Primer corazón artificial para niños permitido en los EE.UU.

Aunque los casos de insuficiencia cardiaca o de malformación congénita en los niños son raros, no hay muchos corazones para hacer trasplantes a los que lo necesitan. En promedio, un bebé debe esperar 120 días en Estados Unidos para beneficiarse de un músculo cardiaco funcional. Por desgracia, los recién nacidos no sobreviven al quinto día.

Los corazones artificiales existentes para adultos son demasiado grandes, hacía falta un modelo en miniatura adecuado para los niños más pequeños. Esta es la razón de que la autorización emitida por la FDA despertara tanto interés. Una empresa alemana, Berlin Heart, ha visto como su modelo denominado Excor Pediatric se ha convertido en el primer sistema de apoyo circulatorio mecánico pulsátil para niños. En otras palabras, el primer corazón artificial para niños provisional.

Existen diferentes formatos para adaptarse a la edad del niño, se componen de una o dos bombas para reemplazar la función cardíaca, así como muchos tipos de tubos para la conexión de los equipos a las arterias y venas. Puede ser utilizado desde la infancia hasta la adolescencia, pero el modelo más grande no es suficiente para un adulto.

El corazón artificial para niños Excor Pediatric en funcionamiento. Finalmente, los niños estadounidenses podrán recibir un músculo cardiaco temporal que les permita esperar el trasplante salvador. Como ya existe en Europa y Canadá. © BerlinHeartGmbH / YouTube

Un corazón artificial para 4000 pequeños de Estados Unidos cada año

El estudio de evaluación se llevó a cabo en 48 pacientes jóvenes con insuficiencia cardíaca. Se demostró entonces que este nuevo producto permite aumentar la supervivencia de los pacientes en comparación con el antiguo sistema, aumentando así sus posibilidades de sobrevivir hasta que llegue la oportunidad de realizar un trasplante de corazón.

El método utilizado hasta ahora, llamado oxigenación por membrana extracorpórea, consistía en desviar una parte de la sangre en una máquina que re-oxigenaba y bombeaba sangre. Más allá de la tasa de supervivencia, que parece ser menor con este mecanismo, también es una cuestión de practicidad: el Excor Pediatric debe ser colocado dentro del cuerpo, como un corazón verdadero, y por lo tanto requiere muchos menos problemas logísticos.

La comunidad médica está muy contenta con este desarrollo. “Es un hito para los niños con insuficiencia cardiaca” aprecia Charles Fraser, jefe del departamento de Cirugía Cardíaca del Hospital Infantil de Texas. “Ahora podemos ofrecer este dispositivo para salvar vidas y ayudar a los niños que no tendrían la oportunidad de sobrevivir a la espera del trasplante“.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta máquina no sustituye a largo plazo al músculo cardíaco, pero es eficaz para la paliación de los pacientes que requieren una solución más permanente. Aunque su interés es real, su utilización está limitado en el tiempo.

Bebés con malformaciones cardíacas. El corazón artificial para niños puede salvar vidas.

Los recién nacidos americanos con algún tipo de malformación cardíaca se pueden beneficiar del corazón artificial para niños. Los hospitales creen que 4000 pacientes podrían beneficiarse del sistema cada año. © Neil Coleman, Flickr, licencia creative commons by nc sa 2.0