Kerchak | | Salud | No hay comentarios

Privación del sueño conduce a niveles más altos de ansiedad

La falta de sueño puede conducir a niveles más altos de ansiedad, las exploraciones de resonancia magnética funcional muestran una elevada reactividad emocional en estados de pérdida de sueño, sobre todo en las personas con niveles más altos de ansiedad.

Una nueva investigación muestra que la privación de sueño aumenta notablemente el grado en que podemos anticipar eventos emocionales inminentes, especialmente entre las personas con ansiedad, que son especialmente vulnerables.

Dos características comunes de los trastornos de ansiedad son la pérdida de sueño y una amplificación de la respuesta emocional. Los resultados del nuevo estudio sugieren que estas características no pueden ser independientes una de otra, sino que interactúan.

problemas de insomnio

Los trastornos del sueño afectan a la salud, incluida la falta de concentración o aumento del riesgo de accidentes<. Pero tomar medicamentos para dormir también puede tener un grave impacto en la salud. © Phovoir

Los investigadores del Sleep and Neuroimaging Laboratory en la Universidad de California, Berkeley, han realizado resonancias magnéticas funcionales de exploración a 18 adultos sanos en dos sesiones diferentes, una después de haber dormido una noche normal y la segunda una después de una noche de privación de sueño. Durante ambas sesiones, los participantes fueron expuestos a una tarea emocional que implicó un período de previsión de una experiencia potencialmente negativa (una imagen visual desagradable) o de una experiencia potencialmente benigna (una imagen visual neutra).

Los escáneres fMRI demostraron que la privación del sueño amplifica significativamente la actividad anticipatoria en los centros emocionales del cerebro a nivel profundo, especialmente en la amígdala, una parte del cerebro asociada con la respuesta a las experiencias negativas y desagradables. En algunos de estos centros emocionales del cerebro, la privación del sueño habría provocado un aumento en la reacción anticipada de más de un 60 por ciento.

Además, los investigadores encontraron que la fuerza de este efecto de la privación del sueño se relaciona con ansiedad natural de los participantes. Aquellas personas que eran más ansiosos mostraron una mayor vulnerabilidad a los efectos agravantes de la falta de sueño. Los resultados sugieren que la ansiedad puede elevar significativamente la disfunción emocional y el riesgo asociado a la falta de sueño.

La anticipación es un proceso fundamental del cerebro, un mecanismo de supervivencia común en numerosas especies“, dijo Andrea Goldstein, autor principal del estudio y estudiante de postgrado en el Sleep and Neuroimaging Laboratory. “Nuestros resultados sugieren que una sola noche de pérdida de sueño altera significativamente el funcionamiento óptimo de este proceso esencial en el cerebro, especialmente entre los individuos ansiosos. Esto es tal vez más relevante que nunca teniendo en cuenta la continua erosión del tiempo de sueño que se sigue produciendo en la sociedad actual“.

Más información

Tired, anxious and expecting the worst: The impact of sleep deprivation and anxiety on emotional brain anticipation