La Prehistoria en la península

El hombre hace su aparición en el planeta en la Era Cuaternaria. Diversos hallazgos neardenthalenses demuestran que la península ibérica estuvo poblada desde los comienzos de la Humanidad. Los primeros pasos del hombre sobre la Tierra es lo que llamamos Prehistoria. Nosotros hablamos de la Prehistoria en la Península. Este período se divide en:

Paleolítico:
-Inferior.
-Medio o Musteriense.
-Superior.
Mesolítico o Epipaleolítico.
Neolítico.
Edad de los Metales:
– Edad del Bronce.
– Edad del Hierro.

pintura rupestre prehistoria

Paleolítico

Es el período más largo de la Prehistoria, abarcando, aproximadamente, desde el año 600000 a. C. hasta el 6000 a. C. El hombre paleolítico vive de la recolección de frutos silvestres y de la caza, de ahí su dependencia de la climatología (téngase en cuenta que durante el Cuaternario se produjeron glaciaciones) y del medio natural. El hombre de este período es nómada,aunque se mantiene dentro de unas áreas limitadas, lo que explicaría unas culturas regionales, bien localizadas y diferenciadas unas de otras.

El Paleolítico se subdivide en tres grandes períodos:
El Paleolítico Inferior, étnicamente, está habitado por el pitecántropus. Tipológicamente se distinguen dos culturas: la Pebble culture, o cultura de cantos trabajados, y la Achelense, de la que quedan yacimientos importantes en las terrazas de los ríos Guadiana y Tajo. En estos puntos se han encontrado bifaces o hachas de mano trabajadas por las dos caras, lascas, raederas, buriles y restos de algunos animales. Durante este período, todos los objetos de piedra utilizados fueron realizados mediante la talla y el retoque, sin proceso de pulido.

El Paleolítico Medio o Musteriense se caracteriza por una mayor relación con Europa y por la aparición del hombre de Neardenthal, habiéndose hallado algunos restos en Bañolas y Gibraltar. Los elementos utilizados son más pequeños y menos toscos que en el período anterior con una técnica denominada Levallois. Existen algunos yacimientos en las terrazas en la zona alta del Jabalón y del río Tajo.

El Paleolítico Superior comenzaria alrededor del 30000 a. C. El Homo sapiens es el poblador de la península en esta última fase. Los contactos con pobladores de otras regiones de bieron ser intensos por la difusión de técnicas y descubrimientos. Comienzan a utilizarse materiales como el hueso y el asta. Los hombres de este período tenían un gran sentido religioso, practicaban el culto a los muertos y la magia. Desde este punto de vista, podemos considerar el arte paleolítico en dos zonas artísticas claramente diferenciadas: la cantábrica y la levantina.

La primera tiene un marcado sentido naturalista, con pinturas polícromas en rojo, negro y ocre. Las representaciones, por regla general, son de animales aislados, a veces con figuras superpuestas. Las representaciones más caracteristicas de esta etapa son las de la cueva de la Pasiega, El Castillo, San Román de Candamo, Pindal y, sobre todo, las de Altamira, en Santander.

La pintura de la zona de Levante es posterior. No se encuentra en cuevas, sino al aire libre, en abrigos naturales. A diferencia de la anterior, es monocroma y de carácter narrativo: escenas de caza, de guerra, etc. Resalta la estilización de sus figuras. Se encuentran en Alpera, cueva de la Araña, Morella, Gasulla, etc. Ya en el período Mesolítico aparecen más al norte, en Cogull (Lérida), El Navazo (Teruel) y en cueva Remigia (Castellón).

Neolítico

Esta época supuso una auténtica revolución respecto a la anterior. El hombre se sedentariza, ya que pasa de recolector oca sional de frutos silvestres a agricultor. Esto trajo consigo el arraigo a una tierra, vivienda fija, exigencia de un nuevo utillaje y un ajuar doméstico. Con todo ello el trabajo se diversifica y aparece la propiedad privada. Este conjunto de transformaciones da paso a la formación de las ciudades y del poder político, que se localizan en el sur de la península hacia el año 4500 a. C.

En este período hallamos tres culturas: la de Almería, la más antigua; la cultura de los Millares, que destaca por sus construcciones megalíticas de las cuevas de Menga y El Romeral, ligadas a la religión y a los ritos funerarios. En los Millares aparece la cultura del Vaso campaniforme, pieza de cerámica en forma de campana invertida con decoración geométrica que llegó a extenderse por toda Europa. La tercera es la cultura de El Argar (Murcia).

mapa prehistoria españa

Edad de Los Metales

La gran novedad es la utilización de los metales. El hombre se organiza socialmente en poblados fortificados, con cabañas circulares. Los enterramientos pasan de ser colectivos a ser individuales, como aparece en El Argar.

Al final del Bronce se desarrolla en La Mancha una arquitectura megalítica consistente en círculos concéntricos acotados por grandes muros de piedra, las llamadas Motillas, y las Morras, poblados en alto con defensas naturales. A partir de este momento comienza la verdadera historia de España, aunque para su conocimiento debamos seguir basándonos en la Arqueología y en la Epigrafía, así como en algunos documentos de la época romana.