitivo dentro de los Metazoos. Su cuerpo tiene forma de saco, con una cavidad interna donde se realizan las funciones gástricas. La pared está perforada por multitud de poros inhalantes revestidos en su interior por células flageladas o coanocitos.

corte longitudinal de una esponja

Corte longitudinal de una esponja para estudiar su organización interna.

En la parte superior del saco se abre un poro mayor que los demás llamado ósculo. El esqueleto está formado por piezas aisladas o espículas, de naturaleza córnea, calcárea o silícea. Las esponjas se alimentan de las partículas orgánicas que lleva el agua en suspensión. El método que emplean para separar estas partículas es la filtración: mediante el movimiento del flagelo de los coanocitos el agua
penetra por los poros inhalantes, quedan retenidas las sustancias asimilables y el resto son expulsadas, junto con el agua, por el ósculo. Los espongiarios son animales acuáticos, generalmente marinos, que viven fijos a cualquier soporte sólido. En ocasiones varios individuos de la misma especie se agrupan formando una colonia.

Celentéreos o Cnidarios (medusas, hidras, corales…)

Animales acuáticos, generalmente marinos, cuyo cuerpo está reducido a una cavidad interna o gástrula, que comunica con el exterior a través de un solo orificio.

El cuerpo está formado por una doble capa de células: la externa o ectodermo y la interna o endodermo, esta última integrada por células con flagelo. Entre ambas se intercala una materia gelatinosa o mesoglea.

Alrededor del orificio buco-anal se desarrollan una serie de largos tentáculos revestidos de células urticantes llamadas nematocistos o cnidoblastos. Cada una de ellas está formada por una cavidad llena de líquido venenoso y un filamento enrollado. Cuando una presa roza la superficie del tentáculo, el filamento se desenrolla rápidamente y se clava en el animal inoculándole el veneno. La presa se introduce por la boca en la cavidad gastrovascular y allí se digiere.

Los celentéreos se pueden presentar en dos formas biológicas distintas: una sedentaria o pólipo y otra libre o medusa. El pólipo puede constar de un solo individuo o de varios reunidos formando una colonia y comunicados entre sí por canales por los que circula el alimento. La medusa tiene el cuerpo de forma acampanada y dividido en una parte más ancha o umbrela, de cuyo centro sale un tubo o manubrio rematado por los tentáculos que rodean la boca. En un mismo celentéreo se pueden presentar las dos formas biológicas en distintas fases del ciclo vital.

Los celentéreos o cnidarios se dividen en tres clases distintas:
Hidrozoos o Hidroideos: se presentan bajo las dos formas biológicas, pólipo y medusa. El primero suele reproducirse asexualmente por gemación, pudiendo quedar la yema unida al cuerpo del progenitor o desprenderse y vivir libremente en forma de medusa. Esta se reproduce sexualmente dando lugar a pólipos, que se fijan al sustrato. Un ejemplo de hidrozoo lo constituye la hidra de agua dulce.

Escifozoos: la cavidad gastrovascular se encuentra dividida por 4 tabiques radiales o septos, dispuestos de forma circular. Presentan formas pólipo y medusa. El primero es de vida corta dividiéndose al cabo de un tiempo mediante planos perpendiculares al eje (estrobilación); al final, todo el cuerpo del pólipo aparece segmentado en discos, que se desprenden y cada uno de ellos da lugar a una medusa. Ésta se reproduce sexualmente producien do, a partir de un huevo fecundado, una larva nadadora que posteriormente se fija y convierte en pólipo. Un ejemplo de escifozoo es la medusa Aurelia.

nematocisto

Estructura de un nematocisto o cnidoblasto.

Antozoos: se presentan únicamente en la forma pólipo. La cavidad gastrovascular se encuentra dividida por numerosos tabiques radiales que forman cámaras independientes. Pueden pre sentarse formas aisladas o coloniales. Estos últimos son los conocidos corales, en los que los pólipos desarrollan un esqueleto calizo que persiste aun cuando aquéllos hayan muerto.

Ctenóforos

Organismos transparentes, caracterizados por tener simetría bilateral y un órgano locomotor formado por cilios modificados y células especiales, los coloblastos.

No hay comentarios